¿Cómo se deciden las primas que pagas por tu seguro de vida?

¿Cómo se deciden las primas que pagas por tu seguro de vida?
Qué factores determinan el precio de una póliza de seguros | Foto: GETTY IMAGES

Es la única cosa que todos los seguros de vidatienen en común: las primas, el precio que pagas por ellos, el dinero a cambio del cual se consigue la cobertura. Hay primas altas, bajas, fijas, cambiantes… Pero, ¿cómo decide la aseguradora cuánto cuesta tu seguro de vida?

En este artículo revisamos los principales factores que influyen en las primas que pagas por tener un seguro de vida. Sigue leyendo para saber cuáles son los elementos y condicionantes que determinan lo que vas a pagar en forma de primas.

¿Cómo se deciden las primas que pagas por tu seguro de vida? Qué vas a encontrar en este artículo

Factores personales que influyen en las primas de los seguros de vida

Si tienes uno pensando en comprar un seguro de vida, ya sabes lo que te espera: pagar primas a cambio de una cobertura y unas prestaciones determinadas. Esas primas o cuotas pueden adoptar muchas formas: mensuales, semestrales, anuales, primas únicas… Pero siempre hay que pagarlas, porque en cuanto dejas de hacerlo, tu seguro caduca.

Y si has pedido cotizaciones a diferentes compañías de seguros de vida, también sabrás que esas primas varían mucho de unas a otras. ¿Por qué motivos se producen esas variaciones?

Hay muchas razones para explicar esa variedad de precios. Unas tiene que ver contigo: tus condiciones vitales, de salud, económicas… Otras dependen del tipo de seguro de vida que te interesa. Veamos los factores personales más importantes para calcular el precio de las primas de un seguro de vida.

  • Edad. Es muy simple: cuanto más joven seas al momento de suscribir tu póliza de vida, más baratas serán las primas que pagues por ella. Eso no quiere decir que no se pueda conseguir un seguro cuando se es mayor: hay incluso seguros de vida para personas de más de 80 años, pero recuerda que cada año que cumples pagas más.
  • Género. Las mujeres pagan un poco menos. Esto se debe a que tienen una esperanza de vida más larga y, por tanto, el riesgo que asume la aseguradora al brindarle una póliza es más bajo. Por tanto, sus primas serán más bajas.
  • Peso. El sobrepeso, uno de los grandes males de la población estadounidense, es un factor importante, porque las personas que lo padecen son propensas a sufrir enfermedades graves, especialmente coronarias. Por eso, un peso elevado influye negativamente en el cálculo de las primas.
  • Estado de salud. Si el peso importa, el estado general de salud es fundamental para determinar las primas. En el proceso de calificación para el seguro de vida, la compañía querrá saber si padeces enfermedades graves o si tienes alguna condición médica severa.
  • Historial médico familiar. Al igual que tu salud, la de tus padres, hermanos y parientes cercanos también influyen. Si en el historial médico de tu familia hay presencia de enfermedades graves, podría influir negativamente en el precio de tus primas.
  • Actividad laboral. Aunque es un factor que pierde importancia en la calificación, tu actividad laboral sigue teniendo peso en las primas. Si tu trabajo es de riesgo, ya no te impedirá acceder a la cobertura, pero sí es posible que encarezca tus primas.
  • Hábitos de consumo de tabaco, alcohol o drogas. Las dependencias de alcohol, drogas o alcohol son uno de los factores más importantes. En muchos casos, pueden impedir el acceso al seguro, especialmente en caso de consumo de drogas. Y, en general, puesto que alcohol y tabaco son riesgos para la salud, contribuirán a que tus primas sean más elevadas.
  • Estado civil. Las personas casadas pueden obtener mejores cuotas en sus pólizas, porque pueden contratar seguros conjuntos que les permitan ahorrar dinero.
  • Estilo de vida y hobbies. Antiguamente, las aficiones de riesgo eran un factor clave para lograr un seguro de vida. Hoy ya no suponen una barrera de acceso, pero sí que contribuyen a determinar el precio de la prima.
  • Historial penal o criminal. Estar en libertad condicional o haber estado mucho tiempo en prisión por algún acto criminal pueden ser factores que emporen tus perspectivas a la hora de lograr un seguro de vida a un precio razonable.
  • Historial de tráfico. Las compañías de seguros tienen muy en cuenta tu actitud como conductor. Si acumulas accidentes y sanciones graves, es posible que te denieguen el seguro o que, al menos, te hagan pagar más por él.
  • Viajes al extranjero. Si viajas a menudo al extranjero, la compañía de seguros querrá saber cuánto y a dónde. Hay países donde los riesgos se disparan, por lo que es posible que eso condicione el precio de tus primas.

Cómo influye el tipo de seguro de vida en la prima que vas a pagar

Además de tus circunstancias personales, hay factores que afectan al precio de las primas de los seguros de vida que tienen que ver exclusivamente con las condiciones de los propios seguros. Los principales son estos:

  • Tipo de póliza de seguro. No todos los seguros cuestan lo mismo. Los hay muy caros y los hay muy baratos. Por ejemplo, los seguros de vida permanentes (pueden ser seguros ordinarios de vida o tradicionales, universal, variable y universal-variable) son más caros porque ofrecen mejores coberturas y prestaciones de ahorro en forma de valor en efectivo. Por su lado, los seguros de vida temporales tienen primas más bajas porque su vigencia está limitada en el tiempo y los riesgos son más bajos. Sin embargo, hay seguros que son caros por los riesgos altos que asumen, como los de aceptación garantizada y los de de emisión simplificada. En general, los seguros de vida sin examen médico siempre son más caros, porque la aseguradora no tiene en cuenta tu condición médica al concedértelo y eso hace que se proteja cobrando primas más elevadas.
  • Periodicidad. A la hora de elegir tu seguro, puedes determinar cómo quieres pagar las primas. Lo más habitual es pagar primas mensuales, pero también puedes elegir primas mensuales, primas anuales o lo que se denomina seguros de prima única ace, que se pagan de una sola vez. Esta opción puede parecer cara, porque hay que depositar una suma muy elevada, pero a la vuelta de los muchos años que puede suponer la vigencia de un seguro, te darás cuenta de que has ahorrado dinero, porque en este caso la inflación siempre juega a tu favor.
  • Duración del seguro. La cantidad de años que estén en vigor un seguro hace que las primas sean más o menos caras. Los seguros temporales son más baratos porque su duración está limitada a unos años concretos. Y dentro de los seguros de vida temporales, siempre será más barato uno a 5 años que uno a 30.
  • Cobertura. El último factor que influye en el precio de tu prima de seguro de vida es, quizá, el más importante de todos. Se trata de la cobertura, la cantidad de dinero que quieres que reciban tus beneficiarios si falleces. Es sencillo: cuanta más cobertura quieras, más elevadas serán las primas que pagues por ella.

¿Cómo puedo pagar primas más bajas en mi seguro de vida?

Con toda esta información, ya sabes cómo determina la aseguradora las primas de un seguro de vida. Si estás pensando en contratar uno, puedes trabajar sobre estos conceptos y conseguir mejores cuotas mensuales.

Reducir el costo de tu seguro de vida puede ser fácil si sabes cómo hacerlo. Te damos algunos consejos que te ayudarán con un poco de esfuerzo.

  • Contrata pronto. No esperes. Si puedes contratar tu seguro de vida siendo todavía adolescente, mejor. Recuerda que existen incluso seguros de vida para niños.
  • Deja de fumar y de beber. Abandona esos hábitos por lo menos durante los tres meses previos a contratar el seguro.
  • Limpia tu historial de tráfico. Las multas y las infracciones de tráfico se conservan durante un tiempo. Intenta acudir a solicitar tu seguro de vida cuando tu historial esté lo más limpio posible.
  • Cuida tu salud y pierde peso. Si logras reducir sensiblemente tu precio, tus primas serán mejores. Y si acudes al proceso de calificaciónen un buen momento de salud, también tendrás ventajas.
  • Compara y pide cotizaciones. Cuanto más compares, más fácil te resultará encontrar un seguro a mejor precio. Pide muchas cotizaciones antes de decidirte por una opción.
  • Contrata solo lo que necesitas. Revisa bien la póliza y no incluyas en ella nada que no te haga falta. Solo servirá para encarecer tus primas.
  • Paga anualmente o en un pago único. Cuanto más agrupes las primas, más baratas resultarán a largo plazo. Piensa que 10.000 dólares de hoy serán algo mucho menos significativo dentro de 25 ó 30 años.

Ahora ya sabes cómo hacen las aseguradoras para determinar las primas que vas a pagar por tu seguro de vida. Utiliza esta información sabiamente y ahorra todo lo que puedas en tu póliza de vida. Si quieres más información, acude a tu agente de seguros y pídele todos los detalles.

Comparte tu opinión