Recetas para preparar batidos detox en casa

Recetas para preparar batidos detox en casa
No es lo mismo beber batidos depurativos con cierta regularidad, que incorporar una dieta detox. | Foto: ISTOCK

En los últimos años los batidos detox han cobrado popularidad, ya que se muestran como opciones rápidas y sencillas para eliminar impurezas y toxinas, e incorporar nutrientes esenciales. Aquí te presentamos recetas para que puedas prepararlos en casa:

En primer lugar, es necesario señalar que no es lo mismo beber batidos depurativos con cierta regularidad, para incorporar vitaminas, proteínas y minerales, a la vez que se favorece la salud hepática e intestinal, que incorporar una dieta detox.

Si bien estas dietas de desintoxicación pueden variar, normalmente incluyen un período de ayuno, seguido por un estricto consumo de vegetales crudos, frutas, batidos, agua, semillas y granos. Algunas incluso recomiendan el uso de hierbas y otros suplementos junto con la limpieza de colon (mediante enemas) para vaciar los intestinos.

Con esto se buscaría obtener de forma rápida y sencilla distintos beneficios, desde eliminar toxinas, combatir la retención de líquidos y regular el tránsito intestinal, hasta rehidratarla piel, aumentar la vitalidad, lograr un mejor sueño y bajar de peso. Sin embargo, la evidencia científica que respalda a este tipo de dietas es escasa o muchas veces contradictoria.

Si bien algunas personas reportan sentirse más concentradas y enérgicas durante y después de las dietas de desintoxicación, los expertos advierten que esto podría deberse a que se suprimen los alimentos procesados ricos en calorías.

Otro aspecto que resaltan los profesionales es que nuestros órganos son eficaces para filtrar y eliminar la mayoría de las toxinas ingeridas, sin necesidad de recurrir a ese tipo de alimentación.

Lo cierto es que no existen soluciones mágicas, pero puedes complementar los siguientes batidos con una dieta equilibrada, ejercicio regular, sueño suficiente y realizando los controles médicos recomendados para cuidar tu salud, promover una desintoxicación saludable y aumentar tu bienestar:


Kale y aguacate

  • 30 gramos (g.) de kale.
  • Medio aguacate pisado.
  • Una mandarina pelada.
  • 2 o 3 cucharadas de almendras o nueces picadas.
  • Una taza de agua y otra de hielo.

El kale se destaca por su rica calidad nutricional, ya que posee vitaminas A, B, C, y K, minerales, como calcio, hierro y potasio, grandes cantidades de fibra dietética, y muchos compuestos antioxidantes, como luteína, quercetina y zeaxantina. Mientras que el aguacate y los frutos secos son ideales para complementarlo por su contenido de ácidos grasos Omega 3. Finalmente, la mandarina (aunque puedes optar también por naranjas) aporta un toque de sabor.

Calabaza

  • Una calabaza amarilla picada.
  • Una naranja pelada.
  • Jengibre pelado o rayado a gusto.
  • Semillas de cáñamo.
  • ½ cucharada de cúrcuma.
  • Una taza de agua y otra de hielo.

Con esta combinación lograrás un delicioso batido con un atractivo color. Mientras que la calabaza aporta hierro, manganeso y ácido fólico, la naranja añade vitamina C y la cúrcuma curcumina, un compuesto con propiedades antiinflamatorias, digestivas y antioxidantes. De esta forma obtienes un batido ideal para desintoxicar tu organismo.

Remolacha

  • Entre 110 y 120 g. de remolachas picadas.
  • ¼ de taza de espinacas tiernas.
  • Una pera picada.
  • Jengibre rayado a gusto.
  • Jugo de un limón.
  • Una cucharada de semillas de girasol.
  • Una taza de agua y otra de hielo.

Por su calidad nutritiva, la remolacha se asocia con efectos preventivos de distintas condiciones. Si a esto le sumas las vitaminas, fibra, ácidos grasos Omega 3, y proteínas de las semillas de girasol, el limón, el jengibre y la pera, obtienes un coctel saludable que ayudará a mantener el buen funcionamiento de todos tus órganos.

Hierba de trigo

  • Polvo de hierba de trigo.
  • 40 g. de acelga
  • Uno o dos kiwis pelados
  • Una banana pelada
  • 2 cucharadas de almendras o nueces picadas.
  • Una taza de agua y otra de hielo.

La hierba o pasto de trigo son los brotes verdes del grano de trigo, y es uno de los "superalimentos" más populares. Esto se debe a que es rico en clorofila, minerales y vitaminas, que favorecen el correcto funcionamiento de la función hepática. El kiwi y la banana, además de sabor, proporcionan importantes dosis de minerales, como magnesio y potasio, mientras que las nueces y almendras aportan ácidos grasos Omega 3.

Melón y pera

  • Una rodaja de melón.
  • Media pera picada.
  • Rayadura de jengibre o un par de trozos pelados.
  • Una cucharada de linaza
  • Una taza de agua y otra de hielo.

El melón y la pera son ricos en fibra dietética por lo que favorecen el buen funcionamiento intestinal, a la vez que ayudan a prevenir la deshidratación. Mientras que la linaza y el jengibre son excelentes complementos para reducir los niveles de colesterol y calmar el estómago, gracias a sus propiedades digestivas y antiinflamatorias.

Bayas y piña

  • 30 g. de moras y arándanos.
  • 60 g. de piña.
  • Una manzana picada.
  • 2 cucharadas de tu fruto seco favorito picado.
  • Una rama de salvia.
  • Una taza de agua y otra de hielo.

En el mundo de las bayas podemos encontrar a las fresas, zarzamoras, guindas, saúco o frambuesas, entre otras. Pero, para esta receta se aconseja incluir moras y arándanos, ya que son ricas en fibra soluble y antioxidantes. Se combinan con la piña, por su rico contenido de vitamina C y delicioso sabor, mientras que los frutos secos añaden la cuota necesaria de ácidos grasos Omega 3.

Fuentes consultadas: Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Escuela de Medicina Harvard.

Comparte tu opinión