Tómese unas vacaciones, su corazón se lo agradecerá

Tómese unas vacaciones, su corazón se lo agradecerá

MARTES, 28 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Si este verano ha disfrutado de mucho tiempo libre, un nuevo análisis le tiene buenas noticias. Todas esas vacaciones podrían alargar su vida.

El hallazgo proviene de una revisión actualizada de datos de un estudio de Finlandia sobre la salud cardiaca de los años 70, que siguió a unos 1,200 hombres de mediana edad que tenían entre 40 y 59 años durante casi cuatro décadas.

Se creía que todos los hombres se enfrentaban a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca que el promedio, y a la mitad se les ofrecieron cinco años de consejos sobre la dieta, el peso, el ejercicio, la presión arterial, y los niveles de colesterol y triglicéridos. A la otra mitad no se les ofreció ninguna orientación especial sobre la salud.

Ahora, unos 40 años después, resulta que los hombre que recibieron los consejos sobre el corazón pero que solo tomaron tres semanas o menos de vacaciones cada año tenían un 37 por ciento más de probabilidades de morir, en comparación con los que tomaron más de tres semanas de vacaciones al año.

El autor del estudio, el Dr. Timo Strandberg, dijo que la moraleja principal del hallazgo es que "en general, las vacaciones (si disfruta de ellas) son buenas para la salud".

¿Por qué? Strandberg dijo que aunque la investigación no dio seguimiento a los niveles de estrés de los hombres, "el estrés, que tiene efectos múltiples en el cuerpo humano, sería un buen candidato" para explicar por qué los que no tomaron muchas vacaciones tuvieron unos peores resultados en general.

Strandberg es profesor en las Universidades de Helsinki y Oulu, y en el Hospital de la Universidad de Helsinki, en Finlandia.

Presentó los hallazgos el martes en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology) en Múnich, Alemania. Este tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

El estudio finlandés de larga duración encontró al principio que los que recibieron los consejos sobre la salud del corazón experimentaron una reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca de un 46 por ciento al final del periodo de cinco años, en comparación con el grupo que no recibió consejos sobre el estilo de vida.

Pero un segundo análisis, completado unos 15 años más tarde, reveló inesperadamente que en realidad al final más personas del grupo de los consejos habían fallecido (en 1990) que en el grupo sin los consejos.

Ahora, el tercer análisis, que controló la mortalidad hasta 2014, encontró que a lo largo de los primeros 30 años tras el estudio (hasta 2004), la tasa de mortalidad entre los que habían recibido los consejos sobre el corazón siguió siendo consistentemente más alta que entre los que no recibieron consejos.

Pero la tasa de mortalidad se igualó entre 2004 y 2014, anotó Strandberg.

Para comprender mejor el patrón anterior de la mortalidad, Strandberg decidió examinar los hábitos de vacaciones durante el periodo en que las tasas de mortalidad eran más altas en el grupo de la orientación (de 1974 a 2004).

Esto condujo al descubrimiento de que durante ese periodo de 30 años, las tasas de mortalidad fueron un 37 por ciento más altas entre los del grupo de la orientación cardiaca que solo habían tomado tres o menos semanas de vacaciones cada año.

Strandberg también anotó que los "hombres con las vacaciones más cortas trabajaban más y dormían menos que los que tomaron unas vacaciones más largas. Ese estilo de vida estresante podría haber anulado cualquier beneficio de la intervención. Creemos que la intervención en sí también podría haber tenido un efecto psicológico adverso en esos hombres, al añadir estrés a sus vidas".

Pero el estudio solo encontró una asociación entre el tiempo de vacaciones y las tasas de mortalidad, no una relación causal.

En cuanto a si el aspecto protector de unas vacaciones más largas también podría aplicar a las mujeres, Strandberg apuntó que es una "pregunta muy difícil", aunque sugirió que es probable que sí.

La Dra. Sana Al-Khatib, profesora de medicina y de cardiología-electrofisiología en el Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, sugirió que quizá haya que tomarse los hallazgos "con un grano de sal".

"Aunque es un estudio interesante y los hallazgos tienen sentido, me preocupa un poco la forma en que se realizó el análisis", advirtió.

Al-Khatib anotó que, por ejemplo, el hallazgo de que unas vacaciones más largas podrían ser protectoras pareció surgir de un amplio pero poco focalizado esfuerzo que buscaba explicar el sorprendente hallazgo inicial.

Aun así, reconoció que "se sabe que el estrés tiene efectos adversos en la salud, así que cualquier cosa que alivie el estés de forma significativa, como unas vacaciones prolongadas, probablemente tenga un efecto saludable sobre los resultados, y sospecho que esto sería así tanto en hombres como en mujeres".

Pero el mensaje final, señaló Al-Khatib, es que aunque el hallazgo sobre las vacaciones es "plausible", sigue siendo una teoría que necesita ser confirmada mediante más investigación.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el estrés y la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión