Jugos para limpiar los riñones naturalmente

Jugos para limpiar los riñones naturalmente
Jugos e infusiones con propiedades desintoxicantes te ayudarán a limpiar los riñones. | Foto: GETTY IMAGES

Los riñones son dos órganos del tamaño de un puño que cumplen funciones esenciales para mantener el cuerpo sano: filtran las toxinas de la sangre para determinar que se transformará en orina, equilibran los niveles de minerales y ayudan a regular la presión arterial.

Muchas veces su funcionamiento puede verse afectado por malos hábitos o dietas poco saludables. Para evitar esos problemas podemos recurrir a jugos e infusiones con propiedades desintoxicantes. Aquí repasamos cuáles son las mejores opciones y cómo pueden ayudarnos a limpiar los riñones.

¿Cuándo debemos limpiar los riñones?

Normalmente, los riñones pueden necesitar una limpieza tras comer mucho, tener problemas gástricos, o atravesar un período de alta ingesta calórica. Evacuar la presencia de toxinas permite mejorar la regeneración celular y prevenir condiciones como cansancio, irritabilidad, palidez, o la aparición de futuras enfermedades.

Los especialistas explican que lo ideal es llevar dietas desintoxicantes y buenos hábitos de alimentación regularmente, aunque el cuerpo puede darnos señales de cuándo es el momento de depurar si se presentan estos síntomas:

  • Alergias a los alimentos.
  • Anormalidades en la piel, como sequedad. 
  • Cansancio.
  • Estreñimiento
  • Dolores de cabeza persistentes.
  • Fatiga muscular.
  • Orina turbia.

Los metabolismos y la manera en que reaccionan las personas son diferentes, por eso, lo mejor para lograr una correcta depuración es trabajar con un proveedor médico calificado que te ayude a determinar qué tiempo, alimentos y suplementos son los adecuados para tu organismo.


Jugos para limpiar los riñones

Las frutas y vegetales son excelentes para eliminar las toxinas del organismo y limpiar los riñones de forma natural.
Además, si los consumes en jugos, puedes combinarlos fácilmente, mantenerte hidratado y aprovechar sus vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos sin saciarte rápidamente. Prueba con estas opciones:

Toronja o pomelo, jengibre y arándanos

La toronja contiene ácido cítrico que previene la formación de cálculos renales al unirse con el calcio en la orina. También es útil para mantenernos hidratados y depurar el organismo.

Los arándanos y el jengibre complementan los efectos de la toronja, ya que son ricos en vitaminas, especialmente la C, minerales, como el potasio, y antioxidantes, que favorecen la limpieza y el correcto funcionamiento de los riñones, estómago e intestino.

Cómo hacerlo

Debes pelar dos toronjas y aproximadamente una raíz de jengibre del tamaño del dedo pulgar. Luego licuar los ingredientes a medida que añades agua y los arándanos (otra opciones es incorporarlos trozados o enteros al final de la preparación y luego comerlos cuando bebes el jugo). Puedes condimentar esta mezcla con un poco de canela.

Limón, menta y sandía

El limón, al igual que la toronja, contiene ácido cítrico o citrato, que previene la formación de cristales de calcio en los riñones. La menta se complementa muy bien, ya que tiene propiedades diuréticas que ayudan a los riñones a eliminar el exceso de sodio.

Mientras que la sandía se considera un desintoxicante natural, ya que está formada en un 93% por agua, y dispone de muchos nutrientes que se vinculan a una mejor función renal, como vitamina A y C, potasio, y magnesio, entre otros minerales.

Cómo hacerlo

En primer lugar, debes preparar una infusión de menta para potenciar su propiedades diuréticas. Luego troza dos tazas de sandía, extrae el jugo de un limón, y mezcla bien todos los ingredientes.

Apio y manzana

Estas dos opciones son ideales para limpiar los riñones. La manzana porque es rica en pectina, una sustancia que favorece la eliminación de toxinas, aumenta el volumen de las heces, y previene malestares digestivos.

El apio tiene una acción alcalinizante y remineralizante que neutraliza el exceso de acidez de la sangre, previene la formación de cálculos renales y facilita la limpieza de los riñones.

Cómo hacerlo

Debes lavar y picar dos apios, para luego licuar con una manzana con piel trozada. Agregar una mezcla con agua y jugo de limón de a poco hasta conseguir la consistencia deseada. También puedes condimentar con jengibre, espinacas (agregándolas al inicio de la preparación) o miel.

Las frutas y vegetales tienen antioxidantes que favorecen la función renal. | Foto: Getty Images.


Remolacha, zanahoria y pepino

La remolacha es una buena fuente de magnesio y vitamina C, mientras que la zanahoria aporta potasio y vitamina K. Además, ambas son ricas en compuestos antiinflamatorios y antioxidantes, que mejoran la función renal y facilitan la limpieza de los riñones.

El pepino agrega frescura y aporta sílice, que promueve la salud articular y también se cree que es útil para controlar la presión arterial y eliminar las toxinas.

Cómo hacerlo

Debes pelar y picar 300 gramos de zanahorias, otros 400 de remolacha, y rodajas de pepino (elige la cantidad que te parezca apropiada, incluso puedes reservar algunas enteras para añadir a la preparación final.

Coloca en la licuadora y agrega agua poco a poco hasta lograr la consistencia deseada. También puede añadir tus frutos del bosque favoritos, para obtener una dosis extra de antioxidantes.

Fresas y piñas

La piña y las fresas son ricas en compuestos antioxidantes que previenen el daño oxidativo causado por los radicales libres, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas y favorecen la aparición de enfermedades.

Además, actúan como antiinflamatorias naturales y ayudan a desintoxicar el organismo, gracias a la presencia de potasio, vitamina C y compuestos fenólicos.

Cómo hacerlo

Para hacer jugo de fresa y piña coloca en la licuadora una taza de piña trozada y poco más de taza y media de fresas. Puedes agregar consistencia usando media taza de leche o yogurt.

Precauciones

Cada órgano del cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Los riñones, particularmente, la requieren para secretar orina permitiendo la eliminación de desechos. Se recomienda consumir entre 2 y 2 ½ litros por día.

Cuando la ingesta de agua es baja, el volumen de orina también es bajo. Esto puede provocar una disfunción renal y favorecer la formación de cálculos renales.

Al prepararse con vegetales y frutas crudas, los jugos son de ayuda para obtener vitaminas y minerales sin saciarse fácilmente, aprovechando todos sus nutrientes.

Pero también benefician al organismo al proporcionar más líquido y facilitar su hidratación. Sin embargo, también existen algunas desventajas o precauciones que se deben considerar al momento de incluirlos en la dieta.

Los expertos señalan que durante el proceso de exprimido se pierde fibra, y se concentra el contenido de carbohidratos (azúcar natural) por lo que puede significar un problema para las personas con problemas de glucosa en sangre o diabetes.

Si bien el consumo de estos jugos busca limpiar los riñones, las personas con función renal disminuida tal vez deban limitarlos, ya que no podrán filtrar correctamente muchos de los nutrientes que se obtienen de ellos.

Recuerda, los jugos son de ayuda para depurar el organismo y limpiar los riñones, pero nunca deben reemplazar la consulta con un profesional de la salud. Este te ayudará a determinar las mejores opciones para tu organismo y cómo incluirlas en la dieta de forma segura y sostenible.

Resumen

Los riñones filtran las toxinas de la sangre, equilibran los niveles de minerales y regulan la presión arterial. Una buena forma de limpiarlos y lograr que funcionen correctamente es mediante jugos de vegetales y frutas con propiedades desintoxicantes.

Puedes probar sandía, limón y menta, apio y manzana, zanahorias y remolachas, o piñas y fresas, entre otros. Solo recuerda, estas bebidas no reemplazan la consulta del médico, y para no sufrir efectos secundarios deberás consumirlas bajo el consejos y supervisión de un profesional de la salud.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión