Regaliz: cómo se consume y qué beneficios tiene

Foto: GETTY IMAGES

También llamado licorice, orosús, palo duz, regalicia o palodú, el regaliz es una raíz considerada uno de los condimentos más antiguos que conoce la humanidad. Si bien se destaca por su uso gastronómico y aromatizante, sus propiedades medicinales son amplias y han sido muy estudiadas. Aquí te las presentamos:

Qué es el regaliz
Foto: GETTY IMAGES

Qué es el regaliz

Se conoce como regaliz a la raíz de Glycyrrhiza glabra, una hierba perenne de tallo leñoso que crece hasta aproximadamente 1 o 2 metros. Es nativa de África del Norte, Europa Oriental y la zona tropical de Asia, caracterizándose por tener largas y arrugadas raíces que se ramifican horizontalmente. También presenta pequeñas flores de color púrpura o azul.

Dulce sabor
Foto: ISTOCK

Dulce sabor

Además de tener un aspecto peculiar, el regaliz se destaca por su dulce sabor. Los investigadores explican que la palabra Glycyrrhiza deriva del griego "glukurrhiza", que significa "raíz dulce". Esta característica se debe a la presencia de un componente llamado glicirricina, que es mucho más dulce que el azúcar, y la convierte en una de las hierbas más consumidas en el mundo.

Beneficios saludables

El regaliz tiene una composición rica en flavonoides, vitaminas E y del complejo B (como B1, B2, B3 y B5), minerales como el calcio, colina, fósforo, hierro, magnesio, potasio, selenio y zinc y ciertos fitonutrientes esenciales, como glicirricina, timol, fenol, ácido ferúlico, quercetina y betacarotenos. Esta combinación nutritiva permite que ofrezca las siguientes bondades:

1. Previene problemas cardíacos

Por su gran cantidad de antioxidantes, el regaliz es una buena opción para mantener bajo control los niveles de colesterol. Cuando este es muy elevado, existe el riesgo de que se combine con otros compuestos y forme placa. Esta es una sustancia que se pega a las paredes de los vasos sanguíneos, en muchos casos bloqueándolas, lo que aumenta el riesgo de muchos problemas cardiovasculares.

15 cosas que dañan tu corazón

2. Buena respiración

Muchas publicaciones científicas indican que el regaliz funcionaría como expectorante y permitiría reducir las constricciones de las vías respiratorias. Esto ayudaría a tratar una serie de problemas respiratorios, como dolores de garganta, espasmos bronquiales, tos, resfriados, exceso de moco, bronquitis, asma o enfisema.

Hierbas para problemas respiratorios
3. Protección hepática
Foto: ISTOCK

3. Protección hepática

Gracias a la presencia de glicirricina, el regaliz ayudaría a reducir la toxicidad del hígado y permitiría que este funcione correctamente. Además, esta raíz es rica en antioxidantes, compuestos que resultan esenciales para contrarrestar el daño que provoca la mala alimentación o los radicales libres a las células hepáticas.

Alimentos para desinflamar el hígado

4. Para la menopausia

El regaliz es rico en isoflavonas, que ayudan a mantener el equilibrio de estrógenos y progesterona en el organismo. Distintos ensayos clínicos hallaron que esta propiedad resultaría útil para aliviar las molestias físicas y psicológicas que ocurren durante la menopausia, especialmente los sofocos.

Remedios para aliviar los sofocos

5. Anticancerígeno

Existe evidencia científica que muestra que la isoliquiritigenina, un flavonoide del regaliz, funcionaría como un potencial agente quimiopreventivo. Otros trabajos también analizaron sus cualidades anticancerígenas, asociando su consumo con la inducción de la apoptosis, o proceso de muerte celular programada.

6. Trata las infecciones

Diversas investigaciones han señalado al regaliz como un potenciador natural del sistema inmunológico, ya que posee ácido glicirricico. Este resulta eficaz para aumentar las defensas contra infecciones de todo tipo: bacterianas, virales o fúngicas. Especialmente se estudiaron sus efectos contra el virus que causa la varicela y la culebrilla.

Remedios para aliviar la culebrilla
7. Cuida la piel
Foto: ISTOCK

7. Cuida la piel

El regaliz se vincula con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antifúngicas y antibacterianas, por lo que suele ser muy utilizado para cuidar la salud de la piel. Ciertos estudios mostraron que podría tratar dolencias como psoriasis, eccema, hinchazón o picazón, irritación e incluso quemaduras por el sol. También favorecería el crecimiento fuerte y sano del cabello.

Alimentos para rejuvenecer tu piel

8. Úlceras bucales

También llamadas aftas, las úlceras bucales son lesiones no contagiosas que surgen en los tejidos dentro de la boca y las encías. Se encontró que tanto el regaliz como su extracto podrían resultar útiles para mejorar la condición de estas lesiones, gracias a que reducen la inflamación y estimulan la acción inmunológica del cuerpo.

Qué peligros esconden las encías

9. Contra la fatiga

Muchas veces la fatiga crónica puede ser provocada por episodios de estrés. Se cree que el regaliz podría aliviar esta situación ya que favorecería el correcto funcionamiento de las glándulas suprarrenales, responsables de la producción de cortisol, una hormona vinculada al control del estrés. Además, la glicirricina presente en el regaliz aumentaría la sensación de energía.

Cómo lidiar con la fatiga diaria
Cómo se consume
Foto: ISTOCK

Cómo se consume

Existen muchas opciones para consumir esta raíz: puedes lavarla y pelarla para luego mascarla, también trozarla y hervirla para acompañar tus platillos favoritos o combinarla con otras hierbas para conseguir deliciosas infusiones. Otra opción es conseguirla en polvo, verter una cucharadita y hervir para luego beber o hacer gárgaras.

Otros usos

Uno de los usos más populares del regaliz es como agente aromatizante en productos de confitería. También se lo aprovecha en la industria tabacalera, para mantener la humedad y saborizar cigarros o cigarrillos o para preparar mezclas para pipa. Incluso podemos encontrarlo en algunas cervezas, ya que posee propiedades espumosas.

Precauciones

La glicirricina que da su sabor al regaliz, también puede ser responsable de ciertos efectos secundarios cuando lo consumimos en exceso o de forma incorrecta. Entre ello se destacan, problemas cardiovasculares, irregularidades en la producción de hormonas, trastornos renales, complicaciones sexuales, y alteraciones durante el embarazo o la lactancia.

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., PlantsList.

Comparte tu opinión