SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

5 maneras de encontrar una dieta adecuada



Existen una gran variedad de dietas, algunas de ellas son la hipocalórica, hipercalórica, paleo, keto, proteica, detox o mediterránea. Todas se presentan de manera atractiva y beneficiosa para nuestra salud pero, ¿Cuál deberías elegir?

Especialistas de la Clínica Cleveland elaboraron una serie de consejos que pueden ser de ayuda a la hora de tomar una decisión:

1. No seas extremista

Enfocarnos en limitar los alimentos, contar calorías o pensar demasiado en la nutrición, no es una buena manera de llevar adelante una dieta.

La dietista de medicina funcional Katherine Wohl, aconsejó que se si te encuentras decidido a modificar tu alimentación, debes asegurarte que esos cambios no sean drásticos. De lo contrario, no servirán a largo plazo y podrán generarte deficiencias nutricionales.

"La comida, ante todo, debe nutrirte", afirmó Wohl. "Debes crear una buena relación con la comida, sintonizándote con todo lo que está haciendo por tu cuerpo".

2. Enfócate en los alimentos integrales

La dietista de bienestar Beth Bluestone afirmó "Un enfoque de alimentos integrales y centrado en las plantas, siempre es lo mejor". Esto quiere decir que debemos eliminar de nuestra dieta la comida chatarra, el azúcar y los alimentos excesivamente procesados.

En cambio, se puede optar por un consumo de alimentos ricos en nutrientes, que se encuentren lo más cerca posible de su estado natural.

Y agregó "Elija proteínas de calidad, grasas saludables, muchos vegetales coloridos y algunas frutas, nueces y semillas".

Construir una dieta en base a esos alimentos, ayudará a que nuestras células funcionen correctamente, a que equilibremos el azúcar en la sangre y mantengamos la energía.

Los expertos en medicina funcional creen que esto también aumentará la desintoxicación, ayudará a combatir la inflamación y a desarrollar un intestino sano.

3. Evita las modas

Es probable que hayas escuchado sobre las "dietas milagrosas", pero Bluestone recomendó precaución frente a estas dietas de moda que prometen resultados rápidos con poco trabajo.

Esto se debe a que cualquier posible pérdida de peso lograda se mantendrá por poco tiempo "Una vez que la dieta termina, o ya no puedes continuar porque es demasiado difícil, por lo general recuperarás rápidamente el peso que has perdido, junto con algunas libras adicionales", dijo la especialista.

4. Confía en la investigación

Existen dietas con las que uno no se puede equivocar, como la mediterránea o la DASH "Comparten el primer lugar a la mejor dieta general en US News & World Report", explicó la dietista cardiovascular, Julia Zumpano.

Se ha comprobado que la dieta mediterránea mejora la salud del corazón, del cerebro y la longevidad. Cuenta con muchas verduras, frutas, grasas saludables (como el aceite de oliva), pescado graso, granos enteros, legumbres, y una pequeña cantidad de carne magra y pollo.

Debido a que la enfermedad cardíaca es la causa principal de muerte en hombres y mujeres en EE. UU., la dieta DASH resulta muy atractiva. El motivo es que disminuye significativamente la presión arterial y el colesterol, a partir de combinar muchas verduras y frutas con productos lácteos y animales, bajos en grasa.

Según Zumpano, estas dos dietas de alimentos integrales y vegetales son fáciles de seguir, también tiene beneficios para bajar de peso y no eliminan ningún grupo o categoría de alimentos.

5. Incorpora una dieta con restricción de tiempo

Las investigaciones demuestran que comer de manera limitada puede ayudar a mejorar tu metabolismo, promover la pérdida de peso, reducir los antojos y disminuir el apetito.

Pero, ¿En que consiste esta propuesta? Se trata de un tipo de ayuno intermitente, donde no se consumen alimentos durante largos períodos de tiempo, para redistribuir las diferentes comidas del día en distintos tramos horarios.

"Puede agregar una dieta con restricción de tiempo a cualquier dieta saludable o plan de estilo de vida, y obtendrá beneficios adicionales", dijo Bluestone. Un ejemplo de esto, sería evitar el hábito de comer bocadillos por la noche.

También agregó que es mejor seguir el mismo horario de comidas todos los días y que es importante mantenerse bien hidratado con bebidas sin calorías, como el agua y el té, cada vez que estes en ayunas.

Más información sobre dietas:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad