Cuánto tiempo necesitas pasar al aire libre para mejorar tu salud

Cuánto tiempo necesitas pasar al aire libre para mejorar tu salud
| Foto: ISTOCK

Para no perder de vista los beneficios que los espacios verdes pueden ofrecernos, un grupo de investigadores analizó cuanto tiempo sería necesario pasar en parques, bosques o playas para mejorar nuestra salud general ¿El precio? Solo 2 horas semanalmente.

No es la primera vez que los científicos deciden estudiar los beneficios de la naturaleza para nuestra salud. En 2014 un estudio de la Universidad de Colorado mostró que los niños que jugaban en patios escolares con un hábitat natural y no sólo asfalto, tenían menores niveles de estrés y falta de atención.

Otra investigación de la Escuela de Enfermería y Medicina de la Universidad Johns Hopkins señaló que los niños con asma que viven en ciudades tienden a experimentar menos síntomas si están cerca de un parque.

Uno de los trabajos más reciente, publicado en Journal of the American Heart Association, observó que las personas que vivían en vecindarios con mayor cantidad de vegetación tendían a presentar mejores índices de salud que aquellos que no se encontraban en esas condiciones.

Si bien toda esta evidencia refuerza los beneficios de la naturaleza, aún no se señalaba cuál era la cantidad de tiempo necesaria para gozar de estos. El nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido y la Universidad de Uppsala, en Suecia, parece solucionar ese interrogante.

Con el objetivo de "comprender mejor las relaciones entre el tiempo que pasamos en la naturaleza por semana, la salud autoinformada y el bienestar subjetivo", recolectaron información de encuestas y calcularon que sería necesario pasar al menos 2 horas semanales en la naturaleza para mostrar mejoras en el bienestar general. Sus hallazgos se publicaron en Scientific Reports.

Ventajas de la naturaleza

Para su trabajo los investigadores recolectaron datos mediante entrevistas a más de 20,000 participantes. Estos fueron consultados sobre su edad, cantidad promedio de ejercicio que realizaban, el estado de la relación con sus parejas, si poseían mascotas, cómo se sentían de salud, si se encontraban satisfechos con su vida y cuánto contacto tuvieron en la última semana con la naturaleza.

La pregunta final hacía referencia a parques, canales y áreas naturales, como costas, playas, campos, zonas de cultivo, bosques, ríos y colinas. Sin embargo, no contemplaba como naturaleza a los viajes para realizar las compras diarias o a los trabajos en el jardín.

Teniendo en cuenta la frecuencia y duración de cada visita, los investigadores extrapolaron la exposición semanal promedio de los participantes a la naturaleza.

Encontraron que no hubo beneficios significativos para la salud o el bienestar autoinformados hasta que los participantes alcanzaron un promedio de 2 horas semanales.

"Esperamos que dos horas a la semana sea un objetivo realista para muchas personas, especialmente dado que puede extenderse durante toda una semana para obtener el beneficio", señaló el Dr. Mathew P. White, director del estudio.

Debido los resultados encontrados el equipo espera que los funcionarios de salud pública puedan usar pronto estas evidencias para informar nuevas políticas. Otro de los autores, Terry Hartig, explicó "Hay muchas razones por las que pasar tiempo en la naturaleza puede ser bueno para la salud y el bienestar, como tener una perspectiva de las circunstancias de la vida, reducir el estrés y disfrutar de un tiempo de calidad con amigos y familiares".

Y agregó "Los hallazgos actuales ofrecen un valioso apoyo a los profesionales de la salud para hacer recomendaciones sobre cómo pasar tiempo en la naturaleza para promover la salud y el bienestar básicos, similares a las pautas para la actividad física semanal".

Sin embargo, los autores advirtieron que su trabajo presentó algunas limitaciones, por ejemplo, preguntaron por una sola visita seleccionada al azar en la semana anterior.

También señalaron que la memoria humana no es perfecta y que a la hora de determinar la cantidad de tiempo que pasaron en el exterior, los voluntarios tienden a redondear en lugar de ser específicos.

A pesar de estas pendientes, creen que los resultados de su trabajo aportan más respaldo a las crecientes evidencias que demuestran los beneficios que podemos conseguir despejándonos un tiempo en la naturaleza.

Más información sobre espacios verdes:

Comparte tu opinión