5 órganos que destruye el exceso de alcohol

Beber alcohol de forma responsable y con moderación, puede derivar en modestos beneficios para la salud. Pero lamentablemente, las copas de más ocasionan graves daños a 5 órganos vitales del cuerpo. Mira lo que sucede con el exceso.

Foto: SHUTTERSTOCK

El incremento de la concentración de alcohol en la sangre pueden comenzar 10 minutos después del primer sorbo, según informa el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo.

La evidencia científica sugiere que el consumo excesivo de alcohol puede conducir a diferentes tipos de cáncer incluyendo el de boca, esófago, garganta, hígado y mama. En líneas generales, los ógranos más afectados son los que detallamos a continuación…

Foto: SHUTTERSTOCK

Corazón

Un nuevo estudio del Colegio Americano de Cardiología sugiere que las personas que abusan del alcohol también aumentan su riesgo de sufrir tres afecciones cardíacas: fibrilación auricular, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca congestiva.

"Encontramos que incluso si una persona no tiene factores de riesgo subyacentes, el abuso del alcohol aumenta el riesgo de sufrir estas afecciones cardíacas" comentó el investigador principal, el Dr. Gregory Marcus, de la Universidad de California en San Francisco.

Cerebro

Las copas con amigos o en las fiestas forman una costumbre muy arraigada y provocan euforia. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) casi 1 de cada 3 adultos consume alcohol en exceso, y la mayoría lo hace en forma de atracón y en múltiples ocasiones.

Cerebro
Foto: SHUTTERSTOCK

Sin embargo, el daño prolongado a los neurotransmisores del cerebro puede resultar en cambios de comportamiento y de humor, y a medida que las personas envejecen, el consumo empedernido de alcohol puede alterar funciones cerebrales clave como la memoria, la atención y el aprendizaje, halló la Universidad de Florida, en EE.UU.

Hígado

La cirrosis, una afección en la que el hígado se deteriora lentamente y funciona mal, afecta a más de 2 millones de personas en EE.UU. y la causa más común es el consumo abundante de alcohol.

La cirrosis hepática es la 12ª causa de muerte en EE.UU. La cantidad de alcohol necesaria para provocar daño hepático varía mucho de una persona a otra. En las mujeres, consumir de 2 a 3 copas por día y en el caso de los hombres, de 3 a 4 copas por día, puede provocar daño hepático y cirrosis.

Foto: SHUTTERSTOCK

Páncreas

Beber mucho alcohol puede provocar acumulación de enzimas en el páncreas, lo que causará una inflamación también conocida como pancreatitis.

La pancreatitis provoca dolor abdominal, náuseas o vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca, diarrea y fiebre o pancreatitis crónica, que lentamente deteriora el páncreas, dando lugar a la diabetes e incluso, a la muerte. Fuente: NIH.

Riñones

Debido al efecto diurético que el alcohol tiene en el aumento de la cantidad de orina que produce el cuerpo, los riñones no son capaces de hacer su trabajo normal de regular el flujo y la asimilación de los fluidos corporales, incluyendo la distribución del sodio y el potasio.

Comparte tu opinión