Remedios naturales para combatir los parásitos intestinales

Palidez, inquietud, dolores en el vientre y en ocasiones fiebre, son síntomas provocados por las infecciones parasitarias. Para los parásitos intestinales, existen varios remedios naturales que te pueden eliminarlos, y su forma de usarlos proviene de las abuelas. Conoce cómo pueden ayudarte.

¿Qué son los parásitos?

Son seres vivos que viven a costa de otros seres vivos temporal o periódicamente, nutriéndose de su cuerpo. Se pueden adquirir por medio de los alimentos, el agua contaminada, la picadura de un insecto o por contacto sexual. Hay tres clases importantes de parásitos que pueden provocar enfermedades en los seres humanos: protozoos, helmintos y ectoparásitos.

#1 El poderoso ajo

El ajo era usado como un medicamento natural mucho antes de ser un condimento. De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, el ajo crudo previene y elimina de forma natural los parásitos y los gusanos intestinales, particularmente las lombrices. Comer un par de dientes de ajo pequeños a diario o añadirlo a las comidas sería muy efectivo para eliminar las lombrices.

10 razones para comer ajo cada día

Síntomas comunes

Usualmente estos parásitos intestinales al estar alojados dentro del ser humano, provocan palidez general y anemia, dolor de cabeza, dolores en el vientre como cólicos, tos intensa, adelgazamiento, cansancio, fiebre moderada, crujir de los dientes, diarrea, falta de apetito, Insomnio y picazones en el ano.

#2 Papaya milagrosa

#2 Papaya milagrosa

La papaya es una fruta de uso popular para mantener el sistema digestivo funcionando en óptimas condiciones, y comer sus semillas sería un poderoso remedio para eliminar los gusanos de los parásitos intestinales y las amebas, gracias a sus altos niveles de enzimas proteolíticas (ayudan a digerir las proteínas contenidas en los alimento) y un alcaloide llamado carpaine, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Karachi, India

10 beneficios de la papaya

Una buena higiene es clave

Tener las manos limpias es la mejor forma de evitar que se propaguen los gérmenes. Esto significa lavarse las manos regularmente durante el día y especialmente antes de comer y después de usar el baño. Además, asegúrate de cortarte con regularidad las uñas, ya que los huevos de lombriz pueden quedarse atorados en la parte inferior de las uñas y causar problemas.

# 3 El milenario jengibre

El jengibre es una raíz que se ha utilizado durante siglos en la cocina para añadir sabor a diferentes platillos, agregarlo regularmente a la dieta o tomar una infusión todos los días sería muy efectivo para combatir los parásitos intestinales gracias a su efecto antihelmíntico, es decir, que permite la erradicación de las lombrices parásitas del cuerpo de manera rápida y completa.

Poderosos beneficios del jengibre
# 4 Cúrcuma

# 4 Cúrcuma

Comúnmente usada en la cocina asiática y de color amarillo, la cúrcuma es otra buena cura natural para los parásitos intestinales, en especial para los gusanos. Espolvorear tus platos favoritos con cúrcuma, consumir alimentos que contengan curry o ingerirla directamente con agua es muy efectivo para combatir a las lombrices.

10 bondades de la cúrcuma

#5 Epazote

Beber té de epazote en ayunas, una hierba aromática que se utiliza mucho en la cocina mexicana, es uno de los remedios que la sabiduría popular más recomienda para deshacerse de las lombrices intestinales. De acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dicho efecto se debería a un aceite esencial, el ascaridol.

#6 Fantástica zanahoria

De la zanahoria suele decirse que ayuda a broncear la piel y que es buena para la vista, pero además, contiene una potente encima digestiva natural que elimina las lombrices intestinales. Beber jugo de zanahoria o comerla rallada en ayunas habitualmente te ayudará a librarte de los parásitos que tengas actualmente y mantener el intestino libre de amenazas.

#7 Semillas de calabaza

#7 Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza, pipas o pepitas como también se les conoce, son ricas en cucurbitina, un aminoácido con efecto antihelmíntico que estimula la secreción gástrica y paraliza parásitos como la llamada solitaria y la lombriz intestinal, favoreciendo su desprendimiento de la pared intestinal y su expulsión por vía fecal. Toma una ración diaria de las semillas sin tostar y molidas en ayunas para obtener sus beneficios.

#8 Clavo de olor

#8 Clavo de olor

El clavo de olor es una hierba aromática que se usa como condimento en las cocinas de todo el mundo y un popular remedio para el alivio del dolor de muelas, pero además tiene potentes propiedades antimicrobianas para combatir los parásitos en el intestino. Masticar entre 1 y 2 clavos de olor todos los días te ayudará a destruir los huevos de las lombrices y a la limpieza intestinal.

#9 Corteza de granada

Llena de semillas de un color rojo intenso, la granada es otro de los remedios naturales para tratar las lombrices. Su corteza o cáscara contiene un alcaloide conocido como punicine, el cual resulta ser altamente tóxico para las lombrices. Se recomienda tomar una decocción de la corteza fresca tres veces al día. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. refiere que la granada se utiliza además para trastornos del tracto digestivo.

#10 Agua de coco

El agua de coco es usada hace siglos para alimentar y saciar la sed, como sustituto del agua y su pulpa sería un eficaz remedio para tratar naturalmente los parásitos intestinales, por su efecto diurético y laxante ayuda a expulsar todo tipo de gusanos. Solo se debe rallar la pulpa de un coco maduro y comer en ayunas.

Beneficios asombrosos del coco
#11 Guayaba

#11 Guayaba

Tal vez no sea tan famosa como otras frutas, pero la guayaba puede ser una excelente aliada para combatir los parásitos intestinales. De acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, la pulpa se guayaba se emplea con frecuencia en el tratamiento de enfermedades gastrointestinales. El fruto comido en ayunas o preparado en cocción actúa como desparasitante, contra lombrices y amibas.

Evita enfermedades

Para mantener el organismo libre de parásitos que pueden generar serias enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia por lo menos dos veces al año, es decir, una vez cada seis meses. Los parásitos intestinales pueden afectar a todas las personas, pero los niños de dos a cinco años, en edad escolar, adolescentes y mujeres en etapa reproductiva son los más susceptibles.

Comparte tu opinión