Pasar tiempo al aire libre puede mantenerte lejos del doctor

Pasar tiempo al aire libre puede mantenerte lejos del doctor
La naturaleza actúa como una gran protectora de la salud. | Foto: GETTY IMAGES

El contacto con la naturaleza tiene muchos beneficios para la salud. Los espacios verdes se han relacionado con ayudar a dormir mejor, prevenir las enfermedades cardíacas y mejorar la salud mental y visual. 

Pero ahora, un nuevo estudio revela que estar al aire libre reduce también el riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, muerte prematura, parto prematuro, estrés y presión arterial alta. 

La gente que pasa más tiempo en los parques o cualquier lugar “verde” tiene más probabilidades de presentar una buena salud general, de acuerdo con datos globales donde se analizaron a más de 290 millones de personas.

El estudio se conoce justo en una temporada de clima agradable para pasar tiempo de calidad en los parques y las playas. “Pasar tiempo en la naturaleza ciertamente nos hace sentir más saludables, pero hasta ahora el impacto en nuestro bienestar a largo plazo, no se había explicado completamente dijo la autora principal, Caoimhe Twohig-Bennett, de la Escuela de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra. 

Un mega estudio revelador

El equipo de investigación estudió datos de 20 países, entre ellos el Reino Unido, EE. UU., España, Francia, Alemania, Australia y Japón, donde el Shinrin yoku o "baño en el bosque" ya es una práctica popular.

"Recopilamos evidencia de más de 140 estudios que involucraron a más de 290 millones de personas para ver si la naturaleza realmente proporciona un impulso a la salud".

El "espacio verde" fue definido como un terreno abierto y sin urbanizar con vegetación natural, así como espacios verdes urbanos, que incluían parques y zonas verdes de las calles.

El equipo analizó la salud de las personas con poco acceso a espacios verdes y la comparó con la de las personas con más exposición.

La naturaleza te protege

"Descubrimos que pasar tiempo en espacios verdes naturales o vivir cerca de ellos se asocia con diversos y significativos beneficios para la salud. Reduce el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, muerte prematura y parto prematuro, y aumenta la duración del sueño” dijo Twohig-Bennett. 

"Las personas que viven más cerca de la naturaleza también tienen menos presión arterial diastólica, frecuencia cardíaca y estrés. De hecho, una de las cosas realmente interesantes que encontramos es que la exposición al espacio verde reduce significativamente los niveles de cortisol salival en las personas, un marcador fisiológico del estrés” agregó la líder de la investigación. Y enfatizó que esto es especialmente importante, ya que se pierden muchos días laborales por ansiedad, estrés y depresión

Al tratar de explicar las razones de los beneficios que aporta la naturaleza, la experta cree que "Las personas que están en contacto con los espacios verdes probablemente tengan más oportunidades para la actividad física y la socialización. Mientras tanto, la exposición a una variedad diversa de bacterias presentes en áreas naturales, también puede tener beneficios para el sistema inmune y reducir la inflamación”.

El coautor del estudio -publicado en Environmental Research- Profesor Andy Jones, también de la UEA, dijo: "A menudo buscamos medicamentos cuando no estamos bien, pero la exposición a ambientes que promueven la salud es cada vez más reconocida como prevención y ayuda para el tratamiento de enfermedades. Nuestro estudio muestra que el tamaño de estos beneficios puede ser suficiente para tener un impacto clínico significativo".

Los científicos desean que tanto la gente como los médicos y las autoridades, comprendan la importancia del contacto con la naturaleza. "Esperamos que esta investigación inspire a la gente a salir más afuera y experimentar los beneficios para la salud por sí mismos. Anhelamos que nuestros resultados alienten a los diseñadores de políticas y urbanistas a invertir en la creación, regeneración y mantenimiento de parques y áreas verdes, particularmente en áreas residenciales urbanas y comunidades desfavorecidas que podrían beneficiarse al máximo" concluyó Twohig-Bennett.

Más para leer sobre el contacto con la naturaleza

Comparte tu opinión