¿Qué hacer si la compañía aseguradora te deniega el seguro de vida?

¿Qué hacer si la compañía aseguradora te deniega el seguro de vida?
| Foto: GETTY IMAGES

Si estás buscando un seguro de vida, seguro que sabes cuál es el momento más crítico del proceso: cuando la compañía decide si te concede o no la póliza que solitas. A menudo, la respuesta es negativa y, por un motivo o por otro, la aseguradora deniega el seguro que se quiere contratar.

Sin embargo, ese no es el final del camino: siempre hay alternativas y posibilidades. En este artículo te ofrecemos soluciones para conseguir un seguro incluso si te deniegan el acceso al que tú quieres. Sigue leyendo para saber qué puedes hacer en esta situación y para no quedarte sin tu seguro de vida.

Qué hacer si te deniegan el seguro de vida: Qué vas a encontrar en este artículo

Motivos para la denegación del seguro de vida

Hay muchas causas para que te denieguen un seguro de vida, especialmente si tratas de contratar un seguro con una cobertura muy elevada, como suelen ser los seguros permanentes. Con los seguros temporales , las compañías aseguradoras son menos estrictas y ponen condiciones más fáciles para conseguirlos, pero incluso estos son a veces denegados.

Las causas más habituales para la denegación de un seguro de vida tienen que ver con el estado de salud. Si tu salud no es buena o tienes alguna condición médica preexistente, es muy probable que no consigas la póliza que deseas.

Entre las enfermedades que son causa probable de denegación destacan el cáncer, la diabetes, los trastornos mentales, los problemas coronarios y los respiratorios. Además, se tiene en cuenta el historial médico familiar y, si no es bueno, puede ser un escollo importante para acceder a la póliza de vida.

Por su parte, el exceso de peso, fumar o consumir alcohol o drogas o llevar un estilo de vida poco saludable también pueden ser causa de rechazo. Y, aunque cada vez influye menos en la decisión final, practicar alguna actividad de riesgo o tener una profesión peligrosa también pueden motivar una denegación al solicitar el seguro de vida.

Otra información que te puede impedir la contratación del seguro es el registro de tráfico. Si tienes un mal historial al timón y acumulas muchas sanciones de circulación, podrías tener también problemas para lograr una póliza.

Por último, la edad es un factor importante para conseguir determinados seguros de vida. Aunque se pueden conseguir seguros de vida pasados los 60 años, e incluso a los 80 a los 90 años, es cierto que a medida que cumples años tienes menos opciones para lograr el seguro que te interesa.

Como ves, hay muchas razones para no conseguir un seguro de vida cuando lo solicitas. Si ese es tu caso, si te han denegado la solicitud para lograr una póliza de vida, no desesperes. Quedan opciones para lograr esa cobertura que necesitas. Te las explicamos.

Qué hacer si me deniegan el seguro de vida: tres pasos

Si te han dicho que no te conceden el seguro de vida que has pedido, hay tres pasos que puedes dar de forma inmediata.

  • Pide información. Tienes derecho a pedir información sobre los motivos por los que te han denegado el seguro. La aseguradora está obligada a explicarte de forma razonada cuáles son sus razones para rechazar tu solicitud. Con esa información, puedes saber qué aspectos de tu solicitud debes mejorar de cara a seguir insistiendo ante otras compañías o la misma. Por cierto: muchas personas descubren en el proceso de calificaciónque sufren enfermedades o dolencias que ignoraban.
  • Confirma los datos. A veces, los analistas de riesgos de las compañías de seguros se equivocan. O cometen errores los médicos a la hora de evaluar tu estado de salud. Por eso, es importante que confirmes que los datos que maneja la aseguradora son correctos. Puedes pedir segundas opiniones médicas, o explicar mejor tu estilo de vida si, por ejemplo, has abandonado una actividad de riesgo que la compañía considera un problema grave para que tengas el seguro.
  • Pide ayuda a un agente de seguros. Si te has encargado tú de reunir toda la información que pide la aseguradora, puede que te hayas equivocado o pasado por alto algún dato importante. Acude a un agente de seguros para que te ayude a revisar tu solicitud y a verificar que lo que te dice la compañía de seguros tiene sentido.

Una vez que hayas seguido este protocolo, sabrás con mucha más seguridad si puedes o no acceder al seguro que te interesa. Es muy posible que logres que la compañía revise su decisión y te conceda la póliza. Y si no lo consigues y la empresa sigue denegándote el seguro, tienes otras alternativas:

  • Espera un tiempo. A menudo, los problemas que la aseguradora ha encontrado son transitorios y con un simple tiempo de espera se solucionan. Por ejemplo, con un periodo más o menos largo se puede perder peso, dejar de fumar, abandonar las drogas o dejar atrás alguna enfermedad. También puedes limpiar tu historial de conducción o cambiar de trabajo.
  • Solicita otro tipo de póliza. A veces, el problema está en la póliza que quieres. Si tiene una cobertura muy elevada o unas prestaciones muy avanzadas, la compañía de seguros exigirá demasiado. Puedes intentarlo con otro producto cuyas condiciones no sean tan estrictas.

Seguros de vida alternativos para inasegurables

Además de solicitar un seguro con condiciones de calificación más cómodas, también puedes acudir a seguros de acceso más sencillo. Recuerda que hay seguros de vida sin examen médico y pólizas con pocas condiciones o, incluso, ninguna. No te rindas, porque prácticamente nadie es completamente inasegurable. Estas son algunas de las opciones que tienes a tu alcance.

  • Seguro de vida grupal. Si no consigues cobertura por tu cuenta, quizá la consigas a través de tu empleador. Consulta en tu empresa si existe la posibilidad de conseguir un seguro de vida grupal.
  • Seguro de vida de aceptación garantizada. Los seguros de vida de aceptación garantizada no tienen exámenes médicos ni ninguna otra condición. A cambio, son bastante caros y sus coberturas son bajas.
  • Seguro de vida de emisión simplificada. En el caso de los seguros de vida de emisión simplificada, la aseguradora hará preguntas sobre el estado de salud, pero generalmente no pedirá informes, ni exámenes médicos.
  • Seguro de vida de gastos finales. Los seguros de Seguros de expensas finalesestán pensados para cubrir los costes de los funerales, que pueden ser muy altos, y los últimos gastos de una persona. Es una opción sencilla, con cobertura baja, que permite tener una póliza para dejar los últimos asuntos resueltos.

Como ves, siempre hay posibilidades. Analiza bien tu situación, pide ayuda a un agente de seguros y recuerda que, si te deniegan el seguro de vida, todavía tienes opciones para hacerte con una cobertura.

Comparte tu opinión