Beta-Caroteno

Beta-Caroteno

¿Qué es?:

El beta-caroteno es uno de los pigmentos de un grupo de pigmentos rojos, anaranjados y amarillos llamados carotenoides. El beta-caroteno y otros carotenoides proveen aproximadamente el 50% de la vitamina A necesaria en la dieta Americana. El beta-caroteno está presente en las frutas, verduras y granos. También se puede hacer en el laboratorio.

El beta-caroteno se utiliza para prevenir ciertos cánceres, las enfermedades del corazón, las cataratas, artrosis y la degeneración macular senil (DMS). También se usa para tratar síndrome de fatiga crónica, envejecimiento de la piel, SIDA, el alcoholismo, la enfermedad de Alzheimer, la depresión, la diabetes, la epilepsia, el dolor de cabeza, el reflujo, una infección que podría causar úlceras (infección por Helicobacter pylori), la presión arterial alta, la infertilidad, la enfermedad de Parkinson, la artritis reumática, la esquizofrenia, el ACD y trastornos a la piel que incluyen soriasis y vitiligo. Se usa para disminuir los síntomas de trastornos respiratorios, como el asma, y el asma inducido por el ejercicio físico, la fibrosis quística y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Se usa además para mejorar la memoria y la fuerza muscular. Ciertas personas usan betacaroteno para reducir la toxicidad asociada con quimioterapia, incluido el desarrollo de parches blanco la inflamación y úlceras que se forman adentro de la boca. Se ingiere también por boca para prevenir el desarrollo de nuevos lunares en la piel, muerte después de enfermedad hepática prolongada, una enfermedad llamada esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la dilatación de un vaso sanguíneo cerca del abdomen (aneurisma abdominal).

El beta-caroteno también se utiliza en las mujeres desnutridas para disminuir las probabilidades de muerte y ceguera nocturna durante el embarazo, así como para la diarrea y fiebre después de dar a luz.

Ciertas personas ingieren betacarotenos para prevenir la quemadura de sol. Además, las personas ingieren betacarotenos para prevenir la sensibilidad a la luz solar debido a ciertas enfermedades como la protoporfiria eritropoietica (PPE) o erupción polimorfa lumínica.

Hay muchas autoridades – incluyendo la Asociación Americana del Corazón, la Sociedad Americana del Cáncer, el Instituto Mundial de Investigación del Cáncer en asociación con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, y la Agencia Internacional para Investigación del cáncer de la Organización de la Salud Mundial – que recomiendan obtener el beta-caroteno de los alimentos y no de suplementos, por lo menos hasta que las investigaciones demuestran si los suplementos ofrecen el mismo beneficio. El comer 5 porciones al día de frutas y verduras provee 6-8 mg de beta-caroteno.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Tratamiento de la sensibilidad al sol en personas que tienen una enfermedad hereditaria de la sangre llamada "protoporfiria eritropoyetica". La ingesta de betacaroteno puede disminuir la sensibilidad al sol en personas con protoporfiria eritropoyética.

¿Cómo funciona?:

El beta-caroteno es convertido a vitamina A, un nutriente esencial. Tiene actividad antioxidante e antiinflamatoria, lo que ayuda a proteger a las células para que no sufran daño.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El beta-caroteno ES PROBABLEMENTE SEGURO en adultos y niños cuando se ingiere en cantidades apropiadas para algunas condiciones médicas específicas. Sin embargo, los suplementos de beta-caroteno no son recomendables para uso general.

El beta-caroteno NO ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se ingiere en dosis altas, especialmente si se toma a largo plazo. Dosis altas de beta-caroteno pueden poner la piel de color amarillo a anaranjada.

Hay una creciente preocupación de que tomar altas dosis de suplementos de antioxidante tales como beta-caroteno puede causar más daño que bien. Algunas investigaciones muestran que el tomar dosis altas de suplementos de beta-caroteno podría aumentar la probabilidad de muerte en general, aumentar el riesgo de ciertos cánceres, y posiblemente aumentar otros efectos secundarios. Además, existe también preocupación de que tomar grandes cantidades de una multivitamina más un suplemento separado de beta-caroteno aumenta la posibilidad de desarrollar un cáncer avanzado de próstata en los hombres.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y Lactancia: El betacaroteno ES PROBABLEMENTE SEGURO cuando se lo ingiere en cantidades apropiadas. Sin embargo, no se recomienda altas dosis de suplementos de betacaroteno para uso general durante el embarazo y la lactancia.

Angioplastia, un procedimiento al corazón: Hay un poco de preocupación de que el uso de vitaminas antioxidantes, incluyendo el beta-caroteno, podría producir efectos nocivos después de una angioplastia. Pueden interferir con la mejoría. No use beta-caroteno y otras vitaminas antioxidantes antes de una angioplastia sin la recomendación de su proveedor de salud médica.

Historial de exposición al asbesto: En las personas que han estado expuestas al asbesto, los suplementos de beta-caroteno podrían aumentar el riesgo de cáncer. No tome suplementos de beta-caroteno si ha estado expuesta al asbesto.

Fumar: En las personas que fuman, los suplementos de beta-caroteno podrían aumentar el riesgo de cáncer de colon, pulmón y de próstata. No tome suplementos de beta-caroteno si fuma.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos que se usan para bajar el colesterol (Estatinas)

El tomar, betacaroteno, selenio, vitamina C y vitamina E juntos podría disminuir la eficacia de algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol. No se sabe si el beta-caroteno, si se toma solo, disminuye la eficacia de todos medicamentos que se usan para bajar el colesterol.

Algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol incluyen a atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol), lovastatina (Mevacor) y pravastatina (Pravachol).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Niacina

La niacina puede aumentar los niveles del colesterol bueno. La ingesta de betacaroteno junto con vitamina E, vitamina C y selenio juntos puede disminuir los efectos de la niacina sobre los niveles de colesterol bueno. No se conoce si el betacaroteno solo disminuye los efectos de la niacina sobre los niveles de colesterol bueno.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Niacina

La niacina puede aumentar los niveles del colesterol bueno. La ingesta de betacaroteno junto con vitamina E, vitamina C y selenio podría disminuir los efectos de la niacina sobre los niveles de colesterol bueno. No se conoce si el betacaroteno solo disminuye los efectos de la niacina sobre los niveles de colesterol bueno.

¿Existen interacciones con alimentos?:

El beber alcohol en exceso puede disminuir la acción del beta-caroteno en el cuerpo y aumentar el nivel de otra sustancia química llamada retinol. Los investigadores están preocupados de que esto puede aumentar el riesgo de cáncer. Pero, se necesitan más investigaciones para determinar si esta preocupación está justificada.

La olestra puede interferir con la acción del beta-caroteno en el cuerpo. En las personas sanas la olestra disminuye en un 27% la concentración de betacaroteno en el suero de la sangre.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis se han estudiado en investigaciones científicas:

ADULTOS:
POR VÍA ORAL:

  • Para la protoporfiria eritropoietica: se ha usado 180 mg of betacaroteno por día. Si esta dosis no resulta efectivo, podría aumentarse a 300 mg por día.
  • Para prevenir las quemaduras solares en las personas sensibles a la radiación solar: Se ha usado un producto específico (Betatene by Betatene Ltd or Cognis Australia Pty Ltd) que contiene 24-25 mg of betacaroteno junto con otros carotenoides durante 12 semanas.
  • Para el tratamiento de la degeneración macular senil (DMS): Se ha usado todos los días 15 mg de betacaroteno más 500 mg de vitamina C y 400 IU de vitamina E, con o sin 80 mg de óxido de cinc.
  • Para prevenir complicaciones después del nacimiento: 42 mg of betacaroteno por semana.
  • Para complicaciones relacionadas con el embarazo: 42 mg of betacaroteno por semana.
NIÑOS:
POR VÍA ORAL:
  • Para la fotoporfiria eritropoyética (EPP): La dosificación cambia según la edad. De 1 a 4 años de edad, la dosis diaria es de 60-90 mg; de 5 a 8 años de edad, 90-120 mg; de 9 a 12 años de edad, 120-150 mg; de 13 a 16 años de edad, 150-180 mg; y desde 16 en adelante, 180 mg. If las personas siguen siendo demasiado sensibles al sol con esta dosis, puede elevarse la dosis de betacaroteno a 30-60 mg por día para personas desde 16 años en adelante, y hasta un total de 300 mg por día en adultos mayores de 16 años de edad.
La ingesta diaria recomendada de beta-caroteno no ha sido establecida porque no se ha hecho suficiente investigación al respecto.

Los suplementos de beta-caroteno están disponibles en dos formas. Una es a base de agua y la otra a base de aceite. Los estudios demuestran que la versión a base de agua parece ser absorbida mejor.

Otros nombres:

A-Beta-Carotene, A-Bêta-Carotène, Beta Carotene, Bêta-Carotène, Bêta-Carotène Tout Trans, Carotenes, Carotènes, Carotenoids, Caroténoïdes, Caroténoïdes Mélangés, Mixed Carotenoids, Provitamin A, Provitamine A.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión