Qué es un seguro de vida con retorno de primas (ROP) y cómo funciona

Qué es un seguro de vida con retorno de primas (ROP) y cómo funciona
| Foto: GETTY IMAGES

Los seguros de vida temporales son productos muy populares entre el público estadounidense. Cubren las necesidades de una familia durante un tiempo concreto, cuestan relativamente poco y ofrecen coberturas interesantes. Sin embargo, muchas personas piensan que son un gasto poco práctico, porque si la persona asegurada sigue viva al término de la póliza, sienten que han pagado a cambio de muy poco.

Si te preocupa esta situación y crees que un seguro de vida temporal puede resultar poco productivo, debes conocer los seguros de vida con retorno de primas. Con estas pólizas, si no se produce el fallecimiento de la persona asegurada durante el tiempo de validez del seguro, se recupera el dinero. Sigue leyendo para conocer mejor los seguros de vida con retorno de primas.

Seguro de vida con retorno de primas: Qué vas a encontrar en este artículo

¿Cómo funciona un seguro de vida a término con retorno de primas?

Si te has planteado contratar un seguro de vida a término o temporale, es probable que hayas pensado que es una inversión poco rentable, porque al expirar la póliza no hay entrega de indemnización y el dinero que has pagado se queda íntegro en la aseguradora. Con un seguro de vida con retorno de primas, lo que en inglés se denomina ‘Return Of Premiums’, ROP, podrías tener las dos cosas: cobertura durante el tiempo que necesitas y tu dinero de vuelta cuando el seguro caduca.

En esencia, un seguro con devolución de primas es una variante de un producto bien conocido, el seguro de vida temporal o a término. Una póliza de este tipo se caracteriza por tener una duración concreta: se contrata por 5, 10, 15, 20, 25 ó 30 años. Durante ese tiempo, la persona asegurada tiene activa la cobertura y, si fallece, sus beneficiarios reciben la indemnización o beneficio por causa de muerte.

Es un seguro muy utilizado, porque permite cubrir las necesidades de una familia en periodos especiales, como la infancia de los niños o su etapa escolar. Además, ofrece coberturas importantes a bajo precio, tiene una calificación sencilla y se puede convertir fácilmente en un seguro permanente. Incluso hay quien contrata varios y los solapa escalonadamente para tener siempre una cobertura barata. Es lo que se conoce como escalonamiento o ’laddering’.

Sin embargo, para muchas personas todavía faltaba un detalle: al caducar el seguro, no hay entrega de indemnización, con lo que puede parecer que todo el dinero se ha invertido para nada. Con un seguro de vida con retorno de primas se puede lograr toda esa cantidad de vuelta.

En esencia, lo que establecen las condiciones de un seguro de retorno de primas es que si la persona asegurada sigue viva al concluir el periodo de vigencia de la póliza, se le devuelve la totalidad del dinero de las primas. Sin embargo, la aseguradora se quedará con lo pagado en forma de posibles cláusulas adicionales que tuviera el seguro, costes administrativos y de mantenimiento.

Los seguros con retorno de prima pueden ser de dos tipos: una póliza totalmente diseñada para el retorno de primas o una póliza permanente normal a la que se añade una cláusula de retorno de primas. El resultado es el mismo: al terminar la validez del seguro, se devuelve el dinero pagado en forma de primas, pero en el día a día estos productos funcionan de forma un poco diferente. En el caso de contratar una póliza de retorno como tal, pagarás unas primas mensuales un poco más elevadas de lo normal. En el caso de que te decantes por una cláusula adicional, pagarás ese servicio como un extra y debes recordar que ese extra no se incluirá en la devolución, solo recibirás lo que pagues como primas. Por este motivo es más interesante contratar directamente un seguro de vida temporal con retorno de primas y no solo una cláusula.

Ventajas y desventajas del seguro de vida con retorno de primas

Como ves, un seguro de vida con retorno de lo pagado es un producto interesante y muy flexible. Desde nuestro punto de vista, tiene varias ventajas:

  • Dinero de vuelta. Está claro: es la principal ventaja. Al término de la validez, la mayor parte de lo que has pagado vuelve a tu bolsillo y lo tienes disponible para lo que quieras.
  • Libre de impuestos. El dinero que recibes con el retorno de las primas se te entrega libre de impuestos, con lo que lo tendrás íntegro. Esto es porque el dinero se considera una devolución, ‘refound’, y no un pago.
  • Ahorra y protege. Esta forma de contratar el seguro es muy interesante, porque puedes entenderla como una doble acción. Por un lado, proteges a los tuyos con un seguro. Por otro, ahorras ese dinero que recuperas cuando caduca el seguro.

Por supuesto, también debes tener en cuenta que estas pólizas de seguro de retorno de primas tienen algunos inconvenientes:

  • Precio elevado. Como la aseguradora tiene que devolver el dinero cuando acaba la validez del seguro, sus ingresos son potencialmente menores. Para compensarlo, impone primas un poco más elevadas. Aun así, por lo general son más baratos todavía que los seguros permanente.
  • Coberturas más bajas. En ocasiones, las aseguradoras asocian coberturas más bajas a estas pólizas de retorno de primas. Asegúrate de que el producto que te interesa tiene una cobertura suficiente para mantener el nivel de vida de los tuyos si faltas.
  • Permanencia. Frecuentemente, un seguro de retorno de primas te obliga a esperar a que termine su periodo de validez para recuperar el dinero. Si decides cancelar el seguro antes de tiempo no obtendrás tus primas de vuelta.

Qué debes tener en cuenta al contratar un seguro de vida con retorno de primas

Si ya te estás decidiendo por un seguro de vida con retorno de primas, te recordamos algunos puntos que debes tener en cuenta al contratar. Toma buena nota, porque de ellos puede depender que tu decisión sea la más acertada.

  • Elige bien la duración. Como veíamos en el punto anterior, hay una permanencia obligatoria para poder cobrar el retorno de las primas. Por eso, conviene elegir muy bien la duración del seguro, de forma que no te veas en la obligación de tenerlo activo más tiempo del que necesita. Recuerda que, si es preciso, puedes ir renovándolo.
  • Cuidado con la inflación. Si estás pensando en utilizar un seguro de retorno de primas como una forma de ahorro, ten cuidado con la subida del coste de la vida. El dinero que suman tus primas a lo largo de 30 años puede parecerte mucho hoy, pero pasadas esas tres décadas la inflación hará que sea menos. Y la aseguradora te lo devuelve sin intereses. Calcula bien cuánto necesitarás y cuántos años debes contratar.
  • No esperes, el ROP no es para mayores. Por lo general, las aseguradoras no ofrecen este tipo de pólizas a personas de edad avanzada. Como suele suceder con los seguros de vida, conviene que contrates cuanto antes.

Con todo, los seguros de vida con retorno de primas, o ROP, son productos muy flexibles e interesantes que te ofrecen opciones atractivas para disfrutar de un seguro. En todo caso, antes de contratar, contacta con un agente de seguros para que explique todas las opciones y adapte adecuadamente la póliza a tus necesidades.

Comparte tu opinión