10 remedios naturales para aliviar la culebrilla

Si estás experimentando dolor intenso y picazón por el brote o erupción de las ampollas que produce la culebrilla (herpes zoster o shingles en inglés), debes estar buscando alivio de manera inmediata. La solución podría estar al alcance de tu alacena. Mira cuáles son los remedios naturales que te pueden ayudar a calmar el dolor, erradicar las ampollas y lograr una cicatrización más rápida.

¿Qué hacer si tienes culebrilla?
¿Qué es la culebrilla o shingles?

¿Qué es la culebrilla o shingles?

Cuando alguien enferma de varicela, el virus que la provoca permanece inactivo en el cuerpo dentro de determinadas células del sistema nervioso. A medida que se envejece, o si se debilita el sistema inmunitario, el virus se puede reactivar y multiplicar, con lo que surge la erupción del herpes zoster, culebrilla o shingles.

Tratamientos para aliviar la culebrilla

#1 Poderoso ajo

El ajo es un potente antibacteriano y antiviral natural, ideal para combatir las ampollas, lo único que tienes que hacer es partir un ajo por la mitad y frotarlo durante unos segundos sobre la parte afectada para secar las erupciones. Además, su consumo regular puede ayudarte a fortalecer el sistema inmunológico, elevando tus defensas y protegiéndote de virus y bacterias.

12 remedios caseros con ajo
¿Cuáles son los síntomas?

¿Cuáles son los síntomas?

La primera señal suele ser un dolor como de quemadura u hormigueo y a veces entumecimiento sobre o debajo de la piel. La persona se siente enferma, con fiebre, escalofríos, dolor de cabeza o malestar al estómago. Después de algunos días, aparece sobre la piel una erupción de ampollas llenas de líquido, semejantes a las de la varicela; el dolor asociado puede ser intenso.

Remedios naturales para el dolor

#2 La dorada miel

Quién diría que la miel que tienes en la alacena es uno de los mejores recursos para aliviar las ampollas producidas por la culebrilla. Hasta la segunda Guerra Mundial, este dulce se usó en el tratamiento de heridas por sus propiedades antibacteriales y anti inflamatorias. De acuerdo con investigadores de la Universidad de Waikato en Nueva Zelanda, ayuda a aliviar la comezón y a sanar.

Frecuente en EE.UU.

Frecuente en EE.UU.

Aproximadamente uno de cada cinco adultos que han tenido varicela contraerá culebrilla en algún momento de su vida. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), hay casi un millón de casos anuales y cualquier persona que haya tenido varicela corre peligro de contraerla, pero el riesgo aumenta con la edad. La mitad de los casos ocurren en mayores de 60 años.

Hierbas que embellecen la piel

#4 Caléndula

Hace más de 3,000 años los egipcios consideraban a la caléndula una planta milagrosa. Por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes que estimula la acción natural de curación dérmica y regeneración de la piel dañada, es ideal para combatir la culebrilla. Puedes preparar una infusión de caléndula y aplicar compresas sobre la zona afectada.

10 bondades de la caléndula
#5 Avena

#5 Avena

La avena es un alimento muy popular para la hora del desayuno, sin embargo, este cereal también puede ser un potente aliado en la lucha contra la culebrilla. Los baños con base de avena son muy eficaces para refresca la piel, ayudar a que las ampollas se sequen mucho más rápido y calmar la picazón. Basta con añadir avena en un recipiente con agua tibia y echártela encima, deja que se seque un poco sobre tu piel.

10 mágicas virtudes de la avena
#6 Vinagre de manzana

#6 Vinagre de manzana

El vinagre comúnmente se usa como aderezo de ensaladas, sin embargo, es un ingrediente muy versátil y de aplicación tópica que te puede ayudar a secar las ampollas y frenar la picazón, gracias a su poder cicatrizante, antimicótico y antibacterial. Basta con que mojes un paño y lo apliques sobre la zona afectada, puede que arda un poco.

10 propiedades medicinales del vinagre

#7 Toronjil o melissa

En la sabiduría popular, el toronjil es considerado uno de los remedios más eficaces para eliminar el virus de la culebrilla y evitar que vuelvan a aparecer los brotes. Debido a su riqueza en polifenoles, tiene un efecto analgésico, calmante, y antiespasmódico que ayuda a disminuir las molestias de la culebrilla. Prepara una infusión y aplica compresas sobre la zona afectada.

Analgésicos naturales contra el dolor

#8 Uña de gato

La uña de gato es una hierba muy popular en la medicina alternativa, debido a su potente efecto anti inflamatorio y antiviral. Natural Standard refiere que su uso data de la civilización inca y los sacerdotes peruanos asháninka consideraban que tenía grandes poderes para evitar enfermedades. Se le atribuye gran capacidad para estimular y aumentar las defensas por lo que se recomienda beber una infusión regularmente.

Más sobre la uña de gato
#9 Aceite de árbol de té

#9 Aceite de árbol de té

Originario de Australia, los aborígenes de este país han utilizado el aceite de árbol de té desde hace cientos de años. A esta planta se le atribuyen propiedades antisépticas para combatir infecciones virales y bacterianas, así como gran potencial para fortalecer el sistema inmunológico y las defensas del organismo. Sólo debes humedecer un algodón y aplicarlo sobre la zona afectada para que sequen las ampollas.

10 remedios naturales para las heridas
#10 Diente de león

#10 Diente de león

Las propiedades del diente de león son conocidas desde hace tiempo. En América, los nativos utilizaban la raíz para tratar inflamaciones, problemas de la piel y el malestar estomacal. Las hojas secas se pueden colocarse en agua caliente para preparar una infusión y aplicar compresas en la zona afectada para ayudar a secar las ampollas, aliviar el ardor, la picazón y la inflamación.

¿Se puede prevenir?
Foto: GETTY IMAGES

¿Se puede prevenir?

Los adultos mayores deben vacunarse. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron un comunicado en febrero de 2018 en el que instan a las personas mayores de 50 años, a vacunarse contra el Herpes Zóster, más conocido como culebrilla. Ésta es la mejor defensa contra una condición dolorosa que es más común entre los adultos mayores. Antes se recomendaba la vacuna desde los 60 años.

Comparte tu opinión