La fototerapia podría ayudar a sanar cerebros lesionados

MIÉRCOLES, 29 de mayo de 2024 (HealthDay News) -- La luz infrarroja cercana que pulsa en el cráneo de una persona parece potenciar la curación de los pacientes con una conmoción cerebral grave, encuentra un estudio reciente.

Los pacientes que usaban un casco que emitía luz infrarroja cercana mostraron un mayor cambio en la conectividad entre siete pares diferentes de regiones cerebrales, informan los investigadores.

La fototerapia podría ayudar a sanar  cerebros lesionados

"El cráneo es bastante transparente a la luz infrarroja cercana", explicó el coinvestigador principal, el Dr. Rajiv Gupta, radiólogo del Hospital General de Massachusetts, en Boston. "Una vez que te pones el casco, todo tu cerebro se baña en esta luz".

En el estudio, los investigadores probaron la terapia de luz infrarroja cercana en 17 pacientes que habían sufrido una lesión en la cabeza lo suficientemente grave como para afectar a su pensamiento o ser visible en un escáner cerebral.

Los pacientes se pusieron el casco de fototerapia dentro de las 72 horas posteriores a recibir una lesión cerebral traumática, y los investigadores utilizaron escáneres cerebrales para medir los efectos del tratamiento. Otros 21 pacientes se pusieron el casco, pero no recibieron terapia de luz.

Los investigadores se centraron en la conectividad de la función del estado de reposo del cerebro, o la comunicación que se produce entre las regiones del cerebro cuando una persona está en reposo y no está ocupada en una tarea específica.

Los investigadores tomaron escáneres cerebrales una semana después de la lesión, dos o tres semanas después de la lesión y tres meses después de la lesión.

"Hubo un aumento en la conectividad de los que recibían tratamiento ligero, sobre todo en las dos primeras semanas", señaló el investigador Nathaniel Mercaldo, estadístico del Hospital General de Massachusetts.

"No pudimos detectar diferencias en la conectividad entre los dos grupos de tratamiento a largo plazo, así que aunque el tratamiento parece aumentar la conectividad cerebral inicialmente, sus efectos a largo plazo aún están por determinarse", añadió Mercaldo en un comunicado de prensa del hospital.

El nuevo estudio aparece en la edición del 28 de mayo de la revista Radiology.

No está claro exactamente por qué la luz infrarroja cercana podría acelerar la curación del cerebro, dijeron los investigadores.

La terapia de luz podría aumentar la producción de energía de las células cerebrales, ayudar a que fluya más sangre a través del cerebro o reducir la inflamación provocada por la lesión, dijo Gupta.

"Todavía queda mucho trabajo por hacer para comprender el mecanismo fisiológico exacto detrás de estos efectos", dijo el investigador Suk-tak Chan, ingeniero biomédico del Hospital General de Massachusetts.

Los investigadores esperan que se realicen más estudios de terapia de luz en grupos más grandes de pacientes durante períodos de tiempo más largos.

Si se validan estos resultados, Gupta dice que la terapia de luz podría usarse para tratar muchos otros trastornos neurológicos.

"Hay muchos trastornos de la conectividad, sobre todo en psiquiatría, en los que esta intervención podría tener un papel", dijo Gupta. "El trastorno de estrés postraumático, la depresión y el autismo son áreas prometedoras para la terapia de luz".

Más información

La Clínica Cleveland ofrece más información sobre la terapia de luz.

FUENTE: Sociedad Radiológica de América del Norte, comunicado de prensa, 28 de mayo de 2024

Comparte tu opinión