Un medicamento nuevo podría ser un avance contra el eczema

MIÉRCOLES, 14 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Un medicamento experimental podría algún día ser una cura para el eczema, sugiere un nuevo ensayo.

El medicamento, rocatinlimab, es un anticuerpo monoclonal que los investigadores encontraron que prevenía la recurrencia de los síntomas de la afección cutánea durante hasta 20 semanas tras parar el tratamiento.

Un medicamento nuevo podría ser un avance contra el eczema

"Los pacientes nos pregunta siempre en la clínica si pueden parar el medicamento o si pueden comenzar a tomarlo con menos frecuencia. Ahora mismo, no tenemos estos medicamentos disponibles", comentó la investigadora principal, la Dra. Emma Guttman, profesora y catedrática de sistema de dermatología e inmunología de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Por supuesto, es importante en los adultos, pero imagine, en el futuro, lo importante que es para los niños. Este medicamento podría provocar una modificación de la enfermedad, porque trabaja en las células T de memoria", explicó.

El medicamento funciona al bloquear la OX40, una molécula inmunitaria que activa a las células inflamatorias que tienen un rol en el desarrollo del eczema, también llamada dermatitis atópica. El medicamento también evita que las células T de memoria almacenen la clave del eczema.

"Como funciona en la formación de las células T de memoria, las células que recuerdan que el paciente tiene la enfermedad, quizá estas células no vuelvan a provocar la enfermedad de nuevo", planteó Guttman.

La dermatitis atópica es una debilitante enfermedad de la piel, crónica e inflamatoria, que con frecuencia se desarrolla a una edad muy temprana, que provoca inflamación, enrojecimiento, picor, dolor y resequedad en la piel, explicó Guttman.

En este ensayo en fase 2, casi 300 adultos fueron asignados al azar a tomar rocatinlimab o un placebo. A lo largo de 18 semanas, administraron inyecciones del fármaco cada dos a cuatro semanas, dependiendo de la dosis. Los pacientes que recibieron rocatinlimab continuaron mejorando tras 16 semanas, y la mayoría de los pacientes permanecieron libres de eczema durante al menos 20 semanas tras el tratamiento, encontraron los investigadores.

Los efectos secundarios del fármaco incluyeron fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, úlceras bucales y náuseas, todo lo cual fue leve y de corta duración, dijo Guttman.

Ahora se está realizando un ensayo en fase 3. Ese ensayo tendrá más pacientes, incluirá a adolescentes, y les dará seguimiento durante dos años tras parar el tratamiento, aclaró.

Pasarán al menos de tres a cuatro años antes de que el tratamiento esté disponible en general, si los resultados de la fase 3 salen bien.

"Este podría ser un medicamento que modifica la enfermedad, y si es así, será maravilloso para nuestros pacientes", afirmó. "Porque, en última instancia, pienso que queremos algo que sea como una cura, eso es lo que los pacientes querrán".

A pesar de los hallazgos, la eficacia real del medicamento aún está por verse, señaló el Dr. George Han, dermatólogo de Northwell Health en Lake Success, Nueva York.

"Un beneficio de un inhibidor de la OX40 es que existe la idea de que hay largos periodos de remisión, y se puede dejar de tomar el fármaco, y en realidad tendrá respuestas duraderas", apuntó Han, que no participó en el estudio.

"No tenemos nada parecido para el eczema. Pero tenemos más medicamentos dirigidos y medicamentos efectivos", aseguró. "Entonces, es difícil encontrar un área en que esto de verdad encaje en el panorama del tratamiento".

Han comentó que el rocatinlimab tendría que ser tan efectivo que los pacientes acepten los efectos secundarios.

"Lo único que sería convincente es decirles que podemos darles este fármaco durante seis meses y que hay muchas probabilidades de que el eczema desaparezca", añadió Han. "Pienso que la gente podrá aceptar cierto nivel más alto de efectos secundarios si la promesa es esa".

El informe se publicó en la edición en línea del 9 de diciembre de la revista The Lancet.

Más información

Aprenda más sobre la dermatitis atópica en la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Emma Guttman, MD, PhD, professor and chair, dermatology and immunology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; George Han, MD, PhD, dermatologist, Northwell Health, Lake Success, N.Y.; The Lancet, online, Dec. 9, 2022

Comparte tu opinión