10 consejos para protegerte del calor extremo

Foto: GETTY IMAGES

Llegó el verano, época de diversión y de prepararse para las altas temperaturas. Si tu cuerpo no puede enfriarse adecuadamente, es posible que enfermes o termines en la sala de urgencias: un golpe de calor puede causar daño al cerebro y a otros órganos vitales, incluso si eres joven y saludable.

Aunque sus efectos son prevenibles, cada año el calor extremo causa la muerte de cientos de personas. Cuida tu salud y la de quienes te rodean y sigue las recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para protegerte en esta temporada.

1. Permanece en ambientes frescos

1. Permanece en ambientes frescos

Quédate en lugares con aire acondicionado, tanto como sea posible. Si tu casa no tiene, ve a espacios públicos donde sí haya, como un centro comercial o a una biblioteca pública: unas pocas horas en un ambiente con aire acondicionado pueden ayudar a tu cuerpo a mantenerse más fresco cuando vuelva al calor.

Los ventiladores pueden proporcionar comodidad, pero cuando la temperatura llega a los 100° F (cerca de los 35 °C), no te servirán para prevenir las enfermedades relacionadas con el calor (no tienen la misma potencia de los que se usan en exteriores).

2. Date duchas con agua fría
Foto: GETTY IMAGES

2. Date duchas con agua fría

Una de las mejores maneras de mantenerte fresco es bañarte con agua fría, de ser necesario, varias veces al día. En espacios públicos también puedes aprovechar fuentes y estanques.

Qué es un golpe de calor y cómo se evita

3. Usa filtro solar

Las quemaduras solares reducen la capacidad del cuerpo para enfriarse y pueden causar deshidratación. Aplícate un filtro solar de amplio espectro con factor de protección (SPF) 15 o más alto, 30 minutos antes de salir. Repite, según las indicaciones del envase.

4. Usa ropa adecuada
Foto: GETTY IMAGES

4. Usa ropa adecuada

Elige ropa liviana, de color claro y holgada. Las mangas largas de telas frescas pueden protegerte del sol y no olvides usar un sombrero de ala ancha y lentes oscuros.

5. Planifica tus actividades al aire libre

Trata de limitar tus actividades al aire libre a los momentos en los que está más fresco el día, como en la mañana o al atardecer. Descansa a la sombra con frecuencia para equilibrar la temperatura.

6. Ve a tu ritmo
Foto: GETTY IMAGES

6. Ve a tu ritmo

No hagas tanto ejercicio durante los momentos de calor. Si no estás acostumbrado a ejercitarte en ambientes calurosos, comienza despacio y aumenta el ritmo poco a poco. Si el esfuerzo acelera tu ritmo cardíaco y dificulta la respiración, detente.

7. No te quedes en autos estacionados

Nadie debe permanecer en autos estacionados, especialmente bebés, niños, ancianos ni mascotas: corren un riesgo especial de sufrir un golpe de calor o de morir. El interior de un auto puede alcanzar temperaturas peligrosas rápidamente, incluso si una ventana está un poco abierta.

Diabetes y calor: relación peligrosa
8. Mantente hidratado
Foto: GETTY IMAGES

8. Mantente hidratado

No esperes a tener sed: bebe líquidos en abundancia, independientemente de cuánta actividad física hagas. Evita bebidas muy azucaradas o alcohólicas, que en realidad hacen perder más líquido a tu cuerpo, tampoco las consumas muy frías: pueden causar calambres estomacales. Y evita las comidas calientes y pesadas: le aportan calor a tu cuerpo.

9. Revisa las noticias

Consulta el pronóstico del clima y las noticias locales para estar al tanto de los avisos de calor extremo. En los medios también pueden informar si hay refugios para mantenerse fresco en tu área.

10. No subestimes los síntomas

Si te sientes débil o con dolor de cabeza, ve a un área fresca o a la sombra, y descanse. Si sientes mareos, confusión, debilidad o pérdida del conocimiento, acude a un médico.

Comparte tu opinión