Suplementos de calcio: dudas sobre sus beneficios

Suplementos de calcio: dudas sobre sus beneficios
Investigadores no han encontrado asociaciones estadísticamente significativas entre los suplementos y la incidencia de fracturas vertebrales o no vertebrales | Foto: ISTOCK

La toma de suplementos con calcio, vitamina D o ambos no ayudan a reducir el riesgo de fracturas óseas en la población mayor de 50 años, según un estudio llevado a cabo por investigadores del Primer Centro Hospitalario de Tianjin(China).

Jia-Guo Zhao, director de la investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista JAMA, dijo que en los metanálisis de ensayos clínicos aleatorizados encontraron que el uso de suplementos con calcio, vitamina D o ambos no se asoció con un menor riesgo de fracturas en personas mayores. Así, "los hallazgos, no apoyan el empleo rutinario de estos suplementos en esta población", dijo el científico.

La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos. Los huesos se vuelven frágiles y se quiebran fácilmente, especialmente los de la cadera, espina vertebral y muñeca. En Estados Unidos, millones de personas padecen osteoporosis o están en alto riesgo debido a una baja densidad ósea.

La osteoporosis afecta principalmente a las personas mayores de 50 años, sobre todo mujeres, la prevalencia es hasta cuatro veces mayor en la población femenina que en la masculina, y que constituye una seria amenaza no solo para la calidad de vida de los pacientes, sino incluso para su esperanza de vida.

De ahí la importancia de adoptar hábitos de vida saludables, ya desde la infancia, para prevenirla. Y asimismo, de tomar suplementos con calcio y/o vitamina D para fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas. Así, al menos ha sido la recomendación de los expertos. Sin embargo, la investigación reciente pone en duda esa indicación.

También vitamina D

El calcio es el mineral que confiere la rigidez y dureza a los huesos. De hecho, se estima que el calcio, ya sea en forma de fosfato o de carbonato, supone hasta el 45% de la composición de los huesos, por lo que su carencia hace que los huesos sean más débiles y, por tanto, presenten un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis. 

Pero no se trata únicamente de calcio. También se necesita vitamina D, indispensable para que el organismo sea capaz de absorber el calcio y regular su paso a los huesos.

Con el propósito de garantizar un aporte suficiente de este mineral, y ante la imposibilidad de que la dieta cubra todos los requerimientos, las guías publicadas por las sociedades médicas recomiendan la toma de suplementos de calcio y vitamina D para prevenir la osteoporosis. 

Sin embargo, muchos de los estudios desarrollados también han concluido que la toma de esos suplementos no intervienen en la reducción del riesgo de fracturas.

Como concluyen los autores, "no hemos observado asociaciones estadísticamente significativas entre los suplementos y la incidencia de fracturas vertebrales o no vertebrales. Además, los análisis de subgrupos han sido por lo general consistentes con independencia de la ‘dosis’ de calcio o vitamina D, el sexo, el historial de fracturas, la ingesta diaria de calcio y la concentración basal de vitamina D en sangre".

Otras recomendaciones

Los cambios en el estilo de vida pueden ser la mejor manera de prevenir la osteoporosis. Los especialistas recomiendan:

Dejar de fumar.

Evitar los excesos en el consumo de alcohol: no más de dos o tres tragos por día.

Ser físicamente activo y realizar ejercicios con carga de peso, como caminar, la mayoría de los días de la semana. Se recomienda realizar al menos dos horas y media por semana (30 minutos por día, cinco veces a la semana o 50 minutos por día, tres veces a la semana), o tanto como se pueda. 

El ejercicio que puede mejorar el equilibrio, como el Tai Chi o el yoga, puede ayudar a evitar las caídas.

Cambiar las opciones de estilo de vida que aumentan el riesgo de osteoporosis.

Implementar estrategias para ayudar a disminuir su riesgo de sufrir caídas.

También se debería recibir tratamiento por cualquier problema médico subyacente que pueda causar osteoporosis. Si está tomando algún medicamento que pueda causar osteoporosis, pregúntele a su médico si puede disminuir la dosis o tomar otro tipo de medicamento. Nunca cambiar la dosis o dejar de tomar un medicamento sin hablar antes con el médico.

Comparte tu opinión