SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Niños asmáticos podrían tener arterias más rígidas de adultos

Según un nuevo estudio, tener asma de niño se asocia con el desarrollo de arterias más rígidas antes en la edad adulta, comparado con los niños que no padecen de asma.

El estudio, publicado en la revista Hypertension de la Asociación Estadounidense del Corazón, buscaba explorar el vínculo entre el asma -una enfermedad pulmonar crónica que dificulta la respiración- y la rigidez de las arterias, que se asocia con enfermedades cardíacas y apoplejías.

"Abundante evidencia ha relacionado el asma adulta con la enfermedad cardiovascular, pero se desconocía si un historial de asma infantil influye en la rigidez arterial", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Dianjianyi Sun, investigador postdoctoral y bioestadístico senior en la Facultad de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, EE.UU.

¿Cómo se desatan las crisis de asma?

Los investigadores utilizaron una prueba no invasiva para medir la rigidez arterial en 1,746 adultos jóvenes y de mediana edad de Bogalusa, Louisiana.

Después de un seguimiento de 11 años, las personas con antecedentes de asma infantil no sólo eran más propensas a tener arterias rígidas, sino que desarrollaron la condición más temprano en la vida que las personas sin asma. Eso fue particularmente cierto entre las personas que tenían sobrepeso o presión arterial alta.

Un peligro para el corazón

"Nuestro estudio indica que una historia de asma desde la infancia se asocia con una rigidez aórtica acelerada en adultos y un riesgo potencial de enfermedad cardíaca en el futuro" dijo Sun.

"Es un estudio bien diseñado y un llamado para una atención más temprana, tanto para médicos como para pacientes con asma", dijo el Dr. Stephen Archer, cardiólogo, investigador y jefe de medicina de la Universidad Queen's, en Canadá.

"Los pacientes deberían ser proactivos al reconocer que el asma es probablemente un factor de riesgo modesto pero importante para las enfermedades cardiovasculares y, por lo tanto, cuidar la salud es mucho más importante", dijo Archer, quien no participó en el nuevo estudio. 

Se estima que 24,6 millones de estadounidenses tuvieron asma en 2015, incluidos 6,2 millones de niños, según la American Lung Association.

Las consecuencias del asma

"Cuando somos jóvenes, nuestros vasos sanguíneos son muy elásticos. Absorben energía cuando nuestro corazón late y la devuelven al torrente sanguíneo", explicó Archer. "Al igual que otras partes de su cuerpo, como las articulaciones o la espalda, los vasos sanguíneos generalmente se vuelven más rígidos cuando somos mayores, pero algunos se ponen rígidos al principio de la vida".

El estudio no investigó por qué el asma podría hacer que los vasos se endurezcan más temprano en la vida de lo normal, pero es un tema que Sun dijo que le gustaría explorar en estudios futuros. Archer especula que la causa podría tener que ver con la inflamación.

"Cada vez está más claro que la inflamación puede conducir a eventos cardíacos importantes, y la naturaleza inflamatoria del asma se está traduciendo en un envejecimiento vascular prematuro", dijo Archer.

Y agregó que no importa qué está causando las arterias rígidas, el estudio subraya la idea de que las personas con asma deben controlar su presión arterial regularmente y seguir las recomendaciones para la salud del corazón, incluyendo no fumar, controlar el colesterol, perder el peso excesivo, tener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente.

El estudio también sirve como un recordatorio sobre la prevención del asma, señaló Archer, y expresó que la condición se ha relacionado con la contaminación del aire.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad