La pandemia afecta mucho a los hospitales, incluso a sus finanzas

VIERNES, 26 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Se prevé que, una vez más, los hospitales de EE. UU. pierdan miles de millones en 2021, dejándolos en una calamitosa situación financiera, a medida que la pandemia de la COVID-19 decima a la industria durante segundo año.

Los hospitales podrían perder de 53 a 122 mil millones de dólares en ingresos en 2021, entre un 4 y un 10 por ciento de sus ingresos totales, según un análisis preparado por la firma de asesoría Kaufman Hall & Associates para la Asociación Americana de Hospitales (American Hospital Association).

La pandemia afecta mucho a los hospitales, incluso a sus finanzas

Estos declives en los ingresos serían encima de los 320 mil millones de dólares que se perdieron en ingresos en 2020, señaló Rick Pollack, presidente y director ejecutivo de la asociación de hospitales.

¿Cuáles son los motivos? Los hospitales están gastando más para tratar a los pacientes con COVID-19, además de mantener sus operaciones regulares durante la pandemia, apuntó Pollack.

Al mismo tiempo, los gastos en medicamentos aumentaron en un 17 por ciento en 2020, la fuerza laboral en un 14 por ciento, y los suministros en un 13 por ciento, señala el informe de Kaufman Hall.

"Todos esos gastos siguen subiendo, y al menos cuatro docenas de hospitales declararon la bancarrota en 2020, según los datos reunidos por Bloomberg", dijo Pollack.

"Esto es particularmente preocupante en los hospitales rurales", añadió. "En 2020, cerraron 19 hospitales rurales, y desde 2010 han cerrado 135. En muchas de esas áreas rurales, los residentes carecen de otras opciones para una atención confiable".

Los costos por la mano de obra han aumentado porque los hospitales han tenido que contratar a trabajadores con contrato a medio tiempo para cubrir a los empleados expuestos a la COVID-19, comentó David Ramsey, presidente y director ejecutivo del Centro Médico y Sistema de Salud del Área de Charleston, en Virginia Occidental.

"En un momento dado, teníamos 250 empleados que no trabajaban porque tenían COVID, a quienes les estaban haciendo la prueba de la COVID, o que habían sido puestos en cuarentena por el departamento de salud", apuntó Ramsey.

Los empleados de los hospitales, en particular los enfermeros, también están sufriendo de agotamiento a unas tasas alarmantes, advirtió Judy Rich, presidenta y directora ejecutiva del Centro Médico de Tucson, en Arizona.

El recambio de enfermeros casi se duplicó en el hospital de Rich, y aumentó en un 17 por ciento en 2020, en comparación con un 9 por ciento en el año anterior.

"Hemos visto cómo los costos de personal, sobre todo los de enfermería, se han multiplicado por tres respecto a su costo típico", lamentó. "Lo normal es que un enfermero gane 48 dólares por hora, y ahora tenemos que pagar 150 dólares por hora para conseguir suficientes horas de enfermería".

Rich dijo que su hospital ha invertido en otras medidas innovadoras para mejorar la calidad de vida del personal y conservarlos en sus puestos de trabajo.

"Comenzamos una escuela aquí, porque nuestras escuelas todavía no han abierto. Financiamos de kínder a sexto [cursos] para que nuestro personal pueda venir a trabajar", dijo. "Estamos intentándolo todo para mantenerlos motivados, para darles los tipos de beneficios que necesitan".

Los hospitales también se han visto afectados a nivel financiero porque las personas preocupadas por contraer la COVID-19 no acuden a recibir la atención necesaria o los procedimientos electivos, apuntaron Ramsey y Rich.

"En general, atendemos a unos 98,000 pacientes por año en nuestro departamento de emergencias [DE]", dijo Rich. "El año pasado, esto se redujo en un 30 por ciento, pero entre las personas que llegan al DE, en lugar de admitir a un 20 por ciento al hospital, ahora estamos admitiendo a un 30 por ciento, porque están más enfermos cuando llegan. La duración de la estadía en el hospital, que típicamente es de unos 4 días para cada paciente, ahora se acerca más a entre 5 y 5.2 días".

Ramsey anotó que muchos pacientes siguen sintiéndose preocupados si tienen que pasar un tiempo en un ámbito de atención de la salud.

"Muchos de nuestros pacientes todavía no se sienten cómodos al volver al ambiente de la atención de la salud y al ambulatorio", aseguró. "Les preocupa que la COVID persista en el ambiente hospitalario, y quizá contraerlo allí".

Se prevé que el programa de vacunación contra la COVID-19 del país ayude a los hospitales, al reducir el número de casos graves y ayudar a las personas a sentirse seguras para volver al hospital para otros tipos de atención médica, según el informe de Kaufman Hall.

Los hospitales también podrían beneficiarse de la ampliación de los fondos federales que han respaldado a los centros médicos, a las clínicas y a otros profesionales de la medicina durante la pandemia, aseguró Pollack.

La Asociación Americana de Hospitales pidió al Congreso y a la Administración de Biden que incrementen el Fondo de Ayuda para los Proveedores con 35 mil millones de dólares adicionales, señaló. Este dinero no se incluyó en el proyecto de ayuda de 1.9 billones de dólares presentado por el Presidente Joe Biden y sobre el que votará la Cámara de Representantes de EE. UU.

"Es un momento de alarma para el Fondo de Ayuda para los Proveedores, que ha mantenido a flote a tantos hospitales y a otros proveedores este año anterior", aseguró Pollack. "Si el Congreso no actúa pronto, los hospitales no tendrán las herramientas ni los recursos que necesitan para seguir dando servicio a sus pacientes en medio de la pandemia".

Más información

Lea sobre los efectos de la pandemia en los ingresos de los hospitales en el informe de Kaufman Hall.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Rick Pollack, president/CEO, American Hospital Association, Washington, D.C.; David Ramsey, president/CEO, Charleston Area Medical Center and Health System, Charleston, W.V.; Judy Rich, president/CEO, Tucson Medical Center, Tucson, Ariz.; "COVID-19 in 2021: The Potential Effect on Hospital Revenues," Kaufman, Hall & Associates, February 2021

Comparte tu opinión