Qué afrodisíacos funcionan y cuáles no

Qué afrodisíacos funcionan y cuáles no
Desde la antigüedad, el hombre ha cargado de poderes a algunos elementos y alimentos. | Foto: ISTOCK

Lograr un mejor desempeño sexual a través de incrementar la libido es una aspiración tan remota como la existencia del hombre sobre la tierra. Desde la antigüedad hasta nuestros días, los elementos a los cuales se les atribuye el poder de llevar al paraíso del disfrute sexual han ido cambiado. Siempre hubo y habrá alimentos que se consideran afrodisíacos, pero ¿realmente todos los que tienen fama poseen esa propiedad? Conoce lo que dice la ciencia sobre los afrodisíacos más populares:

Para empezar, la definición médica de afrodisíaco es “cualquier alimento o droga que despierta el instinto sexual, induce el deseo general y aumenta el placer y el rendimiento”. Esta palabra deriva de 'Aphroditae', la diosa griega del amor, y esas sustancias provienen de plantas, animales o minerales que desde tiempos inmemoriales han sido objeto de culto del hombre.

Muchas sustancias naturales han sido históricamente conocidas como afrodisíacos en África y Europa, como la yohimbina y la planta de mandrágora, así como el cuerno de rinoceronte de tierra en la cultura china y la "mosca española", que en realidad es tóxica.

Incluso en la cultura actual, hay ciertos alimentos que se utilizan como afrodisíacos, como las fresas y las ostras crudas. También se cree que el chocolate, el café y la miel tienen un potencial afrodisíaco. Pero, aunque estos elementos naturales se conocen como afrodisíacos, hay poca evidencia científica que respalde esas afirmaciones, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Aquí te mostramos cuáles son los más estudiados por la ciencia:


Chocolate

Los científicos hallaron que el chocolate contiene componentes relacionados con niveles más altos de serotonina en el cerebro, pero no se encontraron diferencias en la función sexual, por lo tanto, concluyeron que comer chocolate para aumentar el impulso sexual es un mito sin fundamento.

Ginkgo biloba

Se halló una mejoría en la disfunción sexual entre hombres y mujeres que lo consumieron. Por lo general, las personas no tienen problemas con el Ginkgo, pero los investigadores señalan que puede provocar un elevado riesgo de hemorragia, y recomiendan un uso cuidadoso del producto.

Fenogreco

También llamada alholva, el fenogreco (Trigonella foenum-graecum) es una hierba popular en la medicina alternativa que podría ayudar a mejorar la libido y la función sexual. Los investigadores señalan que esto podría deberse a que ciertas sustancias que posee estimularían la producción de hormonas sexuales, como estrógeno y testosterona.

via GIPHY

Miel

No hay estudios bien hechos que demuestren que la miel tenga algún efecto afrodisíaco. Los investigadores también advierten en contra del uso de "Mad Honey", que se produce principalmente en Turquía y se anuncia como un estimulante sexual, ya que puede ocasionar problemas cardíacos.

Ostras

Hace tiempo que se cree que las ostras son afrodisíacas, posiblemente porque contienen zinc, necesario para producir testosterona. Sin embargo, no hay estudios que puedan confirmar que las ostras tienen algún efecto sobre la función sexual o el deseo. Así que quedan descalificadas.

Azafrán

El azafrán es una especia que se obtiene de los estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus. Si bien es ampliamente conocido y utilizado como saborizante y colorante de todo tipo de platillos, desde la medicina tradicional se destacan sus propiedades afrodisíacas.

Distintas investigaciones recogieron esos usos populares y decidieron estudiarlos, encontrando que, entre otras cosas, su consumo se vinculó con importantes mejoras relacionadas al placer sexual, como un aumento de la excitación o mayor lubricación.

Batata silvestre

El extracto de ñame silvestre a menudo se agrega a las cremas y se cree que alivia los síntomas de la menopausia y aumenta la excitación sexual. Sin embargo, los estudios no han encontrado mejoras significativas entre los usuarios. Los investigadores señalan que no ofrece ningún beneficio real adicional.

Chasteberry

Proviene del árbol casto y se cree que afecta los niveles hormonales. Cuando se usa en dosis bajas, puede reducir el estrógeno y aumentar los niveles de progesterona. Aunque se ha descubierto que la baya reduce los síntomas del síndrome premenstrual, no parece ser efectiva para mejorar los problemas sexuales. Dado que no hay evidencia de que funcione para el deseo sexual, los investigadores dicen que no pueden recomendarlo.

Maca

Existen evidencia que vincula a la maca con una mejora de la función sexual en mujeres sanas y ayuda a los hombres a combatir la disfunción eréctil. Aunque se necesita más investigación, parece funcionar y tiene muy pocos efectos secundarios.

Ginseng

Se halló que puede ayudar a combatir la disfunción eréctil. Diferentes estudios que compararon el uso de ginseng para la disfunción eréctil con el placebo, y este parecía bastante efectivo. Se comprobó que el ginseng rojo coreano mejora la excitación sexual en mujeres menopáusicas.

Tribulus

Tribulus terrestris es una planta cuyas raíces y frutos son populares en la medicina tradicional china y ayurvédica por ser potenciadores naturales de la libido. También se la suele señalar como una opción para combatir la disfunción eréctil o aumentar los niveles de testosterona, aunque la evidencia que respalda esos usos es contradictoria.

Damiana

Se comprobó que tomar una combinación específica de productos que contengan damiana, L-arginina, Panax ginseng, ginkgo, vitaminas y minerales (ArginMax para mujeres, Daily Wellness Co.) mejora significativamente la satisfacción y el deseo sexual, aumenta la frecuencia del orgasmo y reduce el riesgo vaginal y la sequedad, en comparación con el placebo en mujeres interesadas en mejorar su función sexual. Se desconoce el efecto de damiana sola en la disfunción sexual, según informa Natural Medicines, la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

Chiles

Los chiles contienen un compuesto conocido como capsaicina que estimula las terminaciones nerviosas de la lengua. "Crea una sensación de cosquilleo y aumenta la producción de epinefrina, conocida también como adrenalina, y de endorfinas, que son los opiáceos naturales del cuerpo" explica la doctora Diana Hoppe, autora de Healthy Sex Drive, Healthy You: What Your Libido Reveals About Your Life (Vida sexual sana es salud para ti: lo que tu libido revela de tu vida). Para la experta, el chile es un buen afrodisíaco.

Comparte tu opinión