SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Qué hacer si tu hijo no puede dormir

El insomnio es un trastorno común del sueño, que se caracteriza por tener problemas para conciliar el sueño, despertar a menudo en la noche, o ambas cosas. Muchas personas tienen insomnio, pero lo que muchos no saben es que los niños también pueden padecerlo. 

Los trastornos del sueño que mantienen a los adultos despiertos durante la noche, pueden tener el mismo efecto en niños y adolescentes. 

Dormir lo suficiente es una parte importante de un estilo de vida saludable. El insomnio te puede afectar mental y físicamente. Puede hacer que te sientas cansado, deprimido e irritable. También puede hacer que sea difícil concentrarte o realizar tareas durante el día.

La experta pediátrica del sueño, Dra. Sally Ibrahim, de Cleveland Clinic, dice que estos trastornos del sueño pueden afectar la salud de tus hijos, y la tuya, ya que tú los cuidas. Ella ofrece información sobre algunos trastornos comunes del sueño infantil y los pasos que puedes tomar para superarlos.

Insomnio en los niños: cómo ayudarlos

El insomnio afecta a los niños de la misma manera que afecta a los adultos, excepto que generalmente es el padre o la madre quien lo nota y lo informa. Como los adultos, los niños pueden tener problemas para quedarse dormidos o permanecer dormidos.

Los casos agudos pueden ser provocados por el estrés o la enfermedad, pero si el insomnio dura más de unos pocos meses, puede ser crónico. Para casos leves, ayuda a tus hijos a practicar una buena higiene del sueño, con estos consejos:

  • Establece límites y sé firme respecto a la hora de acostarse y las expectativas.

  • Practica una rutina regular para que vaya a la cama y apégate a ella lo mejor que puedas. Esto puede generar rechazo en los niños, ¡pero valdrá la pena cuando el sueño sea mejor para todos en tu hogar!
  • Evita que consuman cafeína y reduce el azúcar.
  • Mantén los aparatos electrónicos fuera del dormitorio, especialmente para adolescentes y niños que no pueden regular su uso.
  • Mantén el dormitorio tranquilo, fresco y oscuro.
  • Para los niños más pequeños, puede dar resultado establecer recompensas para reforzar los comportamientos deseados.

Para casos difíciles, habla con tu pediatra. Para algunos niños, una consulta con un médico del sueño puede ayudar. A veces, un psicólogo del sueño puede ayudar a controlar el insomnio con la terapia cognitiva conductual.

Síndrome de sueño retrasado en adolescentes

Como si la pubertad no trajera suficientes preocupaciones, también puede deteriorar el ciclo de sueño y vigilia de un adolescente. Cuando tienen el síndrome de la fase de sueño retrasado (un trastorno del ritmo circadiano), su reloj biológico hace que tengan tendencia a convertirse en "búhos nocturnos" típicos, en que se acuestan tarde y se levantan tarde.

A menudo este problema se confunde con el insomnio, pero no lo es, aunque puede conducir al insomnio si se vuelve crónico o habitual. Esto es lo que puedes hacer:

  • Enséñale a tu hijo adolescente buenos hábitos de higiene del sueño.

  • Asegúrate de que evite la cafeína.
  • Limita las siestas durante el día.
  • Limita el uso de la electrónica por la noche, especialmente el uso de la luz.
  • La luz puede retrasar aún más el reloj biológico y se debe evitar la exposición durante la noche. Por el contrario, tener luz en la mañana ayuda despertarse y ayuda a mantener el ritmo biológico bajo control. Algunas veces usar una caja de luz puede ayudar.

¿Pueden tener apnea del sueño los niños y adolescentes?

Ronquidos, sueño perturbado, pausas en la respiración mientras duermen: estos síntomas de la apnea del sueño también afectan a los niños. Escucha si hay congestión nasal y respiración pesada cuando tu hijo duerme.

Además de las consecuencias típicas en los adultos de la apnea del sueño, como cambios de humor, fatiga diurna y presión arterial alta, la Dra. Ibrahim dice que los niños con apnea del sueño pueden mojar la cama. Y tener problemas durante el día similares a los de los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) como la falta de concentración, calificaciones bajas y problemas de comportamiento.

Si sospechas que tu hijo tiene apnea del sueño, tu pediatra puede recomendarte un estudio del sueño. El estándar de oro para diagnosticar la apnea del sueño y saber qué tan grave es, se comprueba con un estudio del sueño. 

Lo importante, dice Ibrahim, es abordar los problemas del sueño de tu hijo lo antes posible. Esto ayudará a asegurar que se mantengan saludables y desarrollen hábitos de sueño positivos para toda la vida.

Más para leer sobre el insomnio

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad