Échales un ojo a estos remedios para la conjuntivitis

Échales un ojo a estos remedios para la conjuntivitis
Si tienes enrojecimiento de los ojos con irritación es posible que sufras de conjuntivitis. | Foto: GETTY IMAGES

Si tienes enrojecimiento de los ojos con irritación, o si de ellos fluye una sustancia amarillenta y pegajosa, es posible que sufras de conjuntivitis o inflamación de la conjuntiva, la membrana que cubre la superficie del ojo. Es una condición que puede deberse a alergias o virus y que requiere cuidados de un especialista, pero para la cual la tradición popular también ofrece remedios. Aquí te contamos todo lo que debes saber:

La conjuntivitis es una inflamación o infección en la membrana transparente (conjuntiva) que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular. Esto ocurre porque los pequeños vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman y se hacen más visibles, traduciéndose en las populares ramificaciones rosadas o rojizas sobre la "parte blanca" del ojo. También puede causar picazón, sensación arenosa en uno o ambos ojos, lagrimeo o secreciones oculares.

Normalmente esto ocurre por infecciones bacterianas o virales, reacciones alérgicas, salpicaduras con sustancias químicas, presencia de un cuerpo extraño en el ojo, uso prolongado de lentes de contacto, o, en el caso de los bebés, por un conducto lagrimal parcialmente bloqueado.

Aunque la conjuntivitis puede ser molesta, rara vez afecta la visión, pero es contagiosa, por lo que los diagnósticos y tratamientos tempranos son útiles para limitar su propagación.

Para unos ojos hermosos

Puedes aliviar las molestias causadas por la conjuntivitis recurriendo a ciertos hábitos o remedios caseros:

  • Mantén una buena higiene para controlar el contagio de la conjuntivitis: no te toques los ojos con las manos, lávate las manos con frecuencia, usa toallas y paños limpios cada día, cambia la funda de la almohada a menudo y desecha los cosméticos para los ojos.
  • Nunca cubras los ojos. Esto puede aumentar la temperatura en la zona y provocar un desarrollo bacteriano que favorezca la infección.
  • Haz un té de semillas de hinojo o manzanilla, déjalo enfriar y luego lávate los ojos o aplica con un paño la infusión. Los expertos señalan que podría ser de ayuda gracias que posee compuestos antioxidantes, desintoxicantes y estimulantes.
  • Toma té de equinácea o de salvia para reforzar el sistema inmunológico.
  • La miel posee importantes propiedades antimicrobianas, por lo que desde la medicina tradicional se aconseja mezclarla en agua para luego lavar el ojo y así combatir la infección que provoca la conjuntivitis.
  • Otro truco casero muy popular consiste en colocar una rebanada de pan en el refrigerador y luego aplicarla sobre los ojos para reducir la inflamación y aliviar la comezón.

Recuerda que los cuidados caseros no servirán para tratar una afección severa. Si tienes conjuntivitis, pasan los días y sientes que empeora, tienes dolor, problemas para ver o sensibilidad a la luz, hay pus, moco en abundancia, fiebre o malestar, deberás acudir al oftalmólogo, para que realice un diagnóstico y determine el mejor tratamiento para ti.

Fuentes consultadas: Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros de Prevención de Enfermedades y Lesiones (CDC), Clínica Mayo, Instituto Nacional del Ojo.

Comparte tu opinión