Nueva dieta sugiere comer carbohidratos solo de noche

Nueva dieta sugiere comer carbohidratos solo de noche
Se llama carb backloading y consiste en burlar a la insulina | Foto: GETTY IMAGES

¿Haz oído la expresión “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”? Significa que la cena debe ser la comida más ligera de tu día. Sin embargo, una nueva dieta con creciente popularidad en internet desmiente esta creencia y sugiere comer los platillos que tanto amas.

Se le conoce como carb backloading y consiste en comer todos los carbohidratos que desees: pizza, pastas, hamburguesas, postres, etc. Pero solo durante la noche, después de haber ejercitado arduamente y no haber comido carbohidratos durante todo el día.

“Desarrollé Carb Backloading después de casi dos décadas de lectura a través de revistas científicas y médicas, absorbiendo todo, desde la termodinámica del cuerpo hasta procesos biomoleculares que hacen posible el metabolismo”, explicó John Kiefer, el autor principal de esta dieta, en su sitio web.

Paradójicamente, la dieta carb backloading sugiere un mayor consumo de carbohidratos simples que de carbohidratos complejos, debido a que los carbohidratos simples –como los pasteles, dulces y otros productos de azúcar refinada– son absorbidos por la sangre más rápido que los carbohidratos complejos ­–arroz, pastas, vegetales, legumbres, etc.–.

Si bien los carbohidratos simples suministran energía al cuerpo; estos carecen de las vitaminas, minerales y fibras que los carbohidratos complejos como si aportan.

La dieta sugiere ir en contra de todo lo que las dietas populares promueven: disminuir la ingesta carbohidratos y calorías, especialmente durante la noche.

Cómo funciona

Para entender la ciencia detrás de la dieta, primero debemos entender cómo el consumo de carbohidratos afecta el rendimiento de la insulina.

“La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a desbloquear las células del cuerpo para que el azúcar (glucosa) de los alimentos que comemos pueda ser utilizada por las células como fuente de energía”, explicó el Centro de la Diabetes Joslin, un centro de afiliación a la Escuela de Medicina de Harvard, en su sitio web.

En otras palabras, la insulina regula la glucosa (azúcar), ayuda a transportar su energía y la almacenarla en el cuerpo.

La idea detrás de la dieta carb backloading se basa en el argumento que la sensibilidad de la insulina es más alta durante el día, es decir, que provoca que los carbohidratos sean absorbidos más rápido en los músculos y el tejido adiposo. Lo cual es bueno y malo.

No hay problema si los carbohidratos se almacenan en los músculos, ya que estos pueden ser usados como energía a la hora de hacer ejercicio; pero esto no funciona de igual manera para los tejidos adiposos porque los carbohidratos pueden acabar estancados  y causar el sobrepeso. 

Por lo que el consumo de carbohidratos sería mejor durante la noche, según los fundamentos de la dieta carb backloading. Así, los músculos recuperen la energía perdida en la noche y el cuerpo utiliza las grasas de los tejidos adiposos durante el día como energía para perder peso.

¿Da resultado?

Muchos críticos del carb backloading argumentan que existen mejores dietas con alternativas más saludable para bajar de peso, y sugieren que aquellas personas que deseen probarla se aseguren de ejercitar durante la noche.

Por ejemplo, un estudio con 68 participantes puso a prueba los efectos de comer carbohidratos durante la noche. En conclusión, los participantes reportaron haber tenido una “mayor pérdida de peso, circunferencia abdominal y reducción de la masa grasa corporal" en el transcurso de seis meses.

Otro estudio con menos participantes, y publicado por la Universidad de Cambridge, también analizó los efectos de comer carbohidratos durante la noche.

El estudio concluyó que “el consumo nocturno de proteínas y carbohidratos en mujeres con sobrepeso y vidas sedentarias, ayuda a disminuir su apetito durante el día, pero este afectó negativamente sus niveles de insulina”.

La dieta carb backloading podría funcionar para bajar de peso, pero podría también afectar la forma en que tu cuerpo produce insulina, además que el alto consumo de carbohidratos aumenta el riesgo de desarrollar diabetes.

Más para leer sobre dietas alternativas

Comparte tu opinión