Hierbas para aliviar las molestias digestivas

Acidez, estreñimiento, diarrea, hinchazón, dolor o nauseas, son algunos de los trastornos más comunes que afectan el funcionamiento del aparato digestivo.

Si estos problemas se presentan con frecuencia, deberás consultar a un profesional de la salud cuanto antes, ya que puede tratarse de una afección seria.

Hierbas para aliviar las molestias digestivas
El anís estrellado o la canela son hierbas que se usan desde hace siglos para aliviar las molestias digestivas. | Foto: GETTY IMAGES

Sin embargo, cuando son leves o aparecen eventualmente se los puede calmar con la ayuda de algunas hierbas. Aquí te mostramos cuáles y cómo puedes consumirlas:

Anís estrellado

Aquí nos referimos al anís estrellado (Illicium verum), también llamado anís estrella, anís estrellado chino o badiana.

No debe confundirse con el anís (Pimpinella anisum), cuyas semillas se usan en licorería, panadería y repostería, ni muchos menos con el anís estrellado de Japón (Illicium anisatum) que es muy venenoso.

El anís estrellado se recomienda para aliviar calambres abdominales, cólicos, estreñimiento, gases, hinchazón, e indigestión.

Incluso existe evidencia que señala que mascar sus hojas ayudaría a controlar el hipo, aunque aún se desconoce a que se deben estas bondades.

Cómo consumirlo

La mejor forma de obtener las propiedades del anís estrellado es a través de sus infusiones. Para ello, debes llevar agua hasta cerca de su punto de hervor, agregar un par de "estrellas" de anís y dejar reposar entre 3 y 5 minutos a fuego bajo.

Retira la infusión del fuego, cuela y bebe. Se aconseja tomar hasta dos tazas al día, preferentemente después de la comida.

Boldo

El boldo (Peumus boldus) es una planta originaria de las regiones andinas e históricamente se empleó con fines medicinales en distintas regiones de Chile y Perú.

Sus infusiones son especialmente útiles para combatir el estreñimiento o la diarrea. Los expertos creen que esto se debe a la boldina, uno de sus compuestos al que adjudican propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

El boldo también posee efectos diuréticos, que ayudan a "limpiar" nuestro cuerpo eliminando las toxinas de los riñones, puede desinflamar el vientre y favorece la salud de la mucosa intestinal.

Cómo consumirlo

Puedes consumirlo a través de infusiones. Para prepararlo deposita una cucharada de sus hojas secas en una taza o cuenco, agrega agua caliente (aproximadamente 250 ml), déjalas reposar por un tiempo y luego fíltralas.

Se recomienda beber esta infusión después de cenar para potenciar sus efectos digestivos y sedantes.

La infusión no es la única manera en que puedes aprovechar esta planta, ya que también se presenta en forma de aceites o cápsulas. Sin embargo, se aconseja consultar a un profesional de la salud antes de optar por estas opciones.

Canela

La canela es la corteza del árbol de la canela o canelo (Cinnamomum verum). Junto a la pimienta o el cardamomo, es una de las primeras especias en ser utilizadas con fines gastronómicos por los humanos.

La canela también se aprovecha con fines medicinales, específicamente para aliviar el dolor de estómago, diarrea, flatulencias, espasmos musculares y estomacales, e incluso para prevenir las náusea y vómitos.

Cómo consumirla

Hacer una infusión de canela para aprovechar sus beneficios es muy sencillo. Solo necesitas hervir agua, agregar dos palos de canela, dejarlos en ebullición durante 2 minutos, retirar del fuego y dejar reposar otros 5 minutos.

De esta forma el sabor se concentrará y podrás disfrutar sus propiedades. Se aconseja beber esta infusión cuando sientas malestar o pesadez estomacal.

También puedes utilizarla para saborizar chocolate caliente, arroz con leche, panificados o helados.

Jengibre

El jengibre es una planta perteneciente a la familia Zingiberáceas. Se aprovecha su rizoma, es decir, el tallo horizontal subterráneo, por su aroma fresco y sabor picante, aunque también es muy demandado por sus propiedades medicinales.

Se cree que el jengibre es bueno para mejorar la digestión ya que estimula el apetito, a la vez que preparar el sistema digestivo para la llegada de los alimentos. También existen registros de sus efectos carminativos, útiles para aliviar o prevenir las flatulencia.

Cómo consumirlo

Puedes combinar ralladura de jengibre fresco con frutas, o utilizarlo para sazonar pescados o pollos.

Si no lo consigues fresco, la opción molida es muy atractiva, aunque algo más concentrada (1/8 de cucharadita equivale a una entera del fresco). Así puedes sumarlo fácilmente a tus batidos, jugos, aderezos o infusiones favoritas.

Menta

La menta (Mentha piperita), según detallan diferentes estudios, puede ayudar a reducir los síntomas y malestares generados por el Síndrome del Intestino Irritable.

Los investigadores creen que esto es posible gracias a la presencia de un compuesto llamado mentol, que ayuda a cerrar los canales de iones de calcio responsables de la contracción muscular.

Esto tiene un efecto positivo sobre las paredes intestinales y ayuda a disminuir el dolor abdominal. Su consumo también parece combatir las sensaciones de náuseas, especialmente las que ocurre durante el embrazo.

Cómo consumirla

La mejor manera de aprovechar los efectos de la menta es bebiendo una infusión caliente después de comer. Puedes hacerla con hojas de menta fresca, aunque se aconseja utilizar las que ya están secas.

Coloca una cucharada en una taza y vierte agua al punto de hervor, deja reposar durante 5 a 10 minutos, cuela y bébela. Se aconseja no superar las 4 tazas diarias.

Regaliz

El regaliz es la raíz de Glycyrrhiza glabra, una hierba de tallo leñoso. Se caracteriza por un sabor dulce, debido a la presencia de un componente llamado glicirricina, que es mucho más dulce que el azúcar.

El regaliz es rico en flavonoides, vitaminas, especialmente B y E, minerales, como calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, selenio y zinc, entre otros, y ciertos fitonutrientes esenciales, como glicirricina, timol, o fenol.

Por esta composición nutritiva, es que se lo suele usar para aliviar distintos malestares del sistema digestivo, como:

  • Acidez.
  • Cólicos.
  • Gastritis.
  • Inflamación.
  • Intoxicación por alimentos. 
  • Úlceras estomacales.

Cómo consumirlo

Una buena forma de consumir regaliz para aliviar molestias digestiva es mediante una infusión. Para ello debes colocar ½ cucharada de regaliz trozado en una taza y luego vierte agua al punto de hervor. Deja reposar entre 5 y 10 minutos, cuela y bebe después de las comidas.

Si consigues la opción en polvo, puedes verter una cucharadita en una taza, mezclar con agua hirviendo, dejar reposar y usarlo para hacer gárgaras.

Tilo

Tilia o tilos son plantas que pertenecen a la familia Malvaceae, cuyas flores, hojas y extractos se utilizan con fines medicinales desde hace siglos.

Esto se debe a que poseen una importante concentración de compuestos beneficiosos, como fitonutrientes, flavonoides, y taninos, que le otorgan propiedades antioxidantes, sedantes, beneficiosas para el sistema inmunológico, y digestivas.

Sobre este último aspecto, se cree que la presencia de taninos ayudaría a favorecer el buen funcionamiento del sistema digestivo, aliviando el estreñimiento, disminuyendo la hinchazón y combatiendo la inflamación.

Cómo consumirlo

Las flores y hojas secas del tilo pueden conseguirse en cualquier mercado y se consumen cómo infusión.

Para ello, coloca 1 cucharada de flores de tilo secas en una taza y luego vierte agua al punto de hervor. Deja reposar entre 5 y 10 minutos, cuela y bebe después de las comidas o una hora antes de ir a la cama.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus tratamientos, antes habla con tu médico sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los medicamentos recetados, así como con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión