Conoce las señales de la depresión postparto

Foto: ISTOCK

La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después de dar a luz. Los sentimientos de tristeza y ansiedad pueden ser extremos e incluso pueden afectar la capacidad de una mujer de cuidarse a sí misma o a su familia. Se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde, aunque la mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto.

La mejor forma de superar la tristeza

No es algo que haces o dejas de hacer

La depresión posparto no tiene una sola causa, es consecuencia de una combinación de factores físicos y emocionales. La depresión posparto no ocurre por algo que una madre hace o deja de hacer. Después de dar a luz, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente. Esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo.

¿Cómo prevenir la depresión?

Casi 15%

En el caso de la depresión posparto, los sentimientos de tristeza y ansiedad pueden ser extremos. La depresión posparto ocurre en casi el 15 por ciento de los partos y puede comenzar un poco antes o en cualquier momento después de que nazca el bebé, pero generalmente comienza entre una semana y un mes después del parto

¿Ansiedad? ¿Cuándo pedir ayuda?
Poco descanso y falta de sueño
Foto: ISTOCK

Poco descanso y falta de sueño

Muchas mujeres no pueden descansar tanto como deberían para recuperarse del parto. La falta constante de sueño puede generar incomodidad física y agotamiento, factores que pueden contribuir a los síntomas de la depresión posparto. Los cambios en el cuerpo a raíz del embarazo y el parto; en las relaciones laborales y sociales, el poco tiempo y libertad para sí misma y las preocupaciones por la idea de ser una buena madre, también afectan.

10 alimentos que te impiden dormir

Otros desencadenantes

Las probabilidades de experimentar depresión posparto aumentan si tienes menos de 20 años. Si consumes alcohol, sustancias ilegales o fumas (también ocasionan riesgos serios para la salud del bebé). No planeaste el embarazo o tuviste sentimientos contradictorios acerca de este.

Antecedentes y contexto pesan
Foto: ISTOCK

Antecedentes y contexto pesan

Debes cuidarte si antes de salir embarazada tuviste depresión, o algún diagnóstico de trastorno bipolar, ansiedad. Viviste un hecho estresante durante el embarazo o el parto, por ejemplo, una enfermedad, muerte o padecimiento de un ser querido, un parto difícil o de emergencia, un parto prematuro o una enfermedad o anomalía congénita en el bebé. Tienes un familiar cercano que haya experimentado depresión o ansiedad.

Alimentos ´para calmar la ansiedad

Del llanto al malhumor

Algunos de los síntomas más comunes que se pueden experimentar con la depresión postparto son: tristeza, desesperanza. Te sientes vacía o abrumada. Lloras más frecuentemente de lo normal o sin motivo aparente. Te preocupas en exceso o estás ansiosa. Estás malhumorada, irritable o inquieta, Duermes en exceso o no puedes dormir, incluso cuando el bebé duerme.

Dolores y poco interés

Tienes problemas para concentrarte, recordar detalles y tomar decisiones. Sientes enojo o furia. Pierdes el interés en las actividades que te resultaban agradables. Padeces dolores y molestias físicas, como dolores de cabeza frecuentes, problemas estomacales y dolor muscular. Comes demasiado o muy poco. Te aíslas de amigos y familiares.

Técnicas no invasivas para aliviarlo
Poca vinculación con el bebé
Foto: ISTOCK

Poca vinculación con el bebé

Los síntomas de depresión posparto también incluyen problemas para crear un vínculo emocional con tu bebé. Dudas constantemente de tu capacidad para cuidar al bebé e incluso piensas en hacerle daño (aunque estos sentimientos son aterradores, casi nunca se materializan). También pasas de preocuparte intensamente por el bebé a no tener poco interés en él.

¿Cómo calmar su llanto?

Acudir al médico

Una mujer que padece de los síntomas de depresión postparto debe consultar inmediatamente con un médico para que haga el diagnóstico. Dado que los síntomas son amplios y pueden variar de una mujer a otra, el proveedor de atención médica puede ayudar a determinar si se deben a una depresión postparto o a algún otro factor.

Terapia y medicamentos

Una vez que se diagnostica la depresión postparto se determinará si es necesaria psicoterapia o medicamentos. La terapia consiste en hablar de manera individual con un profesional de la salud mental (un consejero, terapeuta, psicólogo, psiquiatra o trabajador social). Los medicamentos antidepresivos actúan sobre las sustancias químicas del cerebro que intervienen en la regulación del estado de ánimo. Muchos demoran unas semanas en ser eficaces.

Pide ayuda
Foto: ISTOCK

Pide ayuda

Solicita ayuda a tu pareja, la familia y amigos con las necesidades del bebé. No escondas tus sentimientos y habla acerca de ellos. No hagas ningún tipo de cambio importante en tu vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz. No intentes hacer demasiado o ser perfecta. Aparta tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo sola con tu pareja. Descansa lo más que puedas. Duerme cuando el bebé duerma. Habla con otras madres

Fuentes consultadas
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas

Institutos Nacionales de la Salud Instituto Nacional de la Salud Mental Biblioteca Nacional de Medicina Asociación Estadounidense de Psiquiatría

Comparte tu opinión