Cuáles son las propiedades del aceite de cártamo

Cuáles son las propiedades del aceite de cártamo
Las flores de cártamo se aprovechan como colorantes, mientras que de las semillas se obtiene su aceite.

Qué es el cártamo

El cártamo (Carthamus tinctorius), también llamado alazor, es una planta perteneciente a la familia Asteraceae y es uno de los cultivos más antiguos de los que se tiene registro. Se cree que originalmente se aprovechaban por sus flores, que servían como colorante, pero actualmente su importancia radica en las semillas, de las cuáles se obtiene un aceite que puede utilizarse con fines gastronómicos y medicinales.

Esto último se debe a que posee ácidos linoleicos y linolénicos que podrían ayudar a prevenir el "endurecimiento de las arterias", disminuyendo el colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca. También se cree que el cártamo contiene sustancias químicas que pueden adelgazar la sangre para prevenir la formación de coágulos, ensanchar los vasos sanguíneos, reducir la presión arterial y estimular el funcionamiento del corazón.

Otros nombres:

Alazor, American Saffron, Bastard Saffron, Benibana, Benibana Oil, Benibana Flower, Carthame, Carthame des Teinturiers, Carthamus tinctorius, Chardon Panaché, Dyer's Saffron, Fake Saffron, False Saffron, Hing Hua, Honghua, Huile de Carthame, Kusumbha, Kusum Phool, Safflower Nut Oil, Safflower Oil, Safran Bâtard, Safranon, Zaffer, Zafran.

Para qué se usa

Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.

Evidencia preliminar sugiere que tomar aceite de cártamo como un suplemento dietético o sustituirlo por otros aceites en la dieta ayudaría a disminuir el colesterol total y el colesterol "malo". Sin embargo, no parece reducir los triglicéridos o aumentar el nivel del colesterol "bueno" en sangre.

Las personas también han utilizado el aceite de cártamo para tratar la diabetes, fiebre, tumores, tos, problemas respiratorios, trastornos de la coagulación, dolor, arteriopatía coronaria, dolor de pecho y lesiones traumáticas, prevenir las enfermedades del corazón y estimular el crecimiento del cabello. También se aprovechó como laxante, estimulante, antitranspirante, expectorante y para ayudar a aflojar la flema.

Las mujeres suelen usar el aceite de cártamo durante los períodos menstruales dolorosos o ausentes, para estimular la menstruación.

Dosis

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de cártamo para adultos y niños, por lo que se recomienda evitar su uso o consultar con un profesional de la salud antes de consumirlo.

Preocupación sobre su uso

El aceite de semilla de cártamo se considera seguro para la mayoría de las personas que lo ingieren. Sin embargo, no se aconseja su uso durante el embarazo, ya que podría provocar menstruaciones, contracciones del útero y aborto espontáneo. Se desconocen sus efectos durante el período de lactancia, por lo que se aconseja precaución o evitar su uso.

El cártamo también se vinculo con ciertos efectos secundarios, como retardar la coagulación sanguínea e incrementar el riesgo de sangrado en personas con trastornos hemorrágicos, causar una reacción alérgica en personas sensibles a las plantas de la familia de la Asteraceae/Compositae (ambrosia, crisantemo, caléndula, o margaritas), y aumentar los niveles de azúcar en sangre.

También podría interactuar con ciertos medicamentos, como, por ejemplo, los que se usan para controlar la diabetes: (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), y tolbutamida (Orinase), entre otros. Por este motivo, se aconseja no combinarlo.

Esta advertencia se extiende para hierbas o suplementos con efectos sobre los niveles de azúcar en sangre, como ácido alfalipoico, melón amargo, cromo, uña de gato, alholva, ajo, goma guar, castaño de Indias, ginseng Panax, psilio, y ginseng Siberiano, entre otros.

El cártamo también podría afectar la efectividad de los anticoagulantes, como aspirina, clopidogrel (Plavix) antiinflamatorios no esteroides (AINE) como diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno, (Advil, Motrin, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, y warfarina (Coumadin), entre otros.

Tampoco se aconseja combinar cártamo con hierbas o suplementos que tengas efectos sobre la coagulación sanguínea, como angélica, clavo de olor, salvia miltiorrhiza, ajo, jengibre, ginkgo, ginseng Panax, trébol rojo, y cúrcuma, entre otros.

Actualmente, no se conoce ninguna interacción con alimentos.

Fuentes consultadas:

American Botanical Council.

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Natural Medicine, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

ThePlantList.

Comparte tu opinión