Cuáles son los mejores alimentos para cuidar la vista

Limitar el tiempo frente a las pantallas, no fumar, usar lentes de sol o de protección y visitar regularmente al oculista son medidas fundamentales para proteger la salud de los ojos.

Sin embargo, los especialistas advierten que no debe pasarse por alto otro aspecto clave: mantener una dieta saludable. Esta se puede complementar con alimentos con beneficios sobre la vista. Conoce aquí una lista con las mejores opciones.

Cuáles son los mejores alimentos para cuidar la vista
Calabaza, zanahorias y brócoli, son algunos alimentos que ayudan a proteger la vista. | Foto: GETTY IMAGES

Puntos clave


Batata o boniato

Las batatas son una buena fuente de energía, carbohidratos, fibra, minerales y vitaminas (especialmente la A). Esta forma parte de un pigmento de la retina muy sensible a la luz: la rodopsina.

También aumenta la adaptabilidad del ojo, principalmente al permitir que se ajuste a los cambios de luz y se mantenga húmedo, a la vez que reduce el riesgo de enfermedades de la vista, como degeneración macular.

Calabaza

La calabaza o zapallo es un alimento muy recomendado para proteger la vista debido a que es rico en distintos nutrientes fundamentales para proteger las estructuras celulares del ojo, como vitamina A y C, zinc, y ácidos grasos Omega 3.

Crucíferas

Se conoce como crucíferas a las plantas que pertenecen a la familia Brassicaceae, como el brócoli, kale, coliflor, y coles de Bruselas, entre otras.

El consumo de estos vegetales se asocia al cuidado de la vista debido a que son ricos en vitamina A (betacaroteno, luteína y zeaxantina), C y E. Estas se caracterizan por sus propiedades antioxidantes, que protegen las células oculares de los radicales libres, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas.

Frutos secos

Se llama frutos secos a los alimentos que comparten un rasgo en común: menos de la mitad de su composición está conformada por agua. Este es el caso de las almendras, avellanas, cacahuates o maní, castañas, nueces (comunes, de Pecán o Macadamia), pistachos, o anacardos.

También se caracterizan por ser alimentos energéticos, ricos en grasas saludables, proteínas y vitaminas. Una de ellas, la E, se encuentra en grandes cantidades y se vincula retrasar el empeoramiento de la degeneración macular.

Huevos

Los huevos son ricos en carotenoides, una variedad de pigmentos orgánicos que pueden proteger la visión ya que ayudan a disminuir el riesgo de padecer trastornos oculares como cataratas y ceguera.

También existen estudios que asocian el consumo regular de huevos con un menor riesgo de degeneración macular por la edad.

Legumbres

Llamamos legumbres a las semillas de plantas pertenecientes a la familia de las leguminosas, es decir, frijoles, guisantes, o garbanzos, entre otras.

Estas se caracterizan por ser ricas en zinc, un oligoelemento esencial que se encuentra en alta concentración en los ojos y que puede brindar protección contra los efectos dañinos de la luz.

Pescados

Para proteger la salud de los ojos es necesario proporcionar a las retinas dos tipos de ácidos grasos Omega 3: ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

Afortunadamente, puedes obtenerlos incluyendo en tu dieta dos o tres veces a la semana pescado, como abadejo, anchoas, atún, bacalao, caballa, salmón, sardinas, o trucha.

Pimientos

Los pimientos son ricos en vitamina A y C, antioxidantes naturales que se asocian al cuidado de los vasos sanguíneos de los ojos y a la prevención de problemas de la vista, como degeneración macular y sequedad ocular, además de retrasar el desarrollo de cataratas a medida que se envejece.

Zanahorias

Las zanahorias son raíces repletas de beneficios para la salud, entre los que se destaca el cuidado de la vista. Esto se debe a su rico contenido de vitamina A, que además de intervenir en la formación y mantenimiento de tejidos blandos y óseos, también produce los pigmentos en la retina.

Cabe resaltar que un déficit de vitamina A puede causar la aparición de una enfermedad ocular progresiva, llamada xeroftalmía.

Otros consejos

Además de incluir en la dieta los alimentos antes desarrollados junto a una alimentación saludable, los expertos recomiendan seguir ciertas medidas para proteger la vista:

  • Controlar el tiempo frente a las pantallas: pasar mucho tiempo con el celular o la computadora puede provocar ojos secos, dolor de cabeza, espalda, o cuello, fatiga visual, visión borrosa, y, eventualmente, afecciones de la vista. Procura tomar recreos cada 10 o 15 minutos y mirar hacia otros puntos de la habitación para descansar la vista.
  • Dejar de fumar: este hábito aumenta el riesgo de padecer cataratas, degeneración macular o daño en el nervio óptico.
  • Usar lentes de sol: ayudan a proteger los ojos de los rayos ultravioleta (UV) del sol. Se recomienda aquellos que bloquean 99% o 100% los rayos UVA y UVB.
  • Usar protección: esto incluye gafas de trabajo o deportivas dependiendo el tipo de actividad que se desarrolle.
  • Visitar al oculista con regularidad: los exámenes de la vista ayudan a detectar cualquier problema a tiempo, facilitando su tratamiento.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Academia Estadounidense de Oftalmología, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión