Reduzca su presión arterial con mindfulness

MARTES, 8 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- El mindfulness es una práctica de siglos de antigüedad que se ha puesto de moda en los últimos años, y un nuevo estudio afirma ahora que puede ayudar a su salud.

Entrenarse en mindfulness puede ayudar a las personas a gestionar mejor su hipertensión, al ayudarlas a mantener unos cambios saludables en el estilo de vida, informa un nuevo ensayo clínico.

Reduzca su presión arterial con mindfulness

Un programa personalizado de mindfulness de ocho semanas ayudó a las personas a reducir su presión arterial sistólica en casi 6 puntos durante un periodo de seguimiento de seis meses, encontraron los investigadores.

Esto fue significativamente mejor que la reducción de 1.4 puntos que ocurrió en las personas que recibieron la atención usual para la presión arterial, comentaron los investigadores el domingo durante una presentación en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Chicago. Ese tipo de investigación se considera preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Los resultados podrían ser relevantes para la salud de un paciente, dado que estudios anteriores han encontrado que una reducción de 5 puntos en la presión sistólica se traduce en una reducción de un 10 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV), señaló el investigador principal, Eric Loucks, director del Centro de Mindfulness de la Universidad de Brown.

"Si podemos entrenar a las personas en habilidades de mindfulness y entonces aplicar esas habilidades a las relaciones de las personas con las cosas que sabemos que influyen en la presión arterial (como la actividad física, la dieta, el cumplimiento con el régimen de antihipertensivos o el consumo de alcohol) podríamos mejorar los beneficios" de su plan de control recetado de la presión arterial, planteó Loucks.

Por ejemplo, en este estudio, los participantes preparados mediante el entrenamiento en mindfulness tendían a hacer más ejercicio y a comer mejor, anotó.

Alrededor de un 46 por ciento de los estadounidenses tienen hipertensión, pero solo la mitad de ellos la tienen bajo control, dijo Loucks.

Loucks y sus colegas reclutaron a unas 100 personas con una presión arterial elevada y sin tratar, para que asistieran a sesiones grupales semanales de entrenamiento en mindfulness. Estas personas también asistieron a un retiro de mindfulness de un día entero.

El entrenamiento en mindfulness mejora la autoconciencia de las personas sobre sus propios pensamientos, emociones y sensaciones físicas, y las ayuda a prestar atención a sus respuestas y a regular sus emociones, afirmó Loucks.

En este caso, el mindfulness ayuda a las personas a percibir y reconocer cómo se sienten después de que eligen buenas opciones que mejoran su presión arterial, apuntó.

"Casi todo el mundo se siente bien tras la actividad física, con frecuencia durante horas, y las opciones dietéticas pueden tener un gran impacto en cómo nos sentimos en cuerpo y mente. Por ejemplo, algunas personas, cuando comen algo dulce, afirman que el azúcar primero les provoca un subidón, y luego un bajón", dijo Loucks. "Simplemente lo notamos, con una consciencia que no juzga y que es curiosa, y entonces damos una respuesta hábil a lo que detectamos".

Luego, los investigadores compararon qué tan bien controlaron los pacientes su presión arterial durante seis meses, con otro grupo de 100 pacientes que recibieron la atención usual: un monitor de la presión arterial para casa, educación sobre la gestión de la presión arterial, y acceso a un médico.

"Observamos unas reducciones bastante buenas en la presión arterial a lo largo de los seis meses de seguimiento, en comparación con el grupo de control", dijo Loucks.

Un análisis posterior encontró que las personas en el grupo de mindfulness eran más propensas a comer alimentos saludables para el corazón, a hacer más ejercicio, y a permitirse una conducta sedentaria con menos frecuencia, según Loucks. También reportaron unos niveles más bajos de estrés.

"Me gustaría verlo replicado en otros grupos aparte de nosotros, con un seguimiento más largo y unas muestras de participantes más generalizables", planteó Loucks. "Si esto ocurriera y los resultados se sostuvieran, podría ser un método atractivo para ayudar a controlar la presión arterial de más o menos la mitad de los estadounidenses que tienen hipertensión".

Un entrenamiento en mindfulness como este podría respaldar a las estrategias que ya se ha probado que ayuda a controlar la presión arterial, apuntó el Dr. Amit Khera, director del programa de cardiología preventiva de la UT del Suroeste, en Dallas.

"Necesitamos estrategias complementarias para ayudar a reducir la presión arterial", enfatizó Khera. "Algo igual de importante es que necesitamos estrategias para ayudar a las personas a adoptar los hábitos de estilo de vida que les permiten ayudar a reducir su presión arterial".

La reducción de 6 puntos en la presión arterial observada en los pacientes de mindfulness "es clínicamente importante, y es significativa", añadió la Dra. Janani Rangaswami, directora del programa cardiorrenal de la Universidad de George Washington, en Washington, D.C.

"El método basado en mindfulness, además de la atención estándar con farmacoterapia, es una adición de verdad bienvenida a la literatura sobre la hipertensión", afirmó Rangaswami.

Más información

La Universidad de Harvard ofrece más información sobre el mindfulness.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Eric Loucks, PhD, director, Mindfulness Center, Brown University, Providence, R.I.; Amit Khera, MD, director, preventive cardiology program, UT Southwestern, Dallas; Janani Rangaswami, MD, director, cardiorenal program, George Washington University, Washington, D.C.; presentation, American Heart Association annual meeting, Chicago, Nov. 6, 2022

Comparte tu opinión