Vapear no ayuda a los fumadores a abandonar el hábito, encuentra otro estudio

MIÉRCOLES, 14 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Olvídese de que el vapeo es una herramienta para dejar de fumar: una nueva investigación encuentra que es probable que la mayoría de las personas que usan tanto cigarrillos tradicionales como cigarrillos electrónicos sigan fumando, en lugar de dejar de hacerlo.

¿Cuánto es la mayoría? Apenas un 10 por ciento dejan de vapear y fumar.

Vapear no ayuda a los fumadores a abandonar el hábito, encuentra otro estudio

"Como los usa la población general, los cigarrillos electrónicos no han contribuido a una cesación sustancial del tabaquismo", señaló la investigadora principal, Nandita Krishnan, estudiante doctoral del departamento de salud de prevención y comunitaria de la Universidad George Washington, en Washington, D.C.

"Si se toma en cuenta que fumar cigarrillos es nocivo, y que los efectos a largo plazo del uso del cigarrillo electrónico se desconocen, y que usar ambos productos a la vez conlleva un mayor riesgo, se debe animar a las personas a dejar de usar ambos productos", añadió.

Vapear nicotina es adictivo, y se ha vinculado con un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca y pulmonar, aclaró Krishnan.

Las personas utilizan los cigarrillos electrónicos por una variedad de motivos. "Entre ellos se encuentran intentar dejar o reducir el tabaquismo, el atractivo de los sabores, el hecho de que no huelen mal, y algunas personas vapean para obtener una dosis de nicotina en lugares donde no pueden fumar cigarrillos".

En el estudio, Krishnan y sus colegas recolectaron los datos de 545 fumadores de cigarrillos que también vapeaban.

Los investigadores tomaron en cuenta varios factores, como la raza y la etnia, el nivel educativo y factores conductuales, como la frecuencia del uso de nicotina, alcohol y marihuana, y las percepciones sobre si el vapeo es más o menos nocivo que los cigarrillos.

Encontraron que un 76 por ciento de los participantes fumaban cigarrillos a diario y un 33.5 por ciento vapeaban a diario, un 62.5 por ciento bebían alcohol y un 25 por ciento fumaban marihuana. En total, casi un 82 por ciento pensaban que vapear era menos nocivo que fumar.

También encontraron que un 66 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos dejaron de vapear durante el periodo del estudio, pero que un tercio continuaron vapeando a lo largo del periodo de estudio de seis años.

Entre los fumadores de cigarrillos, un 55 por ciento siguieron fumando, mientras que un 27 por ciento lo dejaron poco a poco y un 17.5 por ciento dejaron de fumar en un momento temprano del estudio.
A lo largo del estudio, un 42 por ciento dejaron de vapear, pero siguieron fumando. Un 15 por ciento siguieron fumando y vapeando, encontraron los investigadores.

Una debilidad del estudio fue que la información sobre vapear y fumar fue provista por los participantes, lo que no siempre es preciso, porque la memoria falla y las personas quizá les digan a los investigadores lo que piensan que desean escuchar, anotaron los investigadores.

El informe se publicó en la edición en línea del 13 de septiembre de la revista Tobacco Control.

El Dr. Amit Mahajan, vocero voluntario de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), no piensa que sea sabio usar los cigarrillos electrónicos como forma de dejar de fumar.

"Pienso que las personas deben dar un paso atrás y recordar que los cigarrillos tienen nicotina, pero también muchas sustancia y toxinas adicionales que son de verdad malas para los pulmones, carcinógenos que pueden provocar cáncer", advirtió. "Las personas piensan que los cigarrillos electrónicos solo son pura nicotina. Pero nada es puro, y contienen un montón de cosas mezcladas. Las personas intentan usar los cigarrillos electrónicos para desengancharse de los cigarrillos, pero este estudio muestra que simplemente no es así a largo plazo".

Mahajan subrayó que hay formas comprobadas de ayudar a las personas a dejar de fumar, entre ellas la consejería, los parches y el chicle de nicotina, y medicamentos como Chantix y bupropión (Wellbutrin).

"Al final del día, los datos son bastante claros respecto a que la terapia conductual combinada con farmacoterapia es la mejor opción para los fumadores que desean abandonar el hábito y las personas que ya lo han intentado y no pudieron dejarlo", añadió Mahajan.

Más información

Para más información sobre cómo dejar de fumar, visite la Asociación Americana del Pulmón.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Nandita Krishnan, MSPH, doctoral student, Department of Prevention and Community Health, George Washington University Milken Institute School of Public Health, Washington, D.C.; Amit Mahajan, MD, volunteer medical spokesperson, American Lung Association; Tobacco Control, Dec. 13, 2022, online

Comparte tu opinión