¿Piel escamosa o reseca? Esto puede ayudarte

Descamación, asperezas, agrietamiento y picor son síntomas que pueden indicar una xerosis, mejor conocida como piel seca.

Esta afección no suele ser grave, pero sí muy molesta. Afortunadamente, se puede combatir incorporando un serie de hábito saludables.

¿Piel escamosa o reseca? Esto puede ayudarte
Mujer con piel seca rascando su antebrazo. | Foto: GETTY IMAGES

¿Por qué la piel se reseca?

La xerosis o resequedad cutánea ocurre cuando la piel pierde demasiada agua y aceites. Si bien es una afección que puede afectar a cualquier persona, es más común en:

  • Mayores de 45 años.
  • Personas que viven en zonas con climas fríos, secos o poco húmedos.
  • Personas que realizan actividades o tienen trabajos que exigen sumergirse o estar en constante contacto con el agua.

Esta afección puede ser temporal, aunque existen muchos casos en que se la padece a lo largo de la vida, presentando distintos síntomas:

  • Aparición de líneas o finas grietas.
  • Coloración grisácea de la piel. 
  • Descamación que puede ser leve o grave. 
  • Enrojecimiento de la piel. 
  • Picazón. 
  • Sangrado en las grietas que se forman en la piel.
  • Sensación de tirantez en la piel.

La piel seca suele ser una consecuencia de las siguientes afecciones, hábitos o productos:

  • Baños o duchas muy calientes.
  • Calor: especialmente la calefacción centralizada, calefactores o estufas a leña, ya que reducen la humedad y resecan la piel.
  • Clima: durante invierno la piel es más propensa a resecarse, ya que las temperaturas y los niveles de humedad descienden.
  • Nadar en piscinas que tienen mucho cloro.
  • Tener problemas de la piel: como dermatitis atópica (eccema) o psoriasis.
  • Usar productos abrasivos: como jabones, detergentes y champús formulados para eliminar la grasa.

Qué hacer para aliviar la piel seca

Puedes prevenir o aliviar los síntomas de la piel seca siguiendo estos consejos:

Hidrátate correctamente

Los expertos aconsejan beber entre 2 y 2 ½ litros de agua cada día. Esto ayuda a combatir o prevenir la piel seca ya que:

  • Disminuye las grietas o líneas en la piel.
  • Equilibra la glándula sebácea.
  • Fortalece la piel.
  • Mantiene la piel hidratada.
  • Oxigena las células.
  • Promueve la eliminación de toxinas.

También puedes conseguir una buena hidratación, consumiendo con regularidad alimentos que se caracterizan por ser ricos en agua, compuestos antioxidantes y vitaminas beneficiosas para la piel, como fresas, mango, melón, pepino, tomate, y sandía.

Mantén una dieta saludable

Una alimentación saludable es fundamental para que todos los órganos del cuerpo se mantengan fuertes y sanos, y funcionen correctamente (incluida la piel). Ten en cuenta estas opciones para combatir la piel seca:

Aguacate

El aguacate aporta más de 20 nutrientes esenciales, entre ellos, fibra, potasio, y vitamina E y B. También es rico en minerales como hierro, fósforo y magnesio, además de ácido fólico, niacina y biotina.

Estos nutrientes lo convierten en un excelente aliado de la piel, ya que ayudan a combatir la inflamación, irritación, dolor y enrojecimientos derivados de la xerosis.

Cítricos

Aquí podemos encontrar al limón, naranja, mandarina, pomelo, kiwi, papaya o Camu Camu (el fruto con mayor concentración de vitamina C).

El agua es el componente principal de los cítricos, aunque también son una fuente esencial de vitamina C, betacarotenos, ácido fólico, minerales y flavonoides (sustancias con efectos antioxidantes).

Esta composición le otorga distintos beneficios para la salud, incluido el cuidado de la piel, manteniéndola brillante e hidratada, a la vez que estimula la producción de colágeno.

Frutos secos

Este grupo comparte un rasgo común: menos de la mitad de su composición está conformada por agua. Son frutos secos las almendras, avellanas, cacahuates o maní, castañas, nueces (ya se las comunes, de Pecán o Macadamia, entre otras), pistachos, e incluso semillas, como las de girasol o calabaza.

La evidencia científica disponible muestra que consumirlos regularmente ayuda a hidratar y suavizar la piel, a la vez que la protege contra toxinas y químicos, gracias a que son ricos en ácidos grasos Omega 3.

Té verde

Históricamente, el té verde se asocia a un gran poder antioxidante, antinflamatorio y rejuvenecedor. Esta combinación de beneficios es perfecta para mantener una buena salud de la piel y prevenir el agrietamiento, descamación, enrojecimiento y dolor derivado de la piel seca.

Zanahoria

Las zanahorias son reconocidas por sus importantes propiedades antioxidantes, ya que poseen compuestos llamados flavonoides y una importante concentración de vitaminas A, B y C.

Por ello, su consumo ayuda a cuidar la salud cutánea, ya que estos nutrientes son capaces de reducir la inflamación, promover la producción de colágeno, y estimular la elasticidad y fortaleza de la piel.

Higiene

Ten en cuenta que los jabones que usas para bañarte o lavar tus manos pueden promover la sequedad, descamación y picazón de la piel. Para prevenir este problema, el consejos de los expertos es optar por jabones suaves, libres de tintes y perfumes.

Otro aspecto fundamental para prevenir la piel seca es evitar lavarse en exceso (limita las duchas a una vez por día).

También es importante que el agua este tibia, no caliente, ya que a altas temperaturas puede eliminar muchas de las sustancias que se encuentran en la piel y la ayudan a retener la humedad.

Cuidados en casa

Otros consejos que puedes tener en cuenta durante el día para prevenir la piel seca son:

  • Cubrir la piel durante las temporadas adversas, como el invierno.
  • Humectar la piel con regularidad. 
  • No exponerte durante demasiado tiempo al agua, ya sea en la ducha o en la piscina. 
  • Usar guantes de goma al momento de lavar.

Complementos

En algunos casos, los consejos anteriores pueden resultar útiles en principio, pero los efectos del ambiente terminan por afectar a la piel. Contra esta situación, se puede recurrir a un humidificador que ayuda a aumentar la humedad del ambiente.

Las cremas hidratantes también son eficaces. Estas funcionan sellando la humedad que la piel ya tiene, por lo que lo ideal es usarlas después de bañarse.

Otra opción muy popular son los suplementos, como los de colágeno. Sin embargo, se aconseja consultar a un profesional de la salud antes de utilizar este tipo de productos.

Desde la medicina natural se resaltan las propiedades de distintas hierbas, como hoja de nogal, ortiga, o pétalos de rosa, para combatir la piel seca. Para usarlas, solo debes prepararlas en infusión, dejarlas enfriar y aplica en la zona afectada.

No olvides consultar al dermatólogo

Es importante recordar que todos los consejos anteriores pueden funcionar como complementos de las recomendaciones de un profesional de la salud.

Ante la aparición de síntomas de xerosis es importante consultar a un dermatólogo para que realice un diagnóstico, identifique la causa y resuelva cual es el mejor tratamiento.

Muchas veces la xerosis puede deberse a afecciones subyacentes, como psoriasis, eccema e incluso problemas renales o hepáticos.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión