Dieta Macrobiótica

Dieta Macrobiótica

¿Qué es?:

La dieta macrobiótica es muy popular porque resalta el vegetarianismo y los alimentos de productos integrales y saludables. Aquellos que están a favor de esta dieta proponen un enfoque flexible que incluye el consumo de productos lácteos, pescados u otros alimentos según sea necesario.

La palabra “macrobiótica" deriva de la palabra griega “macro”, que significa “grand” y “bios” que significa “vida” El término “macrobiótica” se basa en la idea de funcionar con el orden natural de la vida. Los filósofos y físicos de diversas partes del mundo han usado este término para describir la vida en harmonía con la naturaleza y la alimentación con una dieta simple y equilibrada para vivir una vida activa hasta la ancianidad.

Las personas usan la dieta macrobiótica para tratar la inflamación de las articulaciones (bursitis), cáncer, cáncer de colon, cardiopatia, diabetes, inflamación o infección de las vías digestivas, endometriosis, cálculos biliares, desequilibrio hormonal, colesterol alto, hipertensión arterial, cálculos renales, síntomas menopáusicos, trastornos metabólicos, obesidad, síndrome premenstrual (SPM), tendinitis.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Función mental. Cierta investigación preliminar sugiere que la ingesta de una dieta macrobiótica podría conducir a niveles más bajos de inteligencia que con una dieta que incluye la carne. La dieta macrobiótica también parece estar vinculada con un mayor riesgo de carencia de vitamina B12, lo que ha estado asociado con una menor función mental. Sin embargo, otra investigación sugiere que la dieta macrobiótica no limita el desarrollo mental en niños.
  • Colesterol alto. La investigación preliminar sugiere que una dieta macrobiótica podría disminuir los niveles de colesterol total y mejorar la tasa del colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL o colesterol “bueno") en los hombres.
  • Obesidad. Cierta investigación sugiere que la dieta macrobiótica podría ayudar a los niños en edad preescolar a perder peso.
  • Inflamación de las articulaciones (bursitis).
  • Cáncer.
  • Cáncer de colon.
  • Diabetes.
  • Inflamación o infección de las vías digestivas.
  • Endometriosis.
  • Cálculos biliares.
  • Cardiopatía.
  • Desequilibrio hormonal.
  • Hipertensión arterial.
  • Cálculos renales.
  • Síntomas menopáusicos.
  • Trastornos metabólicos.
  • Síndrome premenstrual (SPM).
  • Tendinitis.
  • Otras condiciones.
Se necesita más evidencia para evaluar la efectividad del masaje para estos usos.

¿Cómo funciona?:

Como base de la dieta macrobiótica yace el concepto del yin y yang. El Yin y el yang son dos principios que se complementan según la filosofía china de Taoist. El Yin representa la expansión, el positivismo y la pasividad. El Yang representa la introversión, el calor y la agresividad. En la perspectiva macrobiótica, las fuerzas del yin y del yang deben mantenerse equilibradas para lograr una buena salud. Los principios macrobióticos también incluyen la manera en la que se preparan y se comen los alimentos.

Los alimentos se clasifican en categorías de yin y yang según sus propiedades y efectos en el cuerpo. Los gustos de los alimentos, como ácido o dulce, determinan la calidad de la combinación de los mismos. Los grupos de alimentos que tienen las menores cualidades del yin y yang, que son los granos y vegetales, se destacan en la macrobiótica. Se cree que la ingesta de estos alimentos ayuda a lograr un mejor equilibrio del orden natural de la vida. Se evitan los alimentos considerados extremadamente yin o yang. Se planea la combinación de los alimentos para equilibrar los sabores.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La dieta macrobiótica es POSIBLEMENTE SEGURA cuando se incluyen productos lácteos, pescado y suplementos nutricionales. Sin embargo cierta investigación muestra que la ingesta de una dieta macrobiótica podría aumentar el riesgo de sufrir ciertas carencias nutricionales cuando se la consume sin estos alimentos.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si es seguro consumir la dieta macrobiótica durante el embarazo o la lactancia. Sea precavido y evite su consumo.

Niños: La dieta macrobiótica es POSIBLEMENTE SEGURA en bebés, niños y adolescentes sin la guía de un profesional de la salud o el suplemento apropiado. Se han informado carencias nutricionales, principalmente de vitamina B12 y hierro.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

El uso apropiado o seguro de la dieta macrobiótica depende de varios factores como la condición que la persona está tratando o de la persona que administra el tratamiento. Asegúrese de consultar con un profesional médico u otro proveedor de la salud antes de usar este tratamiento.

Otros nombres:

Macrobiótica, Macrobiotismo, Zen macrobiótico.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión