Medicamentos vencidos ¿siguen siendo efectivos?

Medicamentos vencidos ¿siguen siendo efectivos?
Por cuestiones legales se determina una fecha de vencimiento para los medicamentos, que funciona a modo de "garantía". | Foto: GETTY IMAGES

La pandemia de enfermedad por coronavirus puede dificultar las visitas al médico, y, por consiguiente, obtener recetas para los medicamentos. Estas limitaciones para conseguir los fármacos llevan a que muchos consideren la posibilidad de tomar productos que han caducado. Pero ¿Es seguro consumir medicamentos vencidos? ¿Qué puede pasarme si lo hago? Aquí despejamos estas dudas y compartimos consejos de los expertos.

La fecha de vencimiento está determinada por la estabilidad de un medicamento sellado en su envase original. Sin embargo, esa fecha no significa que el fármaco puede ser peligroso tras el período detallado, solo que los datos en tiempo real o las extrapolaciones de los estudios de degradación acelerada indican que se espera que el medicamento sea estable hasta esa fecha si se almacena en el recipiente cerrado en las condiciones recomendadas.

La mayoría de los medicamentos tienen una vida útil de entre 1 a 5 años, aunque en algunos casos (por ejemplo, productos oftálmicos como colirio) la fecha de vencimiento en el envase original ya no se aplica una vez que se abre. Para esto, se detalla que deben eliminarse tras un determinado período de tiempo.

En otra publicación de HolaDoctor, el doctor Alejandro Villar explicó que "la fecha de caducidad que viene impresa en el empaque es una obligación legal y funciona como una especie de "garantía". Las empresas farmacéuticas garantizan que el medicamento será efectivo y seguro hasta la fecha de caducidad, siempre y cuando se almacene de manera adecuada".

Villar también advirtió que no todos los fármacos son iguales "Los medicamentos biológicos que están elaborados a base de proteínas pueden degradarse con mayor rapidez o incluso contaminarse. Una proteína es menos estable que una molécula de paracetamol, por ejemplo. Por otro lado, las medicinas en tabletas suelen ser más duraderas que las que vienen en jarabe".

Sin embargo, debido a restricciones legales y preocupaciones de responsabilidad, los fabricantes no sancionan el uso tras su vencimiento, y generalmente no comentan sobre la seguridad o efectividad de sus productos más allá de la fecha en la etiqueta.

¿Es peligroso consumir medicamentos vencidos?

No hay informes publicados de toxicidad humana debido a la ingestión, inyección o aplicación tópica de una formulación de medicamento disponible actualmente después de su fecha de vencimiento.

Por el contrario, el Programa de Extensión de Vida Útil (SLEP), dirigido en conjunto por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que prueba la estabilidad de los productos farmacéuticos después de su fecha de vencimiento, informó que 2650 de 3005 lotes (88%) de 122 productos diferentes almacenados en sus envases originales sin abrir fueron capaces de extender su vida útil en un promedio de 66 meses después de la fecha de caducidad etiquetada.

Incluso otro informe, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., señaló que sería razonable, si fuera necesario, usar los productos antivirales Tamiflu (oseltamivir; cápsulas de 75 mg.) y Relenza (polvo de inhalación de zanamivir) por hasta 15 y 10 años, respectivamente, después de su fecha de fabricación, siempre y cuando los productos se hayan almacenado correctamente.

Cómo almacenar los medicamentos

Para consumir sin riesgo los medicamentos, el almacenamiento resulta fundamental. Las altas temperaturas y / o humedad podrían acelerar la degradación de algunas formulaciones, por ello, se aconseja guardarlos en su envase original, en un lugar fresco y seco, protegidos siempre del sol. Así evitaremos cualquier alteración.

Los expertos indican que la cocina o el baño tal vez no sean los mejores lugares para hacerlo, ya que se enfrentan a mayores cambios de humedad y temperatura.

Los medicamentos termolábiles, como las vacunas, insulina, y ciertos colirios o antibióticos, entre otros, deben conservarse en el refrigerador, entre 35 °F (2 °C) y 46 °F (8 °C).

Si el medicamento no necesita frío, no es necesario guardarlo en el refrigerador, ya que no va a conservarse mejor por ello. Además, debes mantenerlos siempre alejados del alcance de los niños.

Recuerda, la cantidad de potencia que retienen varía entre medicamentos, por la formulación, lote, conservantes (si los hay) y condiciones de almacenamiento, especialmente el calor y la humedad. Cuando no hay una alternativa adecuada disponible, los medicamentos vencidos, en especial si lo fueron recientemente, pueden ser efectivos.

Fuentes consultadas: Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., The Medical Letter.

Comparte tu opinión