El exceso de serotonina no es bueno para la salud

El exceso de serotonina no es bueno para la salud
El síndrome se produce con mayor frecuencia cuando se toman simultáneamente dos o más medicamentos que afectan los niveles de serotonina. | Foto: ISTOCK

Para que el ser humano pueda experimentar emociones y percibir la realidad tal y como es hay miles de sustancias químicas que interactúan en el interior del cerebro. 

Entre esos elementos está la 5-hidroxitriptamina (5-HT), mejor conocida como serotonina, una sustancia que en la sangre se comporta como una hormona, en el cerebro actúa como neurotransmisor y que es necesaria para el funcionamiento saludable de las células del cerebro, los nervios y el tracto gastrointestinal. 

La mayoría de los aproximadamente 40 millones de células cerebrales son influenciadas directa o indirectamente por la serotonina.

Esto incluye las células del cerebro relacionadas con el estado de ánimo, el deseo, apetito, sueño, memoria y aprendizaje, regulación de la temperatura y comportamiento social.

La serotonina también puede afectar el funcionamiento del sistema cardiovascular, los músculos y los diversos elementos del sistema endocrino.

Los investigadores también han encontrado evidencia de que la serotonina puede desempeñar un papel en la regulación de la producción de leche en la mama y que un defecto en la red de la serotonina podría ser una causa subyacente del síndrome de muerte súbita del lactante.

Otras investigaciones han determinado que un desequilibrio en los niveles de serotonina (baja producción, falta de receptores, escasez de triptófano, el aminoácido que ayuda a regular la serotonina) puede influir en el estado de ánimo hasta el punto de causar depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad, pánico, e incluso ira.

Según el neurocientífico Barry Jacobs, la depresión puede ocurrir cuando hay una supresión de nuevas células cerebrales. 

Él cree que los medicamentos antidepresivos comunes están diseñados para aumentar los niveles de serotonina y ayudar a poner en marcha la producción de nuevas células cerebrales.

Depresión y duelo

En efecto, en las personas con niveles de serotonina bajos, aumentar la cantidad de la sustancia química puede reducir los síntomas de varias enfermedades. 

Sin embargo, elevar demasiado los niveles puede ser perjudicial hasta el punto de provocar el síndrome de la serotonina, descrito originalmente por Oates en 1960.

¿En qué consiste?

El síndrome de serotonina ocurre cuando los niveles del neuroquímico se elevan excesivamente. Se produce con mayor frecuencia cuando se toman simultáneamente dos o más medicamentos que afectan los niveles de serotonina.

Por ejemplo, si la persona está tomando una categoría de medicamentos para la migraña, llamados triptanos, al mismo tiempo que toma un medicamento SSRI para la depresión, el resultado final puede ser una sobrecarga de serotonina. 

Lo mismo puede ocurrir cuando se toman suplementos naturales de los ISRS, como la hierba de San Juan.

Las drogas recreativas como el éxtasis o el LSD también se han relacionado con el síndrome de la serotonina.

Los niveles elevados de serotonina producen algunos síntomas que pueden durar minutos u horas y generalmente incluyen inquietud, alucinaciones, taquicardia, escalofríos, aumento de la temperatura corporal y sudoración, pérdida de coordinación, dolor de cabeza, agitación, confusión, espasmos musculares, náuseas, vómitos, diarrea y cambios rápidos en la presión.

Los síntomas leves generalmente desaparecen en uno o dos días después de suspender el medicamento. 

Si los niveles altos de serotonina persisten, sin embargo, puede tener consecuencias permanentes para la salud. Como la serotonina contrae los vasos sanguíneos, los niveles de serotonina consistentemente altos pueden conducir a tener hipertensión pulmonar y engrosamiento de las válvulas del corazón o engrosamiento del corazón mismo.

Como la serotonina estimula los osteoclastos, las células que degradan el hueso, los niveles de serotonina persistentemente altos pueden conducir a tener osteoporosis.
Aunque no es un síndrome común, puede ser peligroso y se considera una emergencia médica.

El tratamiento consiste en la suspensión del fármaco, fluidos intravenosos, relajantes musculares y medicamentos para bloquear la producción de serotonina.

Para mantener el equilibrio

El ejercicio puede hacer mucho para mejorar tu estado de ánimo. Los estudios han demostrado que el ejercicio regular puede ser tan eficaz para el tratamiento de la depresión como la medicación antidepresiva o la psicoterapia.

Una investigación realizada en la Universidad de Texas, en Austin, estableció que sólo un único período de 40 minutos de ejercicio puede tener un efecto inmediato en el estado de ánimo.

Los estudios muestran que los hombres tienen un poco más de serotonina que las mujeres, pero se piensa que la diferencia es insignificante. 

Curiosamente, sin embargo, un estudio publicado en septiembre de 2007 en la revista Biological Psychiatry mostró que podría haber una gran diferencia en cómo los hombres y las mujeres reaccionan a la reducción de serotonina y puede ser una razón de por qué las mujeres sufren mucha más depresión que los hombres.

Usando una técnica llamada “depleción de triptófano”, que reduce los niveles de serotonina en el cerebro, los investigadores encontraron que los hombres se volvieron más impulsivos pero no necesariamente deprimidos. Las mujeres, por el contrario, experimentaron un marcado descenso en el estado de ánimo y se volvieron más cautelosas, una respuesta emocional comúnmente asociada con la depresión.

Comparte tu opinión