SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Demasiados bebés siguen muriendo innecesariamente por el SMSL, según los CDC

MARTES, 9 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Muchos padres todavía arriesgan con regularidad las vidas de sus bebés cuando los acuestan a dormir, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Al analizar datos de los estados, los CDC encontraron que los padres siguen practicando hábitos poco seguros que se han asociado con las muertes de bebés relacionadas con el sueño, lo que incluye el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Por ejemplo:

  • Una de cada 5 madres dice que coloca a su bebé a dormir de lado o boca abajo.
  • Dos de cada 5 dejan ropa de cama suelta y objetos blandos en el área de dormir del bebé, y los más frecuentes son protectores y mantas gruesas.
  • Tres de cada 5 a veces comparten la cama con su bebé.

Esas prácticas contribuyen a unas 3,500 muertes relacionadas con el sueño de bebés de EE. UU. cada año, según los CDC.

"Lamentablemente, este informe revela que unas prácticas poco seguras para dormir son comunes", dijo la Dra. Brenda Fitzgerald, directora de los CDC. "Debemos revitalizar este importante trabajo, llevando unos mensajes sobre un sueño seguro a todas las audiencias".

Las muertes infantiles relacionadas con el sueño se redujeron de forma marcada en los años 90, gracias a la campaña nacional "Back to Sleep" (algo así como "dormir de espaldas"), que promovía las prácticas de sueño seguro expuestas por la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), apuntan los CDC.

Pero el declive se ha ralentizado desde finales de los 90, y los nuevos datos revelan que muchos padres persisten en esas prácticas riesgosas de sueño.

"Algunos estados tienen políticas de sueño seguro en todos los hospitales del estado, para entrenar a los proveedores de atención de la salud y enseñar a los cuidadores sobre el sueño seguro", señaló Fitzgerald. "Otros dan materiales de información a todos los padres antes de que salgan del hospital con su bebé recién nacido".

La AAP recomienda que los bebés siempre se pongan a dormir de espaldas, incluso si es solo una siesta. Los bebés se deben colocar en una superficie firme, y los objetos suaves y la ropa de cama suelta se deben sacar del área.

También se anima a los padres a mantener el área de sueño del bebé en su misma habitación. Eso puede reducir el riesgo de SMSL en hasta un 50 por ciento, según la AAP.

Pero los padres nunca deben compartir la cama con un bebé mientras duerme, ya que eso pone al bebé en riesgo de asfixia o estrangulación. Tampoco se debe poner a un bebé a dormir en un sofá o sillón.

A pesar de esas advertencias, los CDC encontraron que un 24 por ciento de los padres dicen que con frecuencia o siempre comparten su cama con su bebé, y un 61 por ciento dijeron que lo han hecho al menos una vez.

En el nuevo informe, los investigadores de los CDC analizaron datos del Sistema de Monitorización de Riesgos del Embarazo, una red de vigilancia estatal que encuesta con regularidad a las mujeres sobre sus prácticas de salud durante y después del embarazo.

El porcentaje de padres que usaban prácticas poco seguras para dormir varió mucho a lo largo del país, encontraron los investigadores.

Por ejemplo, solo un 12 por ciento de las madres en Wyoming y Wisconsin reportaron poner a sus bebés a dormir de lado o boca abajo, en comparación con un 31 por ciento de las madres en la ciudad de Nueva York y un 34 por ciento en Luisiana.

Era más frecuente que los padres negros (un 38 por ciento) y los hispanos (un 27 por ciento) permitieran a sus bebés dormir de lado o boca abajo que los padres asiáticos (un 21 por ciento) o los blancos (un 16 por ciento), mostraron los datos.

"Este informe muestra que debemos hacerlo mejor al promover y dar seguimiento a las recomendaciones para un sueño seguro", planteó la investigadora líder del informe, Jennifer Bombard, científica en la División de Salud Reproductiva de los CDC.

"Esto es particularmente importante en las poblaciones en que los datos muestran que los bebés podrían tener un mayor riesgo de muertes relacionadas con el sueño", apuntó Bombard en un comunicado de prensa de los CDC.

Parte del problema podría ser que los padres no reciben buenos consejos de sus médicos, dijeron los CDC, citando un estudio de la revista Pediatrics publicado en septiembre de 2017.

Encontró que apenas un 55 por ciento de las madres recibieron los consejos correctos sobre las prácticas seguras de sueño de parte de un proveedor de atención de la salud. Más o menos un 25 por ciento dijeron que recibieron los consejos incorrectos, y un 20 por ciento no recibieron ningún consejo.

Los nuevos hallazgos de los CDC aparecen en la edición del 19 de enero de la revista de la agencia, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre las prácticas seguras de sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad