15 cosas que dañan tu corazón y no lo sabías

Foto: ISTOCK

Existen factores de riesgo de las enfermedades cardíacas conocidos, como el sedentarismo, tener sobrepeso, o niveles elevados de presión arterial y colesterol. Pero, hay otros que quizá ignoras y que sin embargo están muy ligados a estas afecciones. Conocerlos te ayudará a mantener a salvo a tu corazón, aquí te los presentamos:

1. Un matrimonio infeliz

Según comprobaron diferentes investigadores, esto puede ocasionar estrés y elevar el colesterol, y así predisponer el cuerpo a sufrir enfermedades cardiovasculares, sobre todo si la relación se va deteriorando con el tiempo. Se cree que el impacto es mayor en los hombres, debido a que las mujeres tienen mayor apoyo sentimental y menor dependencia marital.

Parejas felices y redes sociales
2. Roncar
Foto: ISTOCK

2. Roncar

No desestimes las quejas de tu pareja, si te dice que roncas, debes consultar al médico. Aunque es un problema común, la apnea obstructiva del sueño puede ser peligrosa, ya que aumenta el riesgo de hipertensión, latidos cardíacos irregulares, derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca y muerte por un infarto durante el sueño por la falta de oxígeno.

Remedios naturales para no roncar

3. La mala salud dental

Las personas con una pobre salud dental tienen más probabilidades de tener enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares (ACV). Esto se debe a que los niveles de inflamación encontrados tanto en la enfermedad de las encías como en el endurecimiento de las arterias, presentan una estrecha relación.

Qué peligros esconden las encías
4. Trabajar de noche
Foto: ISTOCK

4. Trabajar de noche

Diferentes ensayos clínicos encontraron que la falta de sueño al realizar turnos de 24 horas afectaría la función cardíaca. Sin embargo, trabajar en turnos rotativos o de noche también altera el ritmo circadiano o reloj biológico del cuerpo, modificando el grado en que el músculo cardíaco se contrae, la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Señales de que debes renunciar a tu trab

5. El tránsito de la ciudad

Si eres de los que se ponen nerviosos cuando quedan atascados en la autopista, debes saber que esto aumenta tus niveles de cortisol, la hormona del estrés, un gran influyente en la salud cardíaca. Para las personas que ya tiene enfermedad cardíaca, exponerse a un estrés sostenido puede aumentar sus probabilidades de muerte.

Cómo afecta el tráfico nuestra salud
6. Estar sentado
Foto: ISTOCK

6. Estar sentado

Estar muchas horas al día sentado (6 o más) se relaciona con varios problemas de salud como diabetes, cáncer, obesidad y enfermedades cardíacas. Por ello, muchos especialistas recomiendan caminar o moverse al menos por períodos de 2 minutos, ya que todo tipo de actividad física ayuda a contrarrestar el sedentarismo.

7. Problemas amorosos

Padecer el estrés de una ruptura o desengaño amoroso, o la pérdida de un ser querido, deja al corazón muy vulnerable. Muchos especialistas aseguran que esto se debe al incremento de los niveles de cortisol (estrés), que estas situaciones promueven. Así que sí, el "síndrome del corazón roto" es algo real.

8. Menopausia precoz

Como lo indica su nombre, sucede cuando la menopausia ocurre antes de los 40 años, ya sea en forma natural o por tratamientos médicos. Se sabe que aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón, problemas neurológicos, trastornos de sueño, problemas cardíacos, depresión y ansiedad.

Para la menopausia, acupuntura
9. Saltarse el desayuno
Foto: ISTOCK

9. Saltarse el desayuno

Existen ensayos clínicos que hallaron que las personas de mediana edad que regularmente se "saltaban" el desayuno, o sólo tomaban café o jugo, tenían el doble de riesgo de desarrollar aterosclerosis, en comparación a aquellas que consumían alimentos saludables por la mañana. La aterosclerosis es una condición puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

Qué debe incluir un desayuno saludable

10. Hacer mucho ejercicio

El sedentarismo es una mala palabra para el corazón, por eso lo recomendable es realizar al menos 150 minutos de ejercicio leve a moderado cada semana. Pero, al parecer mucho también hace mal. Los hombres que hacen más de 7 horas de ejercicio semanales tienen un 86% más de riesgo de desarrollar acumulación de placa en las arterias, una señal de advertencia de riesgo cardíaco.

11. Vapear

Aunque los cigarrillos electrónicos se promocionan como más sanos que los convencionales, no lo son. Los especialistas señalan que la nicotina del vapor de los e-cigarettes podría provocar que los niveles de adrenalina aumenten mucho en el corazón, lo que subiría el riesgo de ataque cardíaco y de muerte cardíaca súbita.

12. No dormir bien
Foto: ISTOCK

12. No dormir bien

Cuando duermes menos de 6 horas en la noche, aumentas tu riesgo de tener presión arterial y colesterol más altos. Además, aumentan las probabilidades de tener sobrepeso y diabetes, factores que en conjunto dañan tu corazón. Lo ideal para un adulto es dormir entre 7 y 9 horas.

Por qué nos cuesta tanto dormir

13. Traumas del pasado

Padecer experiencias trágicas como el acoso sexual, la muerte de un hijo, sufrir un accidente de automóvil, sobrevivir a un desastre natural, o ser víctima de una paliza o un atraco, podría hacer algo más que daño psicológico. La evidencia científica señala que estos serían factores de riesgo para los problemas del corazón.

Las fobias más comunes

14. Tener un alto IMC

El índice de Masa Corporal (IMC) es la fórmula más conocida y antigua para determinar si una persona está en su peso normal, tiene sobrepeso o está obesa. Y a la vez, es un predictor estándar a nivel cardiológico: simplemente si el IMC de una persona está fuera de rango, la predispone a padecer en el futuro una enfermedad cardíaca.

Qué es el índice de masa corporal

15. Falta de vitamina K

Distintos estudios encontraron que los adolescentes con dietas con un bajo contenido de vitamina K, tenían el triple de riesgo de sufrir un agrandamiento de la cámara de bombeo izquierda del corazón, en comparación con sus pares que comían más de esta vitamina. Esto puede desencadenar problemas de circulación sanguínea, latidos irregulares y un mayor riesgo de ACV.

Vitamina K: todo lo que debes saber

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Colegio Americano de Cardiología, Institutos Nacionales de la Salud, PubMed, Revista Española de Cardiología, Sociedad Americana del Corazón.

Comparte tu opinión