Cómo evitar una intoxicación alimentaria

Bacterias, parásitos o virus
Foto: ISTOCK

Bacterias, parásitos o virus

Las intoxicaciones por alimentos son infecciones o irritaciones del tracto gastrointestinal causadas por alimentos o bebidas que contienen una bacteria dañina, parásitos, virus o químicos. El tracto gastrointestinal es una serie de órganos huecos que se unen en un tubo largo y enrollado desde la boca hasta el ano.

Paràsitos intestinales

Agudas y súbitas

La mayoría de las intoxicaciones por alimentos son agudas, esto significa que se producen súbitamente y duran un corto tiempo, y la mayoría de la gente se recupera por sí sola, sin tratamiento. Los síntomas comunes de la intoxicación por alimentos incluyen vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre y escalofríos.

Las infecciones más comunes
Un desafío para la salud pública
Foto: ISTOCK

Un desafío para la salud pública

Las enfermedades que se transmiten por los alimentos son un desafío permanente de la salud pública. Se producen por comer alimentos contaminados y los síntomas usualmente comienzan desde minutos hasta semanas después de la ingesta. A veces la gente no se da cuenta que la enfermedad es causada por bacterias u otros organismos patógenos porque los síntomas, náuseas, vómitos, diarrea o fiebre, son parecidos a los de la influenza o gripe.

Remedios para el dolor de estómago
Contaminación o manipulación
Foto: ISTOCK

Contaminación o manipulación

La intoxicación por alimentos puede llegar a ser mortal, si no se atiende a tiempo. A veces se produce por alimentos con bacterias, y otras por la persona que los manipula. En el mundo, una de cada 10 personas enferma cada año por ingestión de alimentos contaminados, causan un estimado de 48 millones de enfermedades y 3 mil muertes cada año en Estados Unidos. Según la OMS, 420 mil mueren anualmente como consecuencia de intoxicaciones.

Cuidados en las viandas escolares

Riesgos de la comida para llevar

El riesgo que acarrea ingerir una comida contaminada depende del tipo de alimento, la temperatura y la persona que la ha manipulado. Las posibilidades de enfermarse aumentan cuando se compran alimentos que son preparados por otra persona y a veces no tienen el mínimo de medidas de sanidad para cocinarlos.

Aumentan dolencias cardiovasculares
Comida recalentada
Foto: ISTOCK

Comida recalentada

Expertos advierten que recalentar de manera inadecuada los alimentos puede provocar que se generen bacterias que pueden llevar a una intoxicación en quien los consume. La comida debe calentarse correctamente para evitar que las bacterias proliferen, porque es muy complicado darse cuenta de que un alimento está en mal estado, y no es hasta que te dan los síntomas que te percatas de ello.

200 enfermedades asociadas

Según la OMS se pueden contraer alrededor de 200 enfermedades, desde diarrea a cáncer, por comer alimentos insalubres que estén contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas. Otras de las dolencias más comunes son botulismo, salmonella y gastroenterits.

Bacterias y asma
Los desencadenantes
Foto: ISTOCK

Los desencadenantes

Los alimentos de mayor riesgo son el huevo, la carne y el pescado sobre todo cuando no están bien cocidos. Es recomendable que, al comprar alimentos preparados, se verifique que el establecimiento donde se compró tenga un manejo adecuado de los alimentos, como observar que la persona que los prepara se lave las manos antes y después de manipularlos.

Los riesgos de la carne roja

Cuidados en la casa

En casa se debe tener precaución con los utensilios de cocina, como las tablas para picar que son de madera, porque guardan las bacterias de los jugos de la carne. De allí que sea más recomendable usar tablas de plástico y sobre todo no combinarlas. También se deben mantener los alimentos en el refrigerador, algunos incluso se tienen que congelar.

Medidas adicionales
Foto: ISTOCK

Medidas adicionales

Lávate cuidadosamente las manos con frecuencia y siempre antes de cocinar o limpiar. Lávalas siempre de nuevo después de tocar carne cruda. Limpia los platos y utensilios que hayan tenido algún contacto con carne de res, carne de aves, pescado o huevos crudos.

Lávate las manos

Ojo con las etiquetas

Cocina la carne de res, el pollo y el pescado a temperaturas adecuadas. No coloques carne ni pescado cocidos de nuevo en el mismo plato o recipiente en donde estaba la carne cruda, a menos que dicho recipiente haya sido lavado muy bien. Refrigera cualquier alimento perecedero o sobras dentro de un período de 2 horas. No utilices alimentos vencidos, alimentos empacados con el sello roto ni latas que tengan protuberancias o muescas.

Algunas engañan

No te automediques

Especialistas advierten que en caso de presentar algún síntoma evites la automedicación, además debes mantenerte bien hidratado y en caso de que los síntomas no cedan en tres días, debes acudir al médico. En el caso de niños, población geriátrica y mujeres embarazadas, deben tomarse medidas adicionales porque el riesgo de intoxicación es aún mayor en ellos.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina Institutos Nacionales de la Salud Departamento de Salud y Servicios Humanos. Departamento de Agricultura de Estados Unidos Academia Americana de Médicos de Familia Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

Comparte tu opinión