Luteina

Luteina

¿Qué es?:

La luteína es un tipo de vitamina llamado carotenoide. Está relacionada con el betacaroteno y la vitamina A. Los alimentos ricos en luteína incluyen el brócoli, la espinaca, el pimiento anaranjado, el kiwi, las uvas, el jugo de naranja, las calabacitas y el zapallo. La absorción de la luteína es mayor cuando se toma con una comida alta en grasas.

Muchas personas consideran la luteína como la “vitamina de los ojos”. La usan para prevenir enfermedades a los ojos incluyendo la degeneración macular senil (DMS), las cataratas, tensión ocular, una condición hereditaria que causa pérdida de la visión (choroideremia) y cierto tipo de enfermedad en los ojos que afecta la retina (la retinitis pigmentosa).

Algunas personas también la usan para la prevención de diversos cánceres, la diabetes de tipo 2, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la enfermedad Parkinson, la función cognitiva, la presión arterial alta durante el embarazo (preclampsia) y las enfermedades del corazón. La luteína también ha sido usada para prevenir complicaciones en bebés que nacen prematuros y con bajo peso.

Muchas multivitaminas contienen luteína. Generalmente proporcionan la cantidad relativamente pequeña de 0,25 mg de luteína por tableta.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Carencia de luteína. La ingesta de luteína previene la carencia de luteína.

¿Cómo funciona?:

La luteína es uno de los dos principales carotenoides que se encuentran como un pigmento de color en el ojo humano (en la mácula y la retina). Se piensa que actúa como un filtro de luz, protegiendo a los tejidos de los ojos de ser dañados por la luz solar.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La luteína es PROBABLEMENTE SEGURA cuando se lo ingiere de manera apropiada. Parece ser segura la ingesta de 6.9-11.7 mg/día de luteína como parte de la dieta. Se ha informado un uso seguro de los suplementos de luteína en dosis de hasta 15 gramos durante hasta un máximo de dos años. La ingesta de hasta 20 mg de luteína en la dieta y los suplementos parece ser segura.

Niños: La luteína ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se usa de manera apropiada. Se usó de manera segura un producto específico (LUTEINofta, SOOFT Italia SpA) que contiene luteína en bebés durante 36 semanas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La mandarina ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se las ingiere en cantidades que comúnmente se encuentran en los alimentos.

Fibrosis quística: Las personas con fibrosis quística podría no absorber correctamente ciertos carotenoides de los alimentos y a menudo presentar bajos niveles de luteína. La cantidad de suplementos de luteína absorbida por el cuerpo podría también disminuir en personas con fibrosis quística.

Cáncer de piel: Existe cierta inquietud de que los altos niveles de luteína en la sangre están vinculados con un leve aumento del riesgo de cáncer de piel en personas que también tienen antecedentes de cáncer de piel.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Beta-caroteno

El usar beta-caroteno junto con luteína puede disminuir la cantidad de luteína que el cuerpo puede absorber. La luteína puede disminuir o aumentar la cantidad de beta-caroteno que el cuerpo puede absorber.

Vitamina E

La ingesta de suplementos de luteína podría disminuir la cantidad de vitamina E absorbida por el cuerpo. En teoría, la ingesta de luteína y vitamina E juntas podría reducir la efectividad de la vitamina E.

¿Existen interacciones con alimentos?:

El usar el substituto de grasa Olestra disminuye la concentración de luteína en la sangre en las personas sanas.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Para una enfermedad en los ojos llamada degeneración macular relacionada con la edad (DMRE): Para prevenir la DMRE, se usó aproximadamente 6-12 mg de luteína por día, ya sea en la dieta o los suplementos. Para reducir los síntomas de la DMRE, se usó 10-20 mg por día. Para reducir los síntomas, se usó 10-12 mg de luteína por día.
  • Cataratas: Para prevenir las cataratas, se usó aproximadamente 6-12 mg de luteína por día, ya sea en la dieta o en los suplementos. Para reducir los síntomas, se usó 15 mg de luteína 3 veces por semana o 10 mg de luteína más 2 mg de zeaxantina por día.
Hay 44 mg de luteína por taza de col rizada cocida, 26 mg por taza de espinaca cocida y 3 mg por taza de brócoli.

Otros nombres:

All-E-Lutein, All-E-Zeaxanthin, All-E-3'-dehydro-lutein, Beta,epsilon-carotene-3,3'-diol, Carotenoid, Caroténoïde, E-Lutein, Luteina, Lutéine, Lutéine Synthétique, Synthetic Lutein, Xanthophyll, Xanthophylle, Zeaxanthin, Zéaxanthine.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión