Virtudes medicinales del apio

Foto: ISTOCK

El apio es un vegetal muy versátil, utilizado para preparar desde guisos, sopas y caldos, hasta jugos y ensaladas. Pero, también es un alimento bajo en calorías y con múltiples beneficios para la salud. Aquí te contamos que puede ofrecerte y como aprovecharlo.

Vegetal milenario
Foto: ISTOCK

Vegetal milenario

Cultivado desde hace siglos por egipcios, griegos y romanos, en un principio el apio no tenía un valor culinario sino más bien aromático, hasta que Hipócrates, médico griego considerado el padre de la medicina, lo elogió como potente diurético. El aroma del apio era asociado con el culto a los muertos y algunas tumbas griegas se cubrían con él. Incluso se hallaron restos en las pirámides egipcias.

En la cocina

De este vegetal se aprovecha todo. Las hojas se pueden utilizar en diferentes platillos "a la cacerola ". Por su textura crujiente, tierna y fibrosa, los tallos resultan un buen ingrediente para ensaladas, añadiéndose crudos, mientras que las semillas pueden ser usadas como condimento, basta molerlas y mezclarlas con sal para obtener "sal de apio".

Té de apio, adelgaza y cuida tu corazón
Propiedades nutricionales
Foto: ISTOCK

Propiedades nutricionales

A su versatilidad se suma su rico contenido vitamínico, específicamente de B1, B2 y B16, y diversas sales minerales. Es una opción liviana ya que está compuesto por un 95% de agua y es bajo en calorías (un tronco de aproximadamente 20 centímetros aporta 6 calorías y 0.1 gramos de grasas. Consumiéndolo, también podrás disfrutas de estas bondades:

1. Disminuye la presión arterial

La hipertensión ocurre cuando la presión que ejerce la sangre contra las paredes arteriales es demasiado alta. Diferentes estudios encontraron que una manera de controlar esta afección sería mediante el consumo regular de apio. Este vegetal posee un compuesto llamado ftalida, que tiene propiedades hipotensoras, es decir, ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y facilita el flujo de la sangre.

Alimentos para controlar la hipertensión

2. Reduce el colesterol

Esto se debe a que el apio es rico en fibra soluble, una sustancia que en contacto con el agua se transforma en una especie de gel que absorbe el colesterol "malo" y otros compuestos lipídicos, y potencia la concentración del colesterol "bueno". Según los expertos, solo bastaría comer dos tallos diarios durante un par de semanas para ver resultados.

Ajonjolí para controlar el colesterol

3. Posible anticancerígeno

Distintos ensayos encontraron que este vegetal sería capaz de obstaculizar las funciones de ciertas sustancias, como los radicales libres, u hormonas, como la prostaglandinas, que fomentan el crecimiento de células cancerígenas. Se cree que esto es posible gracias a su rico contenido de cumarinas, compuestos que estimulan la formación de los glóbulos blancos.

Tratamientos alternativos para el cáncer
4. Digestivo
Foto: ISTOCK

4. Digestivo

Puede ser un gran aliado del aparato digestivo ya que estimula la producción de saliva y jugos gástricos que facilitan la digestión, al tiempo que aumenta los movimientos naturales del intestino previniendo gases y cólicos.

Hierba de trigo, un alimento digestivo
5. Diurético
Foto: ISTOCK

5. Diurético

Debido a que estimula la acción depurativa y diurética, el apio resulta útil para favorecer la actividad de los riñones y combatir la retención de líquidos. Según la evidencia científica, esto sería posible debido a su rico contenido en aceites esenciales, como apiol, limoneno, selineno y asparagina.

6. Ayuda a perder de peso

Por su baja cantidad de calorías y alto contenido de agua, es un alimento ideal para las personas que quieren bajar o controlar su peso. Su rico contenido en fibra, además de agilizar la digestión, te obliga a masticarlo muchas veces, lo que estimula la sensación de saciedad, frena el deseo de comer entre comidas, y lo convierten en un refrigerio ideal.

Las mejores formas de bajar de peso

7. Antiinflamatorio

La artritis reumatoide, osteoartritis, gota, asma y bronquitis, son enfermedades que comparten un punto en común: se caracterizan por provocar una inflamación dolorosa en diferentes partes del cuerpo. El apio sería un alimento ideal para combatir estas afecciones ya que posee luteolin, un compuesto que tendría propiedades antiinflamatorias.

Yuca para combatir la artritis

8. Para el insomnio

La serotonina es una de las sustancias más populares de nuestro cuerpo ya que funciona como un neurotransmisor que ayuda a regular diferentes funciones. A saber, el estado de ánimo, el apetito, la memoria, el deseo y el sueño. En caso de que sufras insomnio, un vaso de jugo de apio podría ayudarte, ya que es rico en triptófano, un aminoácido que el cuerpo usa para producir serotonina.

9. Contra los cálculos renales
Foto: ISTOCK

9. Contra los cálculos renales

El consumo regular de semillas de apio, ya sea como condimento o en infusiones, puede prevenir la formación de piedras en los riñones, a la vez que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. Además, tiene una acción alcalinizante y remineralizante que neutraliza el exceso de acidez de la sangre.

Maneras de prevenir los cálculos renales

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión