Neuralgia del trigémino "el peor dolor del mundo"

Foto: ISTOCK

¿Alguna vez pensaste cuál podría ser el dolor más terrible que pueda sufrir una persona? Tal vez dolores de muela o cabeza, quemaduras, rotura de huesos o ligamentos, golpes en los testículos o incluso un parto. Sin embargo, estas opciones subyacen a lo que muchos profesionales consideran como el peor dolor del mundo: la neuralgia del trigémino. Aquí te explicamos de qué se trata.

¿Qué es?
Foto: ISTOCK

¿Qué es?

La neuralgia del trigémino es un tipo de dolor crónico que afecta la zona de la mandíbula, alrededor de la nariz y por encima de los ojos. Generalmente afecta un solo lado de la cara y se caracteriza por un ardor repentino que surge como consecuencia de una irritación sobre el nervio trigémino, uno de los más grandes en la cabeza.

¿Se puede ser inmune al dolor?

Por qué ocurre Los investigadores señalan que la irritación que causa este trastorno se debe al contacto entre un vaso sanguíneo sano (puede ser una arteria o vena) y el nervio trigémino, provocando un mal funcionamiento de este último. También existe evidencia que señala como responsable la presión por parte de un tumor, sufrir esclerosis múltiple, o tener hipertensión.

A quiénes afecta
Foto: ISTOCK

A quiénes afecta

Los especialistas estiman que cada año alrededor de 150,000 personas son diagnosticadas con neuralgia del trigémino. Aunque se trata de un trastorno que puede ocurrirle a cualquier persona y en cualquier edad, las mujeres mayores de 50 años son el grupo más vulnerable. Otro factor determinante pueden ser los antecedentes familiares, específicamente en la formación de ciertos vasos sanguíneos.

Las mujeres ¿son más sensibles al dolor?
Cuáles son sus síntomas
Foto: ISTOCK

Cuáles son sus síntomas

Este trastorno, también conocido como "tic doloroso" se caracteriza por episodios de dolor graves y espontáneos, que pueden durar desde segundos, hasta minutos u horas. Este puede surgir a partir de ciertas acciones, como tocarse el rostro, afeitarse, comer, beber, cepillarse los dientes, maquillarse o incluso hablar y sonreír.

La hipnosis ¿puede aliviar el dolor?

Trastorno cíclico

Los profesionales explican que la neuralgia del trigémino tiende a transcurrir en ciclos. Por ejemplo, los pacientes pueden sufrir largos períodos de ataques frecuentes, seguidos de semanas, meses, o incluso años de poco o ningún dolor. Sin embargo, el patrón habitual es que los ataques se intensifiquen con el tiempo acortando los períodos sin dolor.

Detección
Foto: ISTOCK

Detección

Debido a que muchas afecciones pueden causar dolor facial, no existe una prueba única para diagnosticarla. El chequeo regular y la información de síntomas a los médicos es la mejor opción. Ellos examinarán tu rostro, realizarán pruebas de reflejos e imágenes por resonancia magnética, con el objetivo de conocer el origen exacto de los dolores.

Medicamentos

Al momento de tratarla, se recetan medicamentos anticonvulsivos, como como clonazepam (Klonopin), fenitoína (Dilantin, Phenytek), gabapentina (Neurontin, Gralise), lamotrigina (Lamictal) u oxcarbazepina (Trileptal). Sin embargo, disntintas ensayos clínicos coincidieron en que la carbamazepina (Tegretol, Carbatrol) sería la opción más eficaz.

¿Qué son los anticonvulsivos?

Cirugía

Si los fármacos no muestran resultados positivos o producen efectos secundarios, se puede recurrir a una cirugía. Estas incluyen descompresión microvascular, un procedimiento mediante el que se reubican o eliminan los vasos sanguíneos afectados, radiocirugía estereotáctica, se aplica una dosis de radiación en la raíz del nervio trigémino, o inyecciones de glicerol.

Otra opción
Foto: ISTOCK

Otra opción

En los últimos años se desarrollaron diferentes investigaciones que estudiaron nuevas opciones para aliviar el dolor causado por la neuralgia del trigémino. Entre ellos, se destaca el uso de inyecciones de toxina onabotulínica tipo A, mejor conocido como bótox, para el dolor en las mandíbulas. Sin embargo, son necesarios más estudios que expliquen los mecanismos detrás de este vínculo.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, Sociedad Americana de Neurología.

Comparte tu opinión