Las mujeres recuerdan mejor rostros y palabras

Las mujeres recuerdan mejor rostros y palabras

A la hora de discutir o recordar situaciones pasadas, las mujeres tal vez corran con ventaja. Un reciente estudio, que comparó a más de 1 millón de personas, encontró que podrían ser mejores que los hombres para recordar ciertas situaciones, incluidas las conversaciones y los rostros de las personas involucradas.

No es la primera vez que se destaca esta diferencia, en 2016, un estudio publicado en la revista Menopause encontró que las mujeres de 45 a 55 años se desempeñaron mejor en todas las pruebas de memoria.

La memoria es una función del cerebro que permite almacenar, organizar y recuperar información del pasado. Muchos especialistas consideran que esto permite a los humanos sobrevivir y prosperar.

En ella podemos encontrarnos con muchas ramificaciones. Por ejemplo, una primera división se da con la memoria a corto o largo plazo, dentro de esta última podemos diferenciar la memoria semántica (referida al uso del lenguaje), la procedimental (referida al uso de destrezas o habilidades y hábitos) y la episódica.

Esta última es la que permite recibir y almacenar información sobre acontecimientos pasados de una persona y de las relaciones espacio-tiempo entre ellos. En otras palabras, es la que nos permite recordar a otras personas o anécdotas.

Ciertos factores clínicos influyen en nuestra capacidad para traer recuerdos episódicos, como el deterioro cognitivo relacionado con la edad y el relacionado con la demencia. Sin embargo, el sexo biológico también podría cumplir un papel en este tipo de procesos.

La nueva investigación del Instituto Karolinska, en Suecia, comparó la evidencia de cientos de estudios que analizaron cómo los miembros de los dos sexos recordaban la información episódica.

Sus resultados, que fueron publicados Psychological Bulletin, señalaron que las mujeres son mejores para recordar ciertos tipos de recuerdos episódicos que los hombres.

Cuestión de recordar

La profesora Agneta Herlitz, autora principal del estudio, realizó junto a su equipo un metaanálisis de 617 estudios que tuvieron lugar entre 1973 y 2013, e incluyeron a más de 1.2 millones de participantes.

"Los resultados muestran que hay una ligera ventaja femenina en la memoria episódica, y esa ventaja varía según los materiales que se deben recordar", explicó Martin Asperholm, otro de los autores y estudiante del Instituto Karolinska.

Específicamente, las mujeres parecen ser mejores para recordar el habla, dónde dejaron un objeto y lo que sucedió en una película. También son más aptas para recordar caras e imágenes sensoriales. Los hombres, por otro lado, parecen ser mejores para recordar información abstracta y datos de ubicación y navegación.

"Hay una ventaja femenina cuando se trata de recordar caras con recuerdos sensoriales, como los olores", planteó Herlitz.

Dado que los datos analizados indican que existen diferencias sutiles entre lo que las mujeres y los hombres son buenos para recordar, los expertos creen que eso podría tener diferentes efectos en sus vidas diarias.

Las futuras investigaciones podrían explorar los mecanismos detrás de estas asociaciones y explicar si, o en qué medida, las personas de diferente sexo experimentan el mundo de maneras distintas.

Cómo mejorar la memoria

Con el paso del tiempo, específicamente a partir de los 50 años, se producen cambios químicos y estructurales que pueden alterar ciertas regiones cerebrales involucradas en el procesamiento de la memoria. Como resultado se ralentiza la velocidad con que recordamos objetos, situaciones o personas.

Sin embargo, distintos profesionales recomiendan medidas para prevenir este fenómeno:

  • Adoptar hábitos que mejoren la salud del cerebro, como dormir 8 horas por día y realizar ejercicio (preferentemente aeróbico).
  • Alejarte de las distracciones
  • Armar una red mental que te ayude a recordar a partir de elementos o situaciones involucradas.
  • Describir lo que se busca recordar. 
  • Focalizar tu atención.
  • Hablar en voz alta.
  • Incluir a tu dieta ácidos grasos como el Omega 3, presentes en el salmón, las nueces y el kiwi, alimentos antioxidantes, como las fresas y los arándanos, y beber jugo de espinaca y naranja.
  • Ser organizado.
  • Tomarte el tiempo que sea necesario a la hora de recordar.

Más información sobre memorias:

Comparte tu opinión