¿Consumir un chicle en el embarazo podría ayudar a prevenir el parto prematuro?

JUEVES, 3 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- La enfermedad de las encías se ha vinculado con un aumento en el riesgo de nacimiento prematuro, y ahora, una nueva investigación sugiere que consumir chicle sin azúcar con xilitol durante el embarazo podría reducir este riesgo.

El estudio se realizó en Malawi, África, que tiene una de las tasas de parto prematuro más altas del mundo. Los expertos advirtieron rápidamente que es demasiado pronto para decir que todas las mujeres embarazadas deban comenzar a mascar chicle con xilitol para prevenir el parto prematuro.

¿Consumir un chicle en el embarazo podría ayudar a prevenir el parto prematuro?

Cada año, unos 15 millones de bebés nacen antes de las 37 semanas de embarazo, y este número está en aumento, según la Organización Mundial de la Salud. Los bebés que nacen demasiado pronto tienen más problemas de salud al nacer y más adelante en la vida que los que nacen a término completo.

"Como campo, no hemos tenido demasiado éxito al identificar intervenciones que reduzcan el riesgo de un nacimiento prematuro. Y lograr la prevención del nacimiento prematuro mediante una intervención sencilla y bastante barata en un ambiente con menos recursos y una de las tasas más altas de nacimientos prematuros del mundo es notable", aseguró la Dra. Blair Wylie, directora de medicina materna y fetal del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston. Wylie no participó en el estudio. "Esto tiene el potencial de salvar vidas en esos ambientes con unos ingresos más bajos, que soportan una carga desproporcionada de nacimiento prematuro en todo el mundo".

Se sabe que el xilitol reduce la inflamación y mejora la salud oral, explicó la autora del estudio, la Dra. Kjersti Aagaard, profesora de medicina materna y fetal y vicepresidenta de obstetricia y ginecología del Pediátrico de Texas y el Colegio de Medicina Baylor, en Houston.

"La salud oral y la del resto del cuerpo están íntimamente vinculadas", aseguró Aagaard. "El nacimiento prematuro es un difícil problema, y esta es una intervención sencilla basada en una ciencia realmente buena".

El estudio se realizó a lo largo de 10 años, e incluyó a más de 10,000 mujeres de ocho centros de salud de Malawi. Se educó a todas las mujeres sobre la atención de la salud oral y otras formas de prevenir el nacimiento prematuro. También se pidió a la mitad de las mujeres que mascaran chicle con xilitol durante 10 minutos una o dos veces al día durante todo el embarazo.

Las mujeres embarazadas que mascaron chicle tuvieron menos probabilidades de dar a luz de forma prematura, en comparación con las mujeres que solo recibieron la educación: un 12.6 frente a un 16.5 por ciento. Además, menos bebés que nacieron de las madres que mascaron chicle pesaron 5.5 libras (2.5 kilos) o menos al nacer, encontró el estudio. Las mujeres también experimentaron mejoras en su salud oral.

"A veces las personas piensan que no pueden hacer nada respecto al nacimiento prematuro, pero esto no es cierto", dijo Aagaard. "No tenemos una panacea aparte de espaciar a los hijos, dejar de fumar, y tratar las enfermedades subyacentes, que son cosas que pueden reducir la tasa de nacimientos prematuros, y parece que mascar chicle con xilitol también puede hacer una diferencia para las mujeres embarazadas de Malawi".

Los estudios en Estados Unidos han observado la mejora de la salud dental durante el embarazo, mediante la limpieza profunda de los dientes y el alisado para eliminar la placa y el sarro en los dientes y debajo de las encías, pero esto no pareció ser igual de efectivo que simplemente mascar chicle con xilitol, apuntó Aagaard.

El estudio se presentó el jueves en una reunión virtual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (Society for Maternal-Fetal Medicine) Los hallazgos presentados en reuniones médicas deberían considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Unos expertos que no participaron en el estudio advirtieron rápidamente que estos resultados todavía no se pueden generalizar a otros grupos de mujeres, pero anotaron que el vínculo entre una mala salud oral y el nacimiento prematuro está bien establecido.

"El xilitol podría alterar el microbioma oral, y conducir a unas encías más sanas, a menos inflamación sistémica, y por tanto a menos nacimientos prematuros", planteó Wylie.

Pero, añadió, es probable que haya diferencias clave en la flora oral y los hábitos orales entre las mujeres del estudio y las mujeres de otras partes del mundo. "Es prematuro sugerir que todo el mundo masque chicle con xilitol durante el embarazo", añadió Wylie.

La Dra. Cynthia Gyamfi-Bannerman, profesora y catedrática de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción en Ciencias de la Salud de la Universidad de California, en San Diego, se mostró de acuerdo.

"Se ha mostrado que este tipo particular de chicle reduce las caries, y siempre ha habido una sugerencia de una relación entre la salud periodontal y el parto prematuro", apuntó. "Es probable que la salud dental sea una parte importante de la salud del embarazo. Las embarazadas deben continuar yendo al dentista, e incorporar la higiene dental en la atención de la salud durante el embarazo".

Los investigadores dijeron que el próximo paso es realizar estudios similares en otras partes del mundo, incluso en Estados Unidos. Esto ayudaría a determinar si la intervención sería útil en los lugares donde quizá haya unos niveles más bajos de nacimientos prematuros vinculados con la salud oral.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre el nacimiento prematuro.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kjersti Aagaard, MD, PhD, professor, maternal-fetal medicine and vice chairwoman, obstetrics and gynecology, Texas Children's and Baylor College of Medicine, Houston; Blair Wylie, MD, director, division of maternal-fetal medicine, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston; Cynthia Gyamfi-Bannerman, MD, MS, chairwoman and professor, obstetrics, gynecology and reproductive sciences, University of California, San Diego Health Sciences; Society for Maternal-Fetal Medicine, virtual meeting, Feb. 3, 2022

Comparte tu opinión