Los hombres son más violentos, cuando hace calor

Los hombres son más violentos, cuando hace calor
Las altas temperaturas afectan la conducta de los hombres, haciéndolos más violentos. | Foto: GETTY IMAGES

Cuando hay una ola de calor, aumentan las posibilidades de que ocurra un feminicidio. A esta conclusión llegaron investigadores españoles, luego de estudiar el impacto de las altas temperaturas en la conducta de los hombres. Pero este no es el primer estudio que vincula más calor con más violencia de género.

La investigación llevada a cabo en España encontró que tres días después de que se produce una ola de calor, el riesgo de feminicidio aumenta 40% y que por cada grado en que la temperatura máxima diaria supera los 34°C (93.2°F), los asesinatos perpetrados por la pareja masculina se incrementan 28.8%. Estos son los resultados de un análisis hecho específicamente en Madrid, durante los meses más calientes del año: de mayo a septiembre.

“Hemos encontrado una asociación entre las temperaturas máximas y los feminicidios que es lo suficientemente significativa como para tenerla en cuenta en los protocolos de alerta y protección cuando haya olas de calor”, explicó la socióloga Carmen Vives, coautora del estudio. Las olas de calor disparan el estrés y la irritabilidad dentro de una pareja en la que ya existe un conflicto, de acuerdo a la especialista.

El estudio dice también que es posible que la exposición a una temperatura anormalmente alta sea un estresor que facilite el inicio de una dinámica de ira, estrés y discusiones en la pareja, “alcanzando su punto más alto, el asesinato, tres días después del inicio, tal y como muestran nuestros resultados”, que se publicaron en Science of the Total Environment. En este trabajo participaron expertas en violencia de género, especialistas en epidemiología y psicólogos de la policía.

El grupo que desarrolló esta investigación se ha dedicado a revisar asesinatos de mujeres cometidos por sus parejas o exparejas en el país europeo. El propósito es que sus hallazgos sirvan para diseñar campañas de prevención efectivas.

Por qué afecta el calor

Si bien los investigadores españoles hacen referencia a teorías de la criminóloga Holly Johnson, que sostiene que los agresores tienen puntos en común, como bajo nivel de estudios, toxicomanía, historial de abusos físicos y sexuales en la infancia, dificultades económicas y de salud mental, el punto de partida son los primeros estudios que vinculan el calor y la violencia machista. Estos se realizaron en Estados Unidos y los resultados se publicaron en 1986.

Los autores, Doris Zumpe y Richard P. Michael, recopilaron unos 27,000 informes de albergues sobre mujeres abusadas por sus parejas masculinas en cinco zonas del país. Usando la prueba Cosinor, un modelo que permite la representación de una variable con comportamiento rítmico, encontraron que la frecuencia de abuso tuvo puntos máximos durante el verano.

El estudio mostró que los cambios de conducta en los hombres estaban estrechamente relacionados con los cambios en la temperatura ambiental. Estos hallazgos sostenían la hipótesis de que la violencia masculina hacia las mujeres aumenta en verano, independientemente de la oportunidad de contacto entre el perpetrador y la víctima.

En adelante se han hecho otras investigaciones que vinculan el calor y la violencia. Una de las más recientes fue desarrollada por especialistas suecos y finlandeses y no solo mostró la asociación temperatura ambiente/crimen violento: también profundizó en las causas físicas.

Según los investigadores, con solo subir 2°C (35.6°F) en las temperaturas promedio, pueden aumentar las tasas de delitos violentos en más del 3%, en áreas subtropicales. Este efecto está mediado, en parte, por el sistema serotoninérgico.

El aumento de la temperatura modula la transmisión serotoninérgica, que es la cantidad de serotonina que se libera. Al alterarse los niveles del neurotransmisor, se puede incrementar la impulsividad y el nivel general de actividad humana, lo que resulta en un aumento de la interacción social y el riesgo de incidentes violentos.

En las notas finales dicen los autores que “esto sugiere que la temperatura ambiente puede ser el factor ambiental más importante que modifica el comportamiento agresivo en los humanos”.

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre violencia:

Comparte tu opinión