Su corazón quizá tenga una hora ideal para irse a dormir

MARTES, 9 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- ¿Hay una hora ideal para irse a la cama cada noche si quiere evitar la enfermedad cardiaca?

Parece que sí, afirma un nuevo estudio, que encontró que irse a la cama entre las 10 y las 11 p.m. quizá sea la hora ideal para reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.

Su corazón quizá tenga una hora ideal para irse a dormir

Quizá valga la pena hacerle caso al hallazgo, dado que los investigadores también encontraron que irse a la cama antes de las 10 p.m., o a medianoche o más tarde, aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca en casi un 25 por ciento. Este aumento en el riesgo parece originarse en la alteración del ritmo circadiano del cuerpo, es decir, su reloj interno, señalaron los autores del estudio.

"El sistema circadiano controla a los ritmos conductuales y fisiológicos diarios. La alteración del ritmo circadiano tiene abarcadoras implicaciones, ya que resulta en un peor rendimiento cognitivo y un aumento en el riesgo de varias afecciones de salud física y mental, lo que incluye a los trastornos cardiovasculares", comentó el investigador principal, David Plans, profesor sénior de neurociencias organizacionales de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

El reloj central del cerebro controla el ritmo circadiano de todo el cuerpo. Este reloj central se calibra mediante la exposición a la luz del sol, sobre todo la luz matutina, que es detectada por los receptores de los ojos, explicó Plans.

"Cuando esta luz matutina se detecta, el reloj se calibra. Por tanto, si una persona se va a dormir muy tarde, podría dormir de más y perderse de este periodo crítico de luz matutina", aclaró. "Si esto ocurre durante un periodo extenso, el ritmo circadiano se altera. Como resultado, habrá efectos en otros ritmos conductuales y fisiológicos, que pueden ser nocivos para la salud".

Pero Plans advirtió que este estudio no puede probar que la hora de irse a la cama provoque enfermedad cardiaca, sino que si se confirma, podría ser un posible factor de riesgo.

El Dr. Harly Greenberg, jefe de la división de medicina pulmonar, de atención crítica y del sueño de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York, no participó en el estudio, pero comentó los hallazgos. Dijo que "estos resultados resaltan la importancia del ritmo circadiano del cuerpo, y amplían las crecientes evidencias que muestran aumentos en los riesgos de salud (lo que incluye a la obesidad, la diabetes, la hipertensión, la enfermedad cardiovascular e incluso el cáncer) cuando nuestros horarios diarios no armonizan con nuestro ritmo circadiano".

En el estudio, Plans y sus colaboradores recolectaron los datos de más de 88,000 hombres y mujeres, con una edad promedio de 61 años, que fueron reclutados entre 2006 y 2010.

Los investigadores contaban con información sobre en qué momento los participantes se iban a la cama y se despertaban a lo largo de una semana, mediante el uso de acelerómetros que llevaban en las muñecas. Los participantes también completaron cuestionarios sobre el estilo de vida y la salud.

A lo largo de un seguimiento promedio de casi seis años, un 3.6 por ciento de los participantes desarrollaron una enfermedad cardiaca. La mayoría de los que la desarrollaron se iban a dormir a medianoche o más tarde. Las personas que tuvieron las probabilidades más bajas de desarrollar una enfermedad cardiovascular se iban a la cama entre las 10 y las 10:59 p.m., encontraron los investigadores.

Las que se iban a la cama entre las 11 y las 11:59 p.m. tenían un riesgo un 12 por ciento más alto, y las que se dormían antes de las 10 p.m. tenían un riesgo un 24 por ciento más alto.

Tras tomar en cuenta el sexo, los investigadores encontraron el riesgo más alto en las mujeres. Entre los hombres, solo irse a la cama antes de la 10 p.m. siguió siendo significativo, anotaron los investigadores.

"No podemos ofrecer consejos al público basados en nuestros nuevos resultados, ya que solo hemos identificado una asociación", aclaró Plans. "Pero de forma más general, hay buenas evidencias de que la luz matutina restablece el ritmo circadiano, y que por tanto practicar una buena higiene de sueño podría ser beneficioso", aconsejó.

"Váyase a la cama a una hora razonable y despiértese lo suficientemente temprano como para salir un rato al aire libre en la mañana, evite la luz azul a una hora tarde de la noche, no tome cafeína a una hora tarde del día, evite las siestas tras las 4 p.m., use la habitación solo para dormir, y váyase a la cama solo cuando sienta que está listo para dormir. Pero este consejo se basa en unas evidencias más amplias de la investigación colectiva", aclaró Plans.

El Dr. Greg Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA en Los Ángeles, dijo que "estos hallazgos proveen una perspectiva potencial sobre cómo el momento del inicio del sueño, en relación con los ritmos circadianos, podría influir en la salud cardiovascular. Pero se necesitan más estudios, y está por demostrarse si cambiar la hora del día en que uno se va a la cama aumentaría o reduciría el riesgo de eventos cardiovasculares".

El informe se publicó en la edición del 9 de noviembre de la revista European Heart Journal — Digital Health.

Más información

Aprenda más sobre el sueño y la salud del corazón en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: David Plans, PhD, senior lecturer, organizational neuroscience, University of Exeter, U.K.; Gregg Fonarow, MD, director, Ahmanson-UCLA Cardiomyopathy Center, Los Angeles; Harly Greenberg, MD, chief, division of pulmonary, critical care and sleep medicine, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; European Heart Journal — Digital Health, Nov. 9, 2021

Comparte tu opinión