SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

TODO SOBRE SEGUROS DE VIDA
Por qué comprar un seguro de vida en 2019: un buen momento para contratarlo

Cualquier momento es bueno para comprar un seguro de vida. Sin embargo, la llegada de 2019 ha puesto de acuerdo a muchos expertos y analistas: es el momento perfecto para contratar una póliza de vida.

La coyuntura política y económica, junto con los precios que se pagan hoy en día por los seguros, hace que sea el momento ideal para hacerse con un instrumento estable, fácil de gestionar y rentable. Sigue leyendo y descubre por qué este 2019 es el momento más adecuado para que te hagas con un seguro de vida. Te contamos qué circunstancias hacen de este año que empieza sea muy adecuado para invertir en este tipo de productos.

Comprar seguro en 2019: Qué vas a encontrar en este artículo

2019: un escenario de inestabilidad

Acaba de empezar 2019, un año que llega con ilusiones, pero también cargado de incertidumbres en muchos aspectos. Política, economía y medio ambiente ofrecen motivos para las dudas y para pensar muy bien en qué invertir el dinero. Y, en ese escenario de inestabilidad, el seguro de vida se ofrece como una alternativa fiable, atractiva en precio y tranquilizadora a largo plazo.

Debes saber que el entorno es inestable desde muchos puntos de vista. En Estados Unidos, el Gobierno de Donald Trump ha perdido la mayoría en la Cámara de los Representantes y su enfrentamiento con el partido Demócrata hace que le resulte complicado gobernar. En este tipo de situaciones, los inversores se vuelven muy prudentes y la economía suele enfriarse. Las empresas cuidan mucho más sus movimientos y también invierten menos.

También contribuye a enfriar el clima económico la situación internacional. Estados Unidos mantiene enfrentamientos comerciales con China y con la Unión Europea, además de una creciente rivalidad con Rusia. Otros escenarios complican también ese panorama: la inacabable guerra de Siria, la tensión entre las dos Coreas, la crisis de Venezuela y Nicaragua, el Brexit del Reino Unido, el problema migratorio… Son muchos puntos calientes en un mapa internacional que acaba repercutiendo sobre la economía de la mayoría de países, especialmente sobre la de Estados Unidos.

Además, hay factores ambientales, como por ejemplo el cambio climático, el aumento de los huracanes o las oleadas de incendios, que están haciendo que se resienta la confianza de la sociedad en la fortaleza de la economía y en sus posibilidades de futuro.

Como ves, hay muchos factores que hacen que 2019 sea un momento difícil para invertir. La bolsa se vuelve volátil y otros productos no pasan por su mejor momento. Se suele decir que el dinero es conservador y en una situación así, esta característica se hace muy evidente.

Así las cosas, si estás pensando qué puedes hacer con tu dinero en 2019, lo mejor es que pienses en un seguro de vida, un producto muy estable, que ofrece garantías y da mucha tranquilidad a sus propietarios.

Seguro de vida: una opción estable para tu dinero

Frente a otros productos financieros que están sujetos a la volatilidad de los mercados, los seguros de vida son opciones que te ofrecen mucha más estabilidad y buenos resultados para tu dinero. Esto se debe a algunas de sus mejores características, como estas:

  • Garantizan una indemnización. Frente a productos financieros que no aseguran un retorno de la inversión, los seguros de vida siempre lo hacen. Si la persona asegurada fallece y el seguro está en vigor, se produce un pago que va a parar a los beneficiarios que se hayan designado. Es decir: el dinero que se invierte en el seguro se transforma por lo menos en un beneficio.
  • Existen fondos de garantía. Una ventaja enorme de los seguros de vida frente a otros productos es que los estados disponen de Fondos de Garantía. Se trata de instituciones formadas por las diferentes aseguradoras y por entidades públicas estatales que se encargan de garantizar que, si una aseguradora quiebra, las pólizas sigan teniendo un respaldo económico y los beneficiarios cobren sus indemnizaciones. En muchos casos, puede que no las cobren completas, pero al menos no se pierde todo el dinero invertido en la póliza.
  • Tienen instrumentos de ahorro prudentes. Los seguros de tipo permanente utilizan el dinero que se paga en forma de primas para invertir. Con esas inversiones generan beneficios que se suman al seguro en forma de valor en efectivo , un dinero que el titular del seguro puede recuperar o utilizar para tomarlo prestado. Esas inversiones, por lo general, son muy conservadoras y seguras. Ofrecen rendimientos bajos, pero estables. Esto es así en las formas más básicas de seguro permanente, como el seguro ordinario de vida o tradicional o el seguro universal. En cambio, con modalidades como el seguro de vida variable o el seguro universal-variable se asumen más riesgos y esas inversiones pueden ir mal.
  • Estudian los riesgos a fondo. Una de las características que hacen de los seguros de vida instrumentos financieros muy sólidos es que las aseguradoras llevan a cabo estudios de riesgo muy serios sobre las personas que solicitan seguros. Esos estudios se realizan durante el llamado proceso de calificación, momento en el que la compañía reclama información a la persona aspirante. Esa información puede ser financiera, médica, de estilo de vida… Con todos esos datos, la aseguradora decide cuál es el nivel de riesgo que asume aceptando a esa persona. Si el riesgo es alto, simplemente no se concede la póliza.
  • Trabajan siempre a largo plazo. Los seguros, incluso los seguros de vida temporales, se contratan a plazos largos o muy largos. Lejos de la inmediatez de muchas inversiones bursátiles, las pólizas temporales se firman a un mínimo de un año, aunque lo más habitual es que duren 15, 20 ó 30 años, mientras que los seguros permanentes se contratan para toda la vida. Es decir, son productos pensados para tener una duración muy larga, con lo que deben estar al margen de las tormentas pasajeras que sufra la economía.

Como puedes ver, hay muchas ventajas al contratar un seguro de vida. En general, tu dinero estará mejor arropado y sufrirá menos con los vaivenes de la política o de la situación económica.

Elige el seguro de vida que más te conviene

Si ya te has decidido a contratar un seguro de vida en 2019, ahora debes elegir el que más te convenga. Lo primero que debes hacer es evaluar tus necesidades de cobertura : ¿qué cantidad es suficiente para mantener el nivel de vida de los tuyos si faltas? ¿Cuánto dinero quieres que reciban tus beneficiarios? Puedes determinarlo utilizando una calculadora para saber cuánta cobertura de seguro de vida te hace falta.

Con esa cantidad como referencia, puedes plantearte si necesitas un seguro de vida temporal o uno permanente. Los primeros son más baratos: pagas primas más bajas porque al tener una duración concreta, el riesgo que asume la aseguradora es más bajo y te puede ofrecer mejores precios. A cambio, las indemnizaciones suelen ser también más bajas, pero puedes contratar varios seguros temporales y crear con ellos una estrategia de escalonado o ‘laddering’: buena cobertura a mejor precio. Además, son seguros fáciles de conseguir, porque las compañías piden menos requisitos.

Por su parte, los seguros permanentes son más difíciles de obtener. Los procesos de calificación son muy exigentes y las aseguradoras revisan con mucha atención los datos de cada cliente. En contrapartida, una vez contratados, son muy interesantes: indemnizaciones más amplias y garantizadas, sin límite de duración y con la posibilidad de acumular valor en efectivo. Eso sí: las primas son más elevadas.

Sin embargo, que el precio del seguro no te asuste: en 2019 las compañías de seguros están ofreciendo algunos de los mejores precios de su historia. Los seguros de vida están muy asequibles por varias razones. Una de ellas es el avance de la tecnología: algoritmos, big data y otras innovaciones tecnológicas se están uniendo para que la industria del seguro pueda trabajar con mayor eficacia. Al gestionar más y mejor información, las aseguradoras pueden evaluar los riesgos con mucha más precisión y, por tanto, minimizarlos. Si asumen menos riesgos pueden ofrecer mejores precios, y eso se está notando en el mercado. A estos cambios tecnológicos se unen cambios legales que dan a las aseguradoras mayor margen de acción para utilizar el dinero que reciben por las primas.

Con todo, la situación es favorable para los seguros de vida. Ofrecen seguridad y garantías a sus titulares y están muy protegidos contra las incertidumbres de los mercados, la economía y la política. Por si fuera poco, sus precios son notablemente mejores que en otros momentos y seguramente se mantengan a la baja. Por tanto, no dudes más: 2019 es el momento perfecto para contratar un seguro de vida y dar a tu dinero un destino confortable.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Vida a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad