SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Hay señales cotidianas que delatan la enfermedad de Parkinson

El reverendo y activista negro Jesse Jackson, de 76 años, anunció la semana pasada, a través de una carta que dirigió a sus seguidores, que en el año 2015 fue diagnosticado con Parkinson. 

El pastor bautista, y defensor por los derechos civiles, dijo que cada vez le es más difícil llevar a cabo “tareas rutinarias” y que va a “dedicar” su tiempo al cuidado de la enfermedad neurodegenerativa.

Dijo que fue muy doloroso enterarse del padecimiento y que le ha resultado un proceso lento entender la gravedad de la enfermedad. 

“El diagnóstico de Parkinson no es una señal de alto sino una señal de que debo hacer cambios en mi estilo de vida y dedicarme a la fisioterapia con la esperanza de ralentizar la progresión de la enfermedad”, dijo.

En efecto, la enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que pertenece a un grupo de afecciones conocidas como trastornos del movimiento.

 Se caracteriza por la falta de producción de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina, la cual regula el estado de ánimo de las personas.

Es crónica, es decir, que persiste durante un extenso período de tiempo, y progresiva, lo que significa que sus síntomas empeoran con el tiempo. 

A medida que las células nerviosas (neuronas) en partes del cerebro se deterioran o mueren, se puede empezar a notar problemas con el movimiento, temblores, rigidez en las extremidades o en el tronco, o problemas de equilibrio. 

Al volverse estos síntomas más pronunciados, las personas pueden tener dificultad para caminar, hablar o completar otras tareas sencillas. 

Si se tiene uno o más de estos síntomas, no necesariamente quiere decir que se tiene la enfermedad de Parkinson, ya que los síntomas aparecen también en otras enfermedades, refiere el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Parkinson, aunque algunos casos son hereditarios y se pueden deber a mutaciones genéticas específicas. 

Sin embargo, la mayoría de los casos son esporádicos, lo que quiere decir que la enfermedad generalmente no es hereditaria. Se cree que la enfermedad de Parkinson probablemente es el resultado de una combinación de susceptibilidad genética y exposición a uno o más factores ambientales desconocidos que desencadenan la enfermedad.

Al momento no hay cura para la enfermedad de Parkinson, pero se llevan a cabo investigaciones. A menudo los medicamentos o la cirugía pueden mejorar sustancialmente los síntomas motores.

Algunas veces es difícil reconocer si se padece de Parkinson. Por eso hay que estar atentos a las señales tempranas que pueden aparecer e ir al médico para que indique el tratamiento adecuado que ayudará a mejorar la calidad de vida.

Jackson, pese al diagnóstico, promete no abandonar su causa por los derechos civiles y ahora sumará a su lucha la búsqueda de mejores tratamientos para el Parkinson, que cada año se diagnostica a 60.000 personas en Estados Unidos.

Síntomas tempranos

Existen algunos síntomas tempranos que pueden ayudar a reconocer si se sufre de la enfermedad. Ninguno de esos signos por separado deben preocuparte, sin embargo, si presentas más de uno, debes consultar con tu médico. 

Perder el sentido del olfato podría ser una señal temprana de un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, según un nuevo estudio.

Los investigadores afirman que la gente con un sentido del olfato flojo podrían tener un riesgo hasta cinco veces más elevado de desarrollar Parkinson.

"A diferencia de los problemas con la vista o la audición, con frecuencia un mal sentido del olfato no se reconoce", apuntó el investigador líder, el Dr. Honglei Chen, profesor de epidemiología y bioestadística en el Colegio de Medicina Humana de la Universidad Estatal de Michigan, en East Lansing.

"Las evidencias sugieren que el deterioro olfativo podría desarrollarse años antes del diagnóstico del Parkinson y de la demencia, las llamadas enfermedades neurodegerativas para las cuales aun no hemos encontrado una cura", comentó Chen.

La investigación sobre el sentido del olfato podría algún día ayudar a identificar a las personas con un riesgo elevado de esta devastadora enfermedad, y ayudar a los científicos a comprender cómo el Parkinson se desarrolla antes de que un diagnóstico sea posible, sugirió Chen.

James Beck, director científico de la Parkinson Foundation, dijo que el sentido del olfato es como una ventana al cerebro.


Otros signos de alarma

Temblor

¿Has notado temblor en tus dedos, manos, mentón o labios? ¿Te tiembla la pierna cuando te sientas o se relajas? Los temblores o contracciones en las extremidades son síntomas tempranos y comunes de la enfermedad de Parkinson.
El temblor puede ser normal después de mucho ejercicio, si has sufrido una herida, o también si has tomado algún medicamento que cause temblor. De lo contrario, debes consultar al médico.

Letra pequeña

¿Tu escritura se ha vuelto mas pequeña? ¿Has notado que la forma en que escribes las palabras ha cambiado? ¿Disminuyó el tamaño de tu escritura y juntas más las palabras? El cambio radical y repentino en la forma o el tamaño en que escribes es un síntoma temprano de la enfermedad de Parkinson.


Problemas con el sueño

¿Te mueves mucho en la cama? Hasta el punto de patear o dar puñetazos mientras te encuentras profundamente dormido. ¿Te caes de la cama mientras duermes? Los movimientos repentinos durante el sueño profundo pueden ser signos tempranos de la enfermedad de Parkinson.

Dificultad al caminar

¿Sientes rigidez en tu cuerpo, brazos o piernas? Algunas veces la rigidez desaparece cuando te mueves pero si no es así, puede ser una señal temprana de Parkinson. Si notas que sus brazos no se mueven al caminar, si sientes que tus pies se "pegan" al piso, si hay dolor en la cadera u hombros, o si la gente comenta que te ves tieso, deberías hablar con tu médico acerca de la enfermedad de Parkinson.

Estreñimiento

Tener dificultades para ir al baño, es decir sufrir de estreñimiento frecuente y requerir de mucho esfuerzo para defecar puede ser un signo temprano de la enfermedad de Parkinson.

Voz baja

Si ha habido cambios en el volumen de tu voz debes consultar con tu médico para identificar la causa pues puede ser un signo de la enfermedad de Parkinson. Alguna veces puedes pensar que las personas a tu alrededor se están volviendo sordas cuando realmente es tu voz la que está cambiando.

Falta de expresión facial

¿A veces te ves enojado, serio o deprimido, cuando en realidad ni siquiera estás de mal humor? Este tipo de expresiones faciales es llamado aspecto de máscara y es, al igual que la falta de parpadeo, un signo muy común de la enfermedad de Parkinson.

Mareo o desmayo

¿Cuando te levantas de una silla o de tu cama sueles marearte? El mareo o el desmayo pueden ser síntomas de presión arterial baja la cual puede estar relacionada con la enfermedad de Parkinson.

Encorvamiento de la espalda

Debes estar atento si la curvatura de tu espalda no es normal porque estar encorvado es otra señal de que puede tratarse de la enfermedad de Parkinson.

¿Qué hacer?


La Fundación Michael J. Fox para la Investigación del Parkinson recomienda las siguientes medidas:

  • Habla con tu médico para desarrollar un plan de cuidado, el cual puede incluir lo siguiente:
  • Evaluación de un neurólogo, el cual es un médico especializado en el cerebro, para que haga una evaluación completa de tus síntomas
  • Evaluación y atención de un terapista ocupacional, terapista físico y/o terapista de lenguaje
  • Consulta con un trabajador social
  • Comienza una rutina de ejercicio para retardar el avance de síntomas más severos.
  • Habla con tus familiares y amigos quienes te pueden brindar el apoyo que necesitas.
  • Haz ejercicio. Las rutinas de ejercicio a menudo se recomiendan para ayudar a las personas con la enfermedad de Parkinson a mantener el movimiento y el equilibrio necesarios para la vida cotidiana.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad