Los riñones infectados con hepatitis son una opción segura para el trasplante, según un estudio

Los riñones infectados con hepatitis son una opción segura para el trasplante, según un estudio

MARTES, 7 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Los pacientes que están recibiendo diálisis que esperan un trasplante de riñón quizá puedan aceptar de forma segura un órgano de un donante infectado con el virus de la hepatitis C (VHC), encuentra un estudio reciente.

Utilizar riñones infectados con hepatitis C ampliaría la disponibilidad de órganos y salvaría vidas, señaló el investigador principal, el Dr. Peter Reese, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

"Hay una tremenda carencia de riñones para trasplantes", explicó. "Debido a la crisis de opioides, hay muchas personas que fallecen de una sobredosis de un medicamento o droga y que tienen el VHC, y que desean donar sus órganos".

Pero esos riñones infectados se descartan, aunque por lo demás están sanos. Y muchos son de personas más jóvenes, dijo Reese.

De aproximadamente medio millón de pacientes en Estados Unidos que recibían diálisis para la enfermedad renal en etapa tardía en 2016, apenas 19,000 recibieron trasplantes de riñón. Esto se debe en parte a la escasez de órganos, han reportado los investigadores. Y el tiempo de espera promedio para un riñón no infectado es de más de dos años, en comparación con ocho meses para un riñón infectado con el VHC.

Unos tratamientos nuevos y menos tóxicos para la hepatitis C han abierto las puertas para el trasplante de órganos infectados con un tratamiento exitoso posterior de la infección, indicó Reese.

En un estudio con 20 pacientes no infectados, los investigadores encontraron que trasplantar riñones infectados y luego tratar el VHC en los pacientes resultó en una tasa de curación del 100 por ciento. La mitad fueron evaluados seis meses tras el trasplante, y los demás un año después.

"Y encontramos que esos trasplantes de riñón funcionaban igual de bien que los trasplantes de riñón de los pacientes no infectados", aseguró Reese.

Los ahorros potenciales en los costos podrían ser significativos, añadió. La diálisis puede costar más de 88,000 dólares al año, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.

Aunque quizá algunos pacientes no deseen asumir el riesgo asociado con un riñón infectado, otros tal vez lo consideren como una buena opción, dadas las altas tasas de mortalidad entre los pacientes que reciben diálisis que esperan un trasplante, sugirieron los investigadores.

El informe se publicó en línea el 6 de agosto en la revista Annals of Internal Medicine.

El Dr. Adnan Sharif, nefrólogo asesor de trasplantes en el Hospital Reina Isabel y en la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, escribió un editorial publicado junto con el estudio.

Sharif dijo que los excelentes resultados a corto plazo y la tasa de curación del 100 por ciento en los recipientes de órganos con el VHC deberían hacer que los centros de trasplante se replanteen la utilización de riñones infectados con el VHC.

"Debemos ser audaces en nuestro método para utilizar los riñones con VHC", dijo.

Sin embargo, Sharif reconoció que utilizar los riñones infectados con el VHC representaría "un cambio significativo en nuestra actitud ante el riesgo, la obtención de órganos y la consejería adecuada para los recipientes potenciales sobre el riesgo, aunque sea mínimo".

Pero la rentabilidad de utilizar esos riñones en lugar de seguir en diálisis sería significativa, anotó.

Otro estudio, publicado en la misma revista en julio, reportó un éxito similar en los trasplantes de riñones infectados con el VHC en pacientes infectados con el VHC. Alrededor de un 15 por ciento de los pacientes que reciben diálisis tiene el VHC, apuntaron los investigadores.

Sharif dijo que otros órganos de los donantes infectados con el VHC, como los corazones y los pulmones, también se podrían trasplantar de forma segura, lo que también ampliaría las existencias de esos órganos.

"Utilizar a esos donantes podría conducir a muchos trasplantes que salven o mejoren vidas", añadió.

Más información

Para más información sobre los trasplantes de riñón, visite la National Kidney Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión