¿Se puede tratar la gripe con remedios naturales?

Foto: ISTOCK

Cada año ocurren más de mil millones de resfriados y aproximadamente 49 millones de personas contraen gripe, solo en EE. UU. Al tener síntomas similares, es común que la gente busque remedios naturales para prevenir o aliviar estas enfermedades. Sin embargo, la ciencia reconoce que son pocos los que funcionan, aquí los revisamos.

Gripe: remedios de abuelas latinas
1. Ginseng
Foto: ISTOCK

1. Ginseng

Varios estudios evaluaron el uso del ginseng norteamericano (Panax quinquefolius) para la prevención de los resfriados, y concluyeron que no sería capaz de reducir el número de casos, aunque tal vez sí la duración de estos. Además, tomarlo con el propósito de prevenir resfriados implica su consumo por períodos prolongados y se sabe muy poco sobre su inocuidad a largo plazo.

2. Equinácea

Es una planta norteamericana perteneciente a la familia Asteraceae. Aunque no hay pruebas concluyentes de que sea beneficiosa para tratar los resfriados, algunos productos derivados podrían surtir un leve efecto. Su consumo en niños se asoció con un aumento de erupciones en la piel.

La equinácea ¿tiene poderes curativos?
3. Ajo
Foto: ISTOCK

3. Ajo

A pesar de la creencia popular, no hay suficientes pruebas que determinen que esta planta ayuda a prevenir los resfriados o a aliviar sus síntomas. Además de causar mal aliento, mal olor corporal y otros efectos secundarios, podría interactuar con anticoagulantes, por ello, quienes toman estos fármacos deben consultar con su médico antes de consumirlo.

Asombrosos remedios caseros con ajo

4. Miel

Tiene gran reputación como remedio para aliviar la tos y hay fundamentos científicos que la respaldan. Algunos estudios sugieren que ayudaría a disminuir la tos nocturna en los niños, sin embargo, no se debe dar a menores de un año porque podría causar botulismo.

"Dulces" beneficios de la miel
5. Probióticos
Foto: ISTOCK

5. Probióticos

Una evaluación de 13 estudios encontró pruebas de que los probióticos podrían reducir la cantidad y la duración de infecciones de las vías respiratorias altas, como las del resfriado común, pero la evidencia no fue sólida. Además, la información sobre su inocuidad a largo plazo es limitada y se registraron algunos casos con graves efectos secundarios.

Beneficios saludables de los probióticos

6. Irrigación nasal

La irrigación nasal con solución salina (o lavado de la nariz y los senos nasales con una solución de agua y sal) se emplea para aliviar la congestión causada por alergias o resfriados, aunque las pruebas de su efectividad son escasas. Esto se debe a que los estudios relacionados con esta técnica fueron a escalas muy pequeñas como para que los investigadores lleguen a conclusiones definitivas.

7. Zinc
Foto: ISTOCK

7. Zinc

Las pastillas de zinc tal vez reduzcan la duración de los síntomas que afectan a la garganta, al igual que la duración de otros síntomas como el goteo nasal y los estornudos. Es posible que prevenga los resfriados en los niños, pero los resultados de las investigaciones aún no son concluyentes.

La relación entre hipertensión y zinc

Posibles riesgos

El uso de productos de zinc de forma intranasal, como geles o hisopos nasales, puede provocar la pérdida del sentido del olfato con efecto prolongado y tal vez permanente. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) no advirtió que se dejaran de emplear varios de estos productos, que se venden como remedios para los resfriados.

8. Vitamina C
Foto: ISTOCK

8. Vitamina C

La mayoría de los ensayos que estudiaron los efectos de la vitamina C sobre los resfriados determinaron que su consumo no los previene y sólo reduce su duración levemente. Pero en las personas con estrés extremo, sí reduciría la incidencia de esta enfermedad. Pero cuidado, si se toma en concentraciones muy elevadas puede causar diarrea, náuseas y cólicos estomacales.

El fruto con más vitamina C

La mejor opción

Algunas hierbas medicinales, como la baya del saúco o té verde, también se investigaron como posibles remedios para prevenir o aliviar la gripe y el resfriado. Sin embargo, no hay suficientes pruebas que demuestren su utilidad. La autoridades de salud son contundentes al momento de identificar la mejor opción para protegerse de la gripe: recibir la vacuna cada año.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral, Departamento de Agricultura de EE. UU., Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión