Qué debes comer y qué no si tienes gastritis

Una inflamación crónica
Foto: ISTOCK

Una inflamación crónica

Es una inflamación que se presenta en la mucosa o revestimiento gástrico y se origina cuando existe una gran cantidad de ácido clorhídrico que cual inflama el recubrimiento interno del estómago (mucosa gástrica). Puede convertirse en crónica si no se trata a tiempo y llegar a ser muy dolorosa e insoportable.

Remedios para aliviar el dolor

Causas más frecuentes

Una de las causas más frecuentes de la gastritis es la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori que se trasmite de persona a persona. En países desarrollados esta bacteria podría infectar al 50% de la población, aunque solo el 15% de ellos desarrollan la enfermedad, lo que hace ver que está muy influenciada por factores genéticos o ambientales (la comida, el hábito de fumar, etc.).

Remedios caseros

Otras razones

La gastritis también puede potenciarse al tomar de manera continuada determinados medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno. Consumir demasiado alcohol. Trastornos autoinmunes como la anemia perniciosa. El estrés o la ansiedad elevada, ya que aumenta los ácidos gástricos y provoca lo que se denomina gastritis nerviosa. El abuso de comidas copiosas, muy pesadas o picantes. Las infecciones alimentarias. El tabaco.

Lo que destruye el alcohol

Dolor y reflujo

La gastritis es más propensa en mujeres que en hombres, además se presenta con más frecuencia de los 20 a los 54 años de edad. Genera dolor estomacal, reflujo e indigestión; y los principales síntomas son: sensación de vacío, hueco en la boca del estómago, ardor que quema el esófago, náuseas, vómito o sensación de plenitud inmediata o tardía.

La menta calma

Lo que sí y lo que no

Los pacientes que padecen gastritis deben seguir una dieta más que especial y cuidarse mucho en las comidas, ya que hay alimentos que provocan irritación de las mucosas o empeoran los síntomas, mientras que hay otros que pueden ayudar a controlar el malestar.

Analgésicos naturales
Lo que debes evitar
Foto: ISTOCK

Lo que debes evitar

Bebidas alcohólicas y refrescos. El alcohol, el gas y el azúcar de estas bebidas son malas para la salud en general, pero sobre todo para los malestares estomacales. Irritan el revestimiento mucoso del estómago y provocan inflamación, además de agravar el cuadro.

Cuando el alcohol es un problema
Café y té
Foto: ISTOCK

Café y té

El primero se debe consumir aún menos que el segundo. Ambas bebidas tienen compuestos similares que empeoran los síntomas. Si tienes gastritis, sería bueno que te alejaras del café después del almuerzo, en la oficina, o del té por las noches.

Alcohol vs café

Tomates

Es verdad que este fruto tiene muchas propiedades para tu salud, pero el problema radica en que es bastante ácido. Las salsas de tomate son un gran enemigo de la gastritis, sobre todo si han sido muy condimentadas y peor aún, si son picantes.

Previene el cáncer
Cítricos
Foto: ISTOCK

Cítricos

La naranja, el limón o la piña (entre otros) son perfectos para la salud porque aportan una buena cantidad de vitamina C que previene enfermedades virales como el resfriado. Sin embargo, si sufres de malestares gástricos, te aconsejamos que no los consumas al menos hasta que el revestimiento estomacal se recupere.

Razones para comerlos

Lácteos

Todos en general y la leche sola en particular. Los quesos, la mantequilla y el yogur suelen incluir ingredientes muy fuertes y fermentados que no ayudan para nada a los problemas gástricos. Por lo tanto, si los quieres consumir es preferible que sean desnatados o bajos en grasa. Las porciones deberían ser lo más pequeñas posible.

¿Quién necesita tomar leche?
Carnes y embutidos
Foto: ISTOCK

Carnes y embutidos

Los cortes de carne con mucha grasa y fibra (conejo, embutidos, vísceras, etc.) irritan demasiado la mucosa estomacal como para incluirlos en la dieta. Tampoco sería bueno que consumieses pescados en conserva, carne en escabeche o huevos duros.

Verduras flatulentas

Con estos vegetales ocurre algo similar a lo que con las harinas. A algunos las crucíferas les caen mal y a otros no. En todo caso, presta atención a los efectos que tienen en tu estómago las siguientes hortalizas: Col, coliflor, col de Bruselas, alcachofa, cebolla, pimiento.

Poder antienvejecimiento

Lo que sí puedes

Carnes con poca grasa, pescados azules, huevos revueltos o escalfados, arroz, patatas, frutas frescas y verduras cocidas, caldos naturales, lácteos desnatados, gelatina

Otras recomendaciones

Intenta comer de manera fraccionada unas 4-5 veces al día. No hagas comidas copiosas ya que esto hará que tengas digestiones lentas y pesadas haciendo que tu estómago deba trabajar más. Tómate tu tiempo para comer. Come lento y mastica bien todos los alimentos.

Fuentes consultadas

Academia Americana de Médicos de Familia Biblioteca Nacional de Medicina Institutos Nacionales de Salud Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales

Comparte tu opinión