Los viajes espaciales pueden alterar el sistema inmunológico humano

MARTES, 11 de junio de 2024 (HealthDay News) -- Los astronautas que orbitan la Tierra tienden a sufrir problemas del sistema inmunitario, como infecciones y la reactivación de virus latentes, incluso en vuelos espaciales a corto plazo.

Esto parece deberse a que la falta de gravedad hace que el sistema inmunitario se estropee durante los viajes espaciales, según un nuevo estudio.

Los viajes espaciales pueden alterar el sistema inmunológico humano

Las células inmunitarias parecen crecer de manera diferente en condiciones de ingravidez, lo que afecta su capacidad para combatir las enfermedades, informan los investigadores en la edición del 11 de junio de la revista Nature Communications.

"Mostramos cómo la microgravedad simulada da forma a las células inmunitarias y cómo los cambios en la fuerza alteran la función de las células a nivel de una sola célula", señaló en un comunicado de prensa el investigador Dr. Daniel Winer, gerontólogo del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento de la Universidad del Sur de California.

Los investigadores también encontraron al menos un suplemento, el pigmento vegetal quercetina, que puede contrarrestar los efectos de la ingravidez en el sistema inmunológico.

La quercetina revirtió alrededor de un 70 por ciento de los cambios en las células inmunitarias provocados por la falta de gravedad, encontraron los investigadores. Se encuentra en cebollas rojas, uvas, bayas, manzanas y cítricos.

Para el estudio, los investigadores estudiaron bajo el microscopio cómo 25 horas de microgravedad simulada afectaron a las células inmunitarias cultivadas a partir de la sangre de 27 donantes humanos sanos de entre 20 y 46 años.

Los investigadores cultivaron las células en el Recipiente de Pared Giratoria de la NASA, una pieza de equipo de laboratorio que simula la ingravidez mediante la rotación suave de cultivos celulares, esencialmente manteniendo las células en un estado continuo de caída libre.

Luego, el equipo probó sus hallazgos de laboratorio con datos de estudios anteriores realizados en humanos y ratones que realmente habían ido al espacio.

Los investigadores descubrieron varios genes y vías biológicas que se ven afectadas por la microgravedad, y luego buscaron medicamentos o suplementos específicos que pudieran proteger a las células inmunitarias.

Un sistema de IA diseñado para detectar más de 2 millones de interacciones entre genes y diferentes medicamentos y alimentos destacó la quercetina como un medio potencial para estimular el sistema inmunológico mientras se está en el espacio.

"Nuestro trabajo proporciona un recurso para comprender mejor cómo y por qué cambia el sistema inmunitario en la microgravedad simulada y los vuelos espaciales", dijo el investigador David Furman, jefe de IA del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento de la USC. "También proporcionamos una forma de desarrollar contramedidas para mantener la inmunidad normal en estas duras condiciones".

"Este es el primer estudio exhaustivo que proporciona a la comunidad científica de todo el mundo un atlas para comprender la biología humana en esta condición extrema", añadió Furman. "Las implicaciones son enormes, más allá de los humanos en el espacio".

Por ejemplo, estos cambios en el sistema inmunitario podrían tener cosas en común con los cambios que ocurren a medida que las personas envejecen, dijo Furman. Con ese conocimiento, los investigadores podrían investigar terapias que podrían evitar que el sistema inmunitario se debilite a medida que las personas envejecen.

Más información

La NASA tiene más información sobre su Nave de Pared Giratoria.

FUENTE: Universidad del Sur de California, comunicado de prensa, 11 de junio de 2024

Comparte tu opinión